Cláusulas leoninas

Las cláusulas leoninas se darán por no puestas, así de contundente rezaba un aforismo jurídico que se estudiaba en derecho civil al tratar de las obligaciones y contratos. La frase es de las que se te quedan grabadas y te vienen a la memoria a veces como cuando ocurre algo como lo del otro día, que un determinado colectivo ha criticado la donación hecha por Amancio Ortega de una cantidad grande de dinero a la seguridad social para modernizar material sanitario empleado en la lucha contra el cáncer, …. se darán por no puestas, no cabe otro comentario ante la estulticia. En realidad, esta entrada del blog la iba a llamar por delante y por detrás, pero no he resistido la tentación de aportar un grano de arena a dos noticias de actualidad en las redes, una la ya mencionada de la crítica al patrón de ZARA, otra la de la valentía de Ignacio Echevarría, asesinado en Londres por defender a una mujer del ataque salvaje de unos terroristas, ambas muestran hoy las dos caras de la moneda, la ruindad y la nobleza. La intención original, como les decía, era hablar de las espaldas.

¿Por qué me empujas? Nunca me toques la espalda de esa manera, la espalda es el miedo, el miedo al fantasma, a la traición, al sexo violento. La espalda es la mujer espantada que todos llevamos dentro.

Me interesé por el tema de la espalda, de la espalda de la mujer en concreto,  leyendo un artículo sobre el japonismo, ya saben, les hablé en el post Shunga y Manga (春画) (漫画) sobre esta corriente de la moda apasionada por todo lo que venía del Japón que, a finales del siglo XIX y los primeros años del XX,  alcanzó cotas inimaginables en Francia y sobre todo en Gran Bretaña, mientras España vivía convulsa en su realidad política, totalmente dentro del Modernismo.  Se hacían en el referido artículo unos comentarios muy interesantes sobre la nuca de la mujer, de la que se decía que, en la cultura oriental, sobre todo en Japón, la nuca de la mujer era para ellos una de las partes más eróticas del cuerpo femenino, comparable a la sensualidad del escote, por ejemplo, en la cultura occidental. Hay quien dice que esta obsesión por la nuca de la mujer es porque los niños japoneses tradicionalmente pasaban más tiempo en las espaldas de sus madres que mamando de sus pechos.

nuca geishaSi nos fijamos en el típico maquillaje de pasta blanco de las geishas, que al parecer tiene su origen en la influencia de las cortesanas chinas, observaremos que se dejan una zona sin pintar, en forma de w en la nuca; cuando las mujeres japonesas visten kimono, su vestimenta tradicional, suelen recogerse el pelo, dejando por tanto la nuca al descubierto lo que llama más la atención sobre ella; podemos comprender por qué dejar sin pintar justamente esa parte del cuerpo, no sólo aumenta su sensualidad, sino que enfatiza el hecho de que debajo de ese maquillaje blanco, que casi parece una máscara, hay una mujer real y añade cierto toque de misterio a la geisha que aspira a tener la combinación perfecta de belleza erótica y elegancia artística. La razón por la que se decidió dar forma de w a la zona de la nuca sin pintar tampoco está clara, la explicación más popular es la que dice que recuerda la forma de los genitales femeninos, lo cual añadiría si cabe más atractivo a la zona.

Si el otro día comentaba la pintura de Gutierrez Solana, en concreto la tertulia del café del Pombo y resaltaba entre otras características la frontalidad y el hieratismo de las figuras así como la cantidad de materia que aparece en el cuadro, en la entrada de hoy les traigo a un pintor que, entre otras cosas presenta algunas características diametralmente opuestas pues en su obra aparece con mucha frecuencia solo una mujer de espaldas, y los espacios bastante vacíos, empujándonos al silencio y a la introspección.  haaammer

No es una novedad en la pintura el presentar la espalda de una mujer, baste con algunas imágenes como ejemplo de lo anterior

a la Venus en el espejo de Velázquez

la venus del espejo

y antes de ella The toilet of Venus de Rubens,

Peter_Paul_Rubens_-_The_toilet_of_Venus

a Ingres y su   bañista de Valpinçon

BAÑISTA DE VALPINÇON 1

 

al violín de Ingres que inspiró a Max Rain

el violín de ingres de max rain

a Goya, que vuelve la cabeza de la prometida del heredero porque aún no se conocía su identidad en la familia de Carlos IV

goya la familia de carlos iv

también a Caspar David Friedrich y los románticos, con su categoría recién estrenada de lo sublime,

 

a Toulouse Lautrec,

toulouse-lautrec

a Paul Delvaux,

paul delvaux

a Picasso con su desnudo azul,

desnudo azul picasso

y a Dalí y la mujer en la ventana,

mujer en la ventana

y mucho más modernos al rumano Dmitry Kalyuzhno

Lady with flowers by Dmitry Kalyuzhny (1975, Ukrainian)

al fotógrafo Bill Brandt

Bill Brandt. Girls looking out of the window (1939)

a Ferdinand Max Bredt

ferdinand max bredt turkish

a Ramón Casas

ramon casas

a las modelos de body art

body art

al anuncio del corte inglés en su 75 aniversario,

 

espaldas corty 75

sólo por citar algunas  imágenes conocidas en que la espalda adquiere la categoría de protagonista, pero entre ellos quiero destacar a un pintor danés poco conocido del gran público, pero de una gran sensibilidad, que quizás deba considerarse el pintor de los retratos de espaldas. Se trata del danés Hammershøi, coetáneo de Gutierrez Solana, aunque tan distante en su concepción de la pintura; al contemplar sus cuadros nos viene a la memoria la obra de Vermeer y los antiguos holandeses y también los interiores de Edward Hooper, es posible que entre los tres haya un camino a recorrer.

Vilhelm Hammershøi (1864-1916), nace, pinta y muere en Copenhague, tras una larga enfermedad, siempre en la misma ciudad.   Sus temas y paleta no logran navegar por las nuevas olas impresionistas, expresionistas, surrealistas, cubistas o metafísicas en ese comienzo del siglo XX, naufragando en esa Isla llamada Olvido durante casi 100 años. A pesar de todo, sus obras nos transmiten una preocupación por los mismos temas que interesaban a otros pintores europeos del momento: la figura aislada, los espacios vacíos, la ciudad abandonada. Hammershøi no estaba en absoluto aislado del movimiento pictórico europeo, ni era un autor desconocido para sus compañeros de profesión. Los ideales, los miedos y los deseos eran comunes. Se pueden establecer algunos puntos de coincidencia con la pintura simbolista, así como con la corriente existencialista, el interés por la existencia humana y la concepción de la pintura como algo más que una composición puramente narrativa.

El mismo manifiesta que lo que le hace elegir un motivo son las líneas, a las que le gusta llamar contenido arquitectónico de la imagen, la luz es también muy importante, pero siempre subordinada a las líneas que son las que tienen el mayor significado. La composición se realiza totalmente con ángulos rectos: las líneas de la silla, de los rodapiés, de la encimera, cuadriculan este elogio de la ausencia en sus interiores. Pintaba sobre lienzo empleando óleos de colores suaves y apagados en una limitada gama cromática –básicamente grises, ocres y marrones siempre desaturados–, y la fundamental presencia del blanco y de la luz.

4874385-vilhelm-hammershi-interir-strandgade-30-1901-fra-kataloget-tilhrer-niederschisches-landesmuseum-hannover

Prefirió composiciones naturalistas, con habitaciones escasamente amuebladas, que nos transmiten quietud y una introspectiva melancolía. Sus cuadros ofrecen una cierta vinculación en el tratamiento de la mujer –una figura sola, de pie o sentada– con la obra de Vermeer, ya que siempre estuvo fascinado por los artistas del Siglo de Oro holandés. Hammershøi repitió una y otra vez estas preferencias en sus trabajos junto con su gusto por el retrato de espaldas y los interiores, llegando a confeccionar más de 60 imágenes del apartamento donde vivió. La simplificación de muchos de sus Interiores, raya en la abstracción, con títulos como, Puertas blancas, Puertas abiertas o Las cuatro habitaciones.

Variaciones de un mismo motivo espacial básico en las que predominan los juegos geométricos de los cuarterones de las puertas, sus marcos, las mesas, las sillas, los cuadros, las molduras estucadas de la pared, una estufa y un cuenco.

hhamm 2er

Pero sería un completo error pensar que su pintura y sobre todo ese lienzo del retrato de espaldas es una alegoría a la soledad o a la tragedia humana ya que el verdadero tema central es tal vez la nuca, la parte del cuerpo más indecente en el imaginario oriental, como veíamos al principio de esta entrada. Así, esos escasos mechones sueltos, el desbotonado de la blusa que deja entrever la blancura de la espalda, en contrapunto con la copa en forma de flor colocada encima del mueble, constituyen los radicales antídotos a la tentación de una lectura simplemente puritana. En sus cuadros percibimos una quietud que llega a perturbar sin saber cómo, tal vez una explicación de este sobrecogimiento es debido a la inmovilidad de la obra, aunque vemos personas actuar dentro de ella, no percibimos siquiera el paso de una mosca.

hammerraamma

El mundo se detiene misteriosamente, un momento desolado en días sin esperanza como los presentados por Edward Hooper medio siglo después. Es sin duda un pintor complejo de situar, pues si bien la influencia de Vermeer y la Escuela de Delft es patente, y él mismo declaró sentirse mucho más atraído por el arte del pasado, es innegable lo rompedor de su pintura. Cuando lo comparamos con Matisse, por ejemplo, sus tonos apagados pueden resultarnos tradicionales, conservadores, pero no podemos si no pensar todo lo contrario cuando situamos sus obras al lado de las de Hopper o los Surrealistas. Podemos considerar su obra un puente entre la tradición y la vanguardia, rompiendo unos rasgos, pero conservando otros de la pintura tradicional.

Acabo de terminar la lectura de una novela histórica de Ildefonso Falcones, La mano de Fátima, que constituye, al igual que otros trabajos del mismo autor, un riguroso trabajo de documentación, en este caso sobre la revuelta de los moriscos de las Alpujarras en el reinado de Felipe II.

lamanodefatima1Se trata de la historia de un joven atrapado entre dos religiones y dos amores, en busca de su libertad y la de su pueblo, en la Andalucía del siglo XVI. 1568. En el agreste paisaje de las Alpujarras granadinas, los moriscos sobreviven gracias a su duro esfuerzo a pesar de los continuos obstáculos que les imponen los cristianos viejos. Obligados a venerar unos símbolos religiosos en los que no creen, su descontento crece hasta estallar en una revuelta cruel y sanguinaria. A mí me ha parecido interesante, sobre todo porque es un tema este de la sublevación de las Alpujarras sobre el que no había leído apenas nada y me ha ayudado a situarlo en  un marco histórico adecuado, comprendo que para aquellos lectores que busquen otras cosas, les pueda parecer larga o les falte esa garra que a veces buscamos en las novelas de entretenimiento, hace poco un amigo me preguntaba algo sobre los libros que aparecían en mis entradas, no le supe contestar en su momento que no cito todos los libros que leo, sólo algunos que me han parecido interesantes o que se relacionan con los temas de la entrada en la que los hago aparecer, en este caso, hay algunos pasajes íntimos que tienen que ver con la espalda de las mujeres y con el tratamiento de la sensualidad, del placer y del cortejo en las relaciones humanas tan distintas en las culturas oriental y occidental de la que somos receptores.

 

 

 

 

Tertulia de patata

Muchos de nosotros tenemos un concepto de las tertulias condicionado por lo que vemos en la televisión y efectivamente lo que cada día nos ofrecen  tantos programas en los que determinados personajes más o menos conocidos hablan, chillan, gesticulan y se enfrentan por cualquier motivo es una acepción del citado término, aunque en la mayoría de los casos el contenido nos parece insatisfactorio, bien sea por la falta de sustancia, por lo  predecible del ataque a determinada circunstancia de la actualidad o por la soberbia del moderador, presentador o como quiera llamársele al que oficia como director de orquesta, y no me estoy refiriendo sólo a los programas de cotilleo político o cardiovascular, que también y sobre todo, pero es que en los programas de corte cultural como los dedicados a comentar libros, películas y temas afines, los sátrapas se convierten en protagonistas del comentario gracias a un guión preparado y puntuado por un buen equipo que les hace esa encomiable labor, dejando sin embargo a los contertulios -muchos de ellos verdaderos conocedores de los temas tratados- sin el tiempo y la oportunidad de expresarse con amplitud y forzándoles a responder lacónicamente a unas cuestiones presentadas por el conductor, más o menos interesantes; esto es, desde luego, una opinión muy personal, admitiendo claro que haya honradas excepciones. En alguna entrada anterior he comentado que el conocido programa de televisión Sálvame que tiene tanta audiencia me recordaba el formato de la Commedia dell’Arte, salvando las distancias claro, y ya sé que alguno se va a escandalizar por esta comparación.

la comedia del arte

Pero hay, o, mejor dicho, había otro tipo de tertulias y esas son las que merecería la pena rescatar. No es añoranza del pasado, que está ya un poco lejos y muchos de nosotros apenas tuvimos tiempo de conocer,  sólo algunos recuerdos de juventud como aquellos en que mi amigo Julio y yo, al volver del colegio y cruzar el paseo de Recoletos desde la calle Villanueva hacia la de Bárbara de Braganza, casi todos los días veíamos sentado a Cesar Gonzalez-Ruano, con su café, su cuaderno y su pluma, sus bigotes, sus cejas de terciopelo y sus afeites, nos parecía un mariquita no sé por qué, teníamos 10 o 12 años y no sabíamos muy bien lo que era ser un mariquita pero nos lo parecía y nos daba miedo que nos sorprendiera atisbando por el ventanal del entonces conocido café TEIDE; ese es el recuerdo infantil que me queda de los escenarios en que tenían lugar esas famosas tertulias de escritores, intelectuales, artistas, …. sentados en algún famoso bar, café, botillería u otros tugurios. Del prolífico César González-Ruano apenas otros recuerdos posteriores que sus múltiples artículos en prensa, sus secretos del pasado filonazi y las críticas que recibió, fundadas o no, en uno de sus últimos artículos dicen que escribió: “morir no es otra cosa que ir perdiendo la costumbre de vivir”, y alguno de sus enemigos la transformó en esta otra: “morir es ir perdiendo el oficio de escribir”.

la tertulia del cafe de Pombo

La tertulia del Café de Pombo es la obra más emblemática de José Gutiérrez Solana, exponente de la gran afición de su autor a las reuniones de intelectuales, pintores, filósofos, periodistas, escritores, meritorios, médicos, escultores, toreros y demás fauna que se recogían allí, unos impartiendo doctrina y otros esperando la gloria; estas reuniones fueron habituales durante el primer tercio del pasado siglo en los más conocidos cafés madrileños: el de Fornos, el Nuevo Levante, el del Prado, el Gijón, el Parnasillo, el Novelty, La Ballena alegre, el Universal, el Candelas, y, sobre todo, el que da título al cuadro, el Pombo. Los protagonistas de la pintura son algunos de los más destacados de la época: Manuel Abril, Tomás Borrás, José Bergamín, José Cabrero, Ramón Gómez de la Serna, Mauricio Bacarisse, el propio Solana autorretratado, Pedro Emilio Coll y Salvador Bartolozzi. La pintura de Solana, que la pueden ustedes ver en el museo Reina Sofía de Madrid, presenta unas características muy peculiares, el claroscuro, la frontalidad y el hieratismo en el tratamiento de los personajes, así como la disposición de estos en semicírculo, rodeando a la figura central, el espejo que mezcla con su magia la realidad y la ficción haciendo que se confundan y el lenguaje de pelotón que consigue con el amontonamiento de materia, el dibujo remarcado y los tonos sombríos son sus señas de identidad en este popular retrato colectivo.

la tertulia del cafe de Levante

En estas tertulias se escuchaba con reverencia hablar a unos y a otros, más a los primeros que a los últimos; es famosa la anécdota atribuida a Pío Baroja en el Nuevo Café de Levante, dónde se reunía la flor y nata de la generación del 98 a instancias de Valle Inclán, en la que el novelista vasco, hablando de los españoles dijo de pronto: “La verdad es que en España hay siete clases de españoles… sí, como los siete pecados capitales. A saber: 1) los que no saben; 2) los que no quieren saber; 3) los que odian el saber; 4) los que sufren por no saber; 5) los que aparentan que saben; 6) los que triunfan sin saber, y 7) los que viven gracias a que los demás no saben.  Es fácil saber hoy a quién se refería, no ha cambiado tanto España en un siglo.

Todo este entremés viene a cuento de que hace unos meses, en una capilla que tenemos mi amigo el filósofo y yo rodeados de nuestros personajes, nos pusimos de acuerdo en resucitar una tertulia al viejo estilo, claro está que no somos artistas, ni intelectuales, ni toreros, y que de lo que más sabemos preferimos no hablar porque nos produce hastío, dicho sea esto sin acritud; somos un grupo reducido, contamos con los dos presocráticos, con pepe y su melancolía, con manuela, con la rusa, con un interventor, con la restauradora, con francesca della croce, con una especialista de género que nos puede machacar, con el alférez yago -que no puede hablar de milicia, por convenio- , con el hijo de noé, con un legitimario de una casa ducal y con algunos más que aparecen y desaparecen como el Guadiana; tenemos vistos dos locales alternativos, una librería en Alcalá de Henares que hay que comprobar por lo del aceite y un café en Madrid; pretendemos frecuentar todos los meses después del verano; admitimos sugerencias y/o participaciones esporádicas. El nombre que le he puesto, tertulia de patatas es un canto a la paridad, ya lo comentaré con más calma.

el hombre mediocre

Pero no os creáis que con los efluvios se me ha pasado la recomendación literaria para hoy, se trata de un libro muy antiguo, El hombre mediocre que trata sobre la naturaleza del hombre dividiéndolo en tres tipos de personalidades muy diferentes entre ellas, está escrito por José Ingenieros, un sociólogo y médico italiano-argentino y fue publicado en 1913. El autor era conocido por su positivismo y con este tratado se enfrentó a la rutina, a la hipocresía y a los valores morales típicos de la época, vamos nada nuevo. Es un libro interesante para los que les gusta la psicología y la sociología, ya que analiza en profundidad las características del ser humano y los papeles que los diferentes tipos de hombre han adoptado a lo largo de la cultura de la historia. Para hacer un análisis breve de El hombre mediocre hemos de tener en cuenta principalmente que en esta obra se analizan tres tipos de hombres: el hombre inferior, el hombre mediocre y el hombre idealista, según su historia, la cultura y la conducta que presenta frente a la sociedad en la que viven.

En una ocasión, hace muchos años, le estaba contando a una persona cuya opinión siempre ha significado mucho para mí, que a la Infantería se la conoce como el Arma combatiente que reúne un conjunto de capacidades medias, y entonces me soltó a bocajarro, o sea que sois unos mediocres, no?

CROQUETAS DE ARROZ

Hace unos pocos días, una amiga de face me preguntaba por sitios dónde sirvieran buenas croquetas, porque estaba confeccionando un mapa urbano de locales de tapas recomendados, le sugerí dos o tres sitios en Madrid y alguno de la sierra en los que he tomado algunas que me han dejado buen recuerdo, le dije que me gustaban sobre todo las de jamón y también las de en buena compañía, claro que ella me preguntaba por lugares y por eso no le hablé de las que hago yo de forma artesanal y apresurada a veces ante una eventualidad, las croquetas de arroz, les contaré la historia y la receta y con ello vuelvo a retomar la cocina con nombre de mujer que dejé aparcada hace unos cuantos meses, no lo sé muy bien, ni el porqué de este paréntesis, mejor no indagar.

mapa croquetas

mapa de las croquetas

Marta tiene la virtud de aparecer por sorpresa, inesperadamente. Cuando el timbre suena sabes que sólo existen tres opciones posibles: el portero, los testigos de Jehová o Marta. Porque hay días repletos de soberbia, días que traen mortales enemigos y otros que son los compinches de siempre, días hermanos que nos marcan la vida. Y cuando la esbelta silueta de Marta se dibuja en el alfeizar no te atreves a pronosticar como va a ser el día, pero tienes la certeza de que no será un día para olvidar, a pesar de tus temores. Tengo miedo de verte, necesidad de verte, esperanza de verte y desazones de verte. Marta llega para celebrar cualquier cosa contigo o para pedirte prestados cuatro metros de soga con los que ahorcarse. No puede ser un día cualquiera si la has encontrado a tu puerta. Tengo ganas de hallarte, preocupación de encontrarte, certidumbre de tenerte y dudas de compaginarte. Al margen de placer que significa compartir una noche con Marta, ella excita mi imaginación culinaria. No te da tiempo a preparar nada, aparece y, con aquello que siempre está en la cocina, he podido preparar algún plato sorprendente frente al cual oírla reír o llorar. El asombro es el efecto de la novedad sobre la ignorancia. Tengo urgencia de oírte, alegría de oírte, buena suerte de oírte y temores de oírte. Tal vez disfruto tanto de su compañía por lo mucho que nos parecemos. O sea, resumiendo, estoy jodido. Y radiante. Quizá más lo primero que lo segundo. Y también viceversa. O tal vez sea por nuestra coincidente pasión por Benedetti. Les invito a que hagamos, antes de continuar con la receta, una pequeña pausa en el poema de la mujer de los pies hermosos:

  La mujer que tiene los pies hermosos
nunca podrá ser fea,
mansa suele subirle la belleza
por tobillos, pantorrillas y muslos,
demorarse en el pubis
que siempre ha estado más allá de todo canon,
rodear el ombligo como a uno de esos timbres
que si se les presiona tocan para Elisa,
reivindicar los lúbricos pezones a la espera,
entreabrir los labios sin pronunciar saliva,
y dejarse querer por los ojos espejo,
la mujer que tiene los pies hermosos
sabe vagabundear por la tristeza.

———————————————–

Estos son los ingredientes: 200 gr. de arroz, 2 huevos duros, 2 cucharadas de perejil picado, 4 cucharadas soperas de queso emmental suizo rallado, 1 huevo, pan rallado, sal, pimienta, aceite de oliva y mantequilla

Hervimos el arroz. Yo prefiero un arroz aromático de oriente, como el basmati, bien lavado para eliminar el almidón. La mejor manera de hervirlo es la conocida como Pilaf, que se asemeja en mucho a la manera tradicional española para preparar arroz blanco. Ponemos el arroz (200 gr.) en una olla en la cual hemos fundido una cucharada de mantequilla. Cuando el grano se ponga transparente añadimos 300 ml. de agua hirviendo salada. Tapamos la olla y dejamos cocer el arroz hasta que absorba toda el agua. Una vez hervido el arroz mezclamos con él el perejil, los huevos duros picados finos y el queso. La elección del emmental suizo es tan arbitraria como cualquier elección de un queso. Podéis experimentar con otros quesos, a mí lo que me atrae especialmente el emmental suizo es el saborcillo a avellana que me transporta a la infancia. Según el estado de ánimo de los comensales, se le puede añadir un poco de curry, con prudencia, en este caso Marta, como casi todos los zurdos, venía derrotando y no hizo falta. Con esta masa formamos las croquetas, con estas proporciones debemos obtener cuatro bastante grandes. Las pasamos por el huevo batido y el pan rallado y las freímos en aceite abundante. Las dejamos escurrir sobre un papel de cocina. He oído comentar ciertas incompatibilidades del vino y los huevos, parece ser que es algo relacionado con el azufre, pero Marta merece siempre algo especial. En la última ocasión fue un gran Coronas.

croquetas de arroz dos

Una ensalada de tomates  al estilo del tomate atómico que preparaba Tomasín en el Escorial, del que os hablaré en otra ocasión, o unos champiñones salteados que son más sencillos de hacer en primavera, pueden ser un buen acompañamiento. Pero cualquier guarnición puede combinar. Unos brotes de soja, un lecho de apio y zanahoria rallada. Si no os inspirar abrir el cajón de las verduras de la nevera se puede probar en la despensa: mazorcas de maíz con mantequillas aromatizadas, … te propongo construir un nuevo canal, sin esclusas (ni excusas), que comunique por fin tu mirada atlántica con mi natural pacífico.

 media vidaEsta cena tenía su perdón, hay un poema de Baudelaire que dice que la belleza humana es la condición que de cualquier infamia obtiene perdón y del perdón quería hablaros hoy pues acabo de leer una novela interesante, se trata de Media Vida de la escritora Care Santos,  que ha obtenido con ella, el premio Nadal 2017; se trata de una novela difícil en un principio, con guiños políticos tolerables y con una lección muy interesante, en mi opinión, sobre el perdón, si la quieren leer se la recomiendo, es una novela de mujeres y a pesar de que no es nada larga, no da puntada sin hilo. Se trata de un relato elocuente y vital sobre cómo nos afecta el paso del tiempo, el peso de la culpa y la importancia del perdón. En pleno verano del año 1950 cinco chicas adolescentes internas en un colegio de monjas juegan juntas por última vez al juego de las prendas. Dos de ellas, gemelas, se irán ese año del colegio pues están a punto de empezar una nueva vida, llena de interrogantes, lejos de allí. La ocasión es especial y lo saben, pero ninguna espera que esa noche se convierta en un punto de inflexión para alguien más y que, sin siquiera imaginarlo, acabe marcando su camino para siempre. A través de las vidas de cinco amigas a lo largo de treinta años, la escritora retrata a una generación de mujeres que tuvieron que construir sus destinos en un momento en que la hipocresía de aquellos que querían mantener las formas a cualquier precio se enfrentó a nuevas miradas sobre la amistad, el amor y la libertad.

La granada

 

En el Aniversario de la denominada Primavera Árabe llama la atención el descenso del interés mediático tanto de los conflictos, allí donde continúan activos, como de los procesos de Transición. Especialmente ha caído en el olvido el papel que desempeñaron las mujeres. Miles de ellas han tenido el coraje de abrir la puerta de sus casas y cruzar sus umbrales, en ciertos casos, desafiando las costumbres, los cánones morales y las prohibiciones sociales y asumiendo las consecuencias que ello implicaba. Sufrieron la represión de las fuerzas de orden público por partida doble, como manifestantes y como mujeres. Han sido perseguidas, detenidas y encarceladas, han sufrido el descrédito orquestado por los respectivos Gobiernos, la represión y han muerto. Sin embargo, pese a su compromiso, la igualdad de género no ha sido prioritaria ni durante las revoluciones ni en los periodos transicionales. Traigo aquí esta entradilla, de un trabajo interesante de la profesora Pando Ballesteros, el rostro femenino de la primavera árabe, como homenaje permanente a la lucha por la igualdad; pero hoy sólo les quiero hablar de la primavera sin apellidos, como la que nos trae el pintor americano, Charles Courtney Curran, el pintor de las flores y jardines.

Charles Courtney Curran - estanque

La primavera ha venido. Nadie sabe cómo ha sido…nos decía Antonio Machado; para encontrar el origen de las estaciones tenemos que acudir a la mitología, todo nace en ella, y este caso se corresponde con las dos manías que tenían los dioses y los reyes desde la antigüedad: dividir sus reinos entre los hijos y buscarles parejas apropiadas para que no vivieran solos. Sigue leyendo

Tambores de guerra en el mes de abril

Por desgracia, en todas las efemérides podemos encontrar huellas de la guerra a lo largo de todos los tiempos, porque la guerra ha sido partera de la historia y azote de la humanidad, pero en los momentos actuales en los que asistimos al ataque sorpresa (¿?) norteamericano a la base aérea siria de Shayrat, es de interés que hagamos alusión a ella, no para atraerla sino para conjurarla.

misil-Tomahawk

En abril, hace 75 años, los EEUU, que unos meses antes Sigue leyendo

Palabras

Me ha llamado la atención últimamente dos noticias relacionadas con las palabras, una de ellas es que la FUNDEU (Fundación del Español Urgente, promovida por la agencia EFE y el BBVA) ha determinado que la palabra del año, refiriéndose al pasado 2016, haya sido la palabra populismo, y la otra la constituyen las 20 nuevas incorporaciones admitidas recientemente por la Real Academia Española de la Lengua (Palabro, Almóndiga, Asín, Culamen, Descambiar, Toballa, Abracadabrante, Güisqui, Otubre, Espanglish, Conflictuar… entre otras). Sigue leyendo

El viaje

Siempre tengo dificultades para encontrar un título adecuado al post y en este caso me he decidido por uno muy común que además de ser corto tiene un doble sentido real y metafórico y sobre todo porque es muy oportuno. Se trata de un viaje al norte, un viaje familiar improvisado y repentino que presentaba algunos pequeños inconvenientes para adecuar posibilidades y horarios pero que al final se resolvió siguiendo el principio de la navaja de Ockham en el que la sencillez es la mejor virtud.

luna-en-la-carretera

Sigue leyendo

Los cobardes

Hoy no tocaba hablar de esto, pero por desgracia saltan a la actualidad otra vez nuevos casos de violencia contra la mujer y de pronto me he encontrado con estos versos de Miguel Hernández que  Inma nos ha recordado en el rincón de mis desvaríos.

miguel-hernandez

Va por una mujer comprometida con la lucha por la igualdad y en contra  del machismo…… Sigue leyendo

¡Vamos a pintar el muro!

Es sorprendente oír a todo el mundo pontificar sobre “el muro de Trump”, hablan incluso los que no saben en dónde lo pretende levantar, los que no saben con qué países tienen frontera los Estados Unidos y si me apuras hasta lo que no saben que es una frontera ni qué es un muro; y todo forma parte de una carrera de desprestigio hacia el nuevo presidente americano  aderezada con el gusto amargo que dejó la derrota de la candidata demócrata (supuestamente progresista) en las últimas elecciones de aquel país. No se trata aquí de defender el muro sino de no alinearme con la crítica que pretenden imponernos sin razones de uno y otro signo,  ni de hablar por boca de ganso. Sigue leyendo

Shunga y Manga (春画) (漫画)

En un idioma tan rico y tan vivo como el japonés no es de extrañar que surjan multitud de palabras con una gran carga de expresividad para designar nuevas acepciones de conceptos ya conocidos, así nos encontramos con shunga que la emplean para designar las imágenes de primavera y manga para definir las historietas sencillas de forma genérica. Sigue leyendo

¡SAHARAUIS!: TODO ERA CIERTO

sombrasdeldesierto

Se llamaba Hiroo Onoda y fue un soldado de inteligencia japonés. En el año 1944, acabando ya la Segunda Guerra Mundial, fue enviado a Lubang, en Filipinas, para espiar a las fuerzas norteamericanas. Allí los aliados vencieron a Japón, pero Onoda tenía órdenes y, como buen militar, se escondió en las colinas para proteger su encomienda. A pesar de que la mayoría de las tropas japonesas ya habían perdido o se habían rendido, él siguió escondido con un grupo de soldados, haciendo caso omiso a los mensajes que decían que la guerra había terminado. No podía creerse que esos mensajes fueran ciertos. Confiaba en la victoria de los suyos y no pensaba dar crédito a ninguna “propaganda” sin que un superior le confirmase la retirada de su posición.

img-20170126-wa0000

Sobrevivió durante 30 años como pudo y, por diferentes circunstancias, fue perdiendo a sus compañeros hasta quedar solo. En 1974 le persuadieron…

Ver la entrada original 812 palabras más

Del rosa al amarillo

Este fin de semana he ido a ver la exposición del museo Thyssen, Renoir en la intimidad, hace tiempo que les hablé de ella, en una entrada del mes de septiembre pasado, Mujeres vestidas,   y de otra muestra del mismo pintor que se iba a inaugurar en Barcelona, coincidentes ambas en las fechas, el caso es que por diversas circunstancias que no vienen al caso, no he ido a Barcelona como pensaba y casi me quedo sin ver la de Madrid.

renoir-baile-en-el-moulin-de-la-galette-1876-620x330

La exposición de Barcelona se articula como “Renoir entre mujeres. Del ideal moderno al ideal clásico “. Renoir siempre se consideró un retratista, Sigue leyendo

3 1

portada-del-31La verdad es que no sabía bien como empezar la entrada, con articulo o sin artículo, porque no quiero despistarles sobre mis intenciones en esta primera entrada del año. No me voy a referir al antiguo Club 31 de Madrid que estaba situado en la calle Alcalá, esquina con la Plaza de la Independencia en la acera sur, y que fue inaugurado en 1959 por un profesional formado en el Hotel Ritz de Madrid y en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla, que era además propietario de otro de los grandes restaurantes de Madrid, Jockey, en la calle Amador de los Ríos que es la prolongación de Fortuny. Sigue leyendo

Memes y tetes

gc-y-salto-de-vallaYo creo que a muchos de ustedes les ha debido de pasar lo mismo que a mí, que, a pesar de estar usándolos con relativa frecuencia en nuestras relaciones informales a través de las nuevas tecnologías, que nos han invadido, no hemos sido conscientes de que estábamos usando memes. Al parecer a todos esos mensajes graciosos, críticos, ocurrentes e incluso cursis que nos mandamos, por wasApp principalmente, se les incluye en la categoría de memes, y aunque la explicación no es muy pacífica, todo apunta a que proviene de una teoría científica del pasado siglo según la cual el conocimiento se nutre de unos factores heredados a través de los genes y otros adquiridos a través de los memes, que vienen a ser las unidades primarias culturales de conocimiento transmitidas, susceptibles de llegar a muchos destinatarios en cortos intervalos de tiempo. La explicación es un poco grosera pero no quiero aburrirles con más detalles, sólo hacer hincapié en sus dos notas diferenciadoras: que se trata de unidades elementales y que se transmiten muy rápido a muchos destinatarios. La primera de estas notas, la sencillez, nos lleva a englobar en los memes cualquier idea sugerida con una imagen, una frase, un movimiento e incluso un sonido breve; la rapidez nos indica el método de difusión, a través de las redes sociales. Sigue leyendo

Navidad en la verja

iluminacion-navidena

La fascinación por la fotografía documental surge al comprender la increíble capacidad que el lenguaje fotográfico tiene para interpretar el mundo y hacer comprensibles y cercanos problemas o situaciones que de otra manera nos resultarían lejanos e inabordables. La fotografía es un método de conocimiento. Hacer fotografías permite ver y conocer historias para mostrarlas tal y como se quiere que sean percibidas, de manera que se pueda opinar sobre ellas sin necesidad de decir una sola palabra. Nuestra biografía se complementa con la gente, los lugares y las historias que hemos conocido mientras les hacíamos una foto conformando nuestro bagaje de obsesiones; ahora y cada vez más, todos somos fotógrafos y poco a poco comprendemos que los fotógrafos siempre cuentan la misma historia.

Diálogo en el diálogo

Al llegar a Madrid, en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, me encuentro con otra de esas manifestaciones tan propias de la postmodernidad:  el cine dentro del cine, el cuadro dentro del cuadro, y en este caso el diálogo dentro del diálogo, se ve que el mensaje del presidente del gobierno ha llegado a todos los ámbitos de la sociedad. Manolo Valdés y Mario Vargas Llosa hablan entre ellos y sus obras lo hacen con los pasajeros que atraviesan el gran vestíbulo, bueno principalmente con las pasajeras que son más perspicaces.

 las-tres-de-manolo-valdes

Sigue leyendo

Cabaret Voltaire

cabaret-voltaire

Hace cien años, un movimiento artístico multidisciplinar revolucionario nació en el centro de Europa estallando sus costuras artísticas y literarias para devenir al cabo en el surrealismo; este movimiento que aún sigue vivo lo conocemos como Dadá y en esencia lo que  expresaba era la negación del arte, la cultura o la política en sus formas tradicionales, asentando las bases conceptuales de su antiarte en la provocación, la ironía, y el azar con la intención de dinamitar los cimientos de la civilización burguesa europea. Dadá es centenario y aún no llegamos a comprender bien su alcance ni su significado. Sigue leyendo

11-Noviembre: lest we forget

cameron-poppy

Día del Recuerdo, Día de la amapola, Día del Armisticio o Día de los Veteranos es un día reservado en países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), para recordar los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra, específicamente desde la Primera Guerra Mundial. La tradición marca que británicos, canadienses, sudafricanos, australianos y neozelandeses guarden un minuto de silencio a última hora del undécimo día del undécimo mes (11:00 de la mañana, 11 de noviembre), ya que marca la hora en que entró en vigor el armisticio alemán, esta tradición fue establecida por el rey Jorge V el 7 de noviembre de 1919, con el fin de recordar a los caídos durante la Primera Guerra Mundial. Sigue leyendo

Nunca es tarde si la dicha es buena

mr-mashall

Bienvenido Mr. Marshall

Qué buenos recuerdos de la infancia nos trae la película de Berlanga, con ese estribillo tan pegadizo …… americanos, os recibimos con alegría……., Sigue leyendo

El engaño del independentismo catalán al pueblo saharahui

……no mirar al este……

sombrasdeldesierto

23.10.2016 / Sombras del desierto

img-20161023-wa0007

Este año, la EUCOCO se va a celebrar en Barcelona, un nuevo movimiento estratégico del Frente Polisario para arrimarse al sol que más calienta, en este caso, el independentismo catalán. Es paradójico comprobar que los responsables del Frente Polisario se despojan de su ideología política cuando se trata de lograr algún apoyo, del tipo que sea. No han tenido reparo alguno en hacer o compartir actos con representantes de cualquier color político, independientemente de que fueran de extrema derecha, nacionalistas, de derechas o de izquierdas, monárquicos, republicanos… En definitiva, con cualquiera que fuera que tendiera una mano hacia la reivindicación de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

Pero ¿dónde está el límite de las renuncias que se puede permitir hacer el Frente Polisario sin caer en la incongruencia con su propio discurso político? Los partidos independentistas catalanes y vascos son su gran apoyo…

Ver la entrada original 624 palabras más