Tardes de Madrid

Por Lalo Garau.

Tardes de Madrid

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
(Jaime Gil de Biedma)

Las tardes de Madrid eran brillantes
con avenidas llenas de promesas
yo apenas empezaba a conocerme
y me asomaba al mundo boquiabierto

Las tardes de Madrid se deshacían
entre libros, pinturas y canciones
mientras el té y la marihuana ardían
debajo de la piel ronroneante

Las tardes de Madrid eran un cuerpo
desbocándose encima de mi cuerpo
y el amor, si era amor, nos revelaba
que hay segundos que duran de por vida

Las tardes de Madrid se desteñían
la lluvia picoteaba los cristales
y hablábamos y hablábamos obviando
lo poco que importaban las palabras

Las tardes de Madrid no transcurrían
se devoraban a sí mismas llenas
de preguntas, abrazos y espejismos
en fin, de juventud recién pintada

Las tardes de Madrid se agazapaban
bajo el humo…

Ver la entrada original 292 palabras más

El nacimiento trágico de Polichinela

Papel Pixel ®

warchild13-com-michael-parkes-petrouchka

Nadie sabe cómo nació Polichinela. Simplemente apareció en una cuna que su madre, la infeliz señora Pulci, había comprado para mecer noche tras noche, su dolor, angustia y esperanza de 20 años de matrimonio sin poder tener hijos con su esposo.  Quien más deseaba un hijo era ella, pues el viejo pasaba la mayor parte del tiempo pescando. En esos momentos cuando el viejo se ausentaba, ella se distraía en su soledad, entonando dulces melodías al borde de la cuna, haciéndose la idea de que tenía un hijo a quien amar.

Su deseo de tener un hijo y su queja por no tenerlo, era un constante en la esposa del viejo. Una noche, el viejo Pulci con un par de copas de vino encima y cansado de la insistencia de su mujer de querer un hijo, se levantó bruscamente y dando un puñetazo fuerte en la mesa exclamó: « ¿Cuándo…

Ver la entrada original 661 palabras más