Tardes de Madrid

Por Lalo Garau.

Tardes de Madrid

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
(Jaime Gil de Biedma)

Las tardes de Madrid eran brillantes
con avenidas llenas de promesas
yo apenas empezaba a conocerme
y me asomaba al mundo boquiabierto

Las tardes de Madrid se deshacían
entre libros, pinturas y canciones
mientras el té y la marihuana ardían
debajo de la piel ronroneante

Las tardes de Madrid eran un cuerpo
desbocándose encima de mi cuerpo
y el amor, si era amor, nos revelaba
que hay segundos que duran de por vida

Las tardes de Madrid se desteñían
la lluvia picoteaba los cristales
y hablábamos y hablábamos obviando
lo poco que importaban las palabras

Las tardes de Madrid no transcurrían
se devoraban a sí mismas llenas
de preguntas, abrazos y espejismos
en fin, de juventud recién pintada

Las tardes de Madrid se agazapaban
bajo el humo…

Ver la entrada original 292 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s