Mr. Turner y el dragón

a turnerHace pocas semanas han estrenado en Madrid la película Mr. Turner y ayer tuve por fin la ocasión de ir a verla, ya  había leído algunos artículos sobre el tema, sobre el director y sobre la película misma.

El director Mike Leigh, es un hombre de teatro y de cine, pero al parecer más de teatro. Se nota desde luego en el montaje de  la cinta que es  como una obra en tres actos cada uno de los cuales está formado por varios cuadros (en el sentido teatral) y al finalizar algunos de ellos, los más importantes  o aquellos en los que ha querido poner mayor énfasis, la cámara abre el campo  y nos enseña un paisaje maravilloso, un maravilloso cuadro (en el sentido pictórico).

La vida de Joseph Mallord William Turner  no puede meterse en 150 minutos de metraje, por eso se recurre a darnos unas pinceladas, nunca mejor dicho, de su carácter, de su formación, de su apariencia, de su técnica, de su norte y de su ambición, todo ello en el marco histórico, geográfico, político y social en que transcurre.  El imperio británico es hijo del mar, y el mar está presente de forma permanente en la vida diaria, las referencias al mar son constantes en cualquier ambiente. El éxito y  la ambición son frutos de su laboriosidad y buen hacer y el desprestigio, cuando empieza la innovación,  es lo normal en un país tan conservador como Inglaterra,  que sigue siendo monárquico a pesar de haberle cortado la cabeza a alguno de sus reyes, gran aficionado a la pintura por cierto, de cuya almoneda tenemos magníficos cuadros en el museo del Prado.

a turner 2A mí me parece que la película está cargada de metáforas: el oficio de pintor (vocación, trabajo, aprendizaje, observación…), las 7 hijas de Eva (la madre, la ex, la hija, la puta, la criada, la solitaria, la compañera),  el paraguas su fiel camarada que nos indica que el tiempo en Inglaterra es el que es y que la luz de las escenas no es real sino algo interior del artista, la rivalidad política entre Francia e Inglaterra que trasciende a todos los ámbitos de la vida y en este caso a la pintura y los pintores cuando se ningunea a Claudio de Lorena, la mitología……

La película recrea algunas anécdotas conocidas de la vida del artista como la tempestad vivida al estilo Ulises o las relaciones con algunos personajes importantes, como el también pintor Constable o el crítico Ruskin;  en relación con este último no puedo evitar recordarle como el “pequeño Ruskin”, es insufrible.

Al parecer en el siglo XII en el reino de ultramar se tuvo noticia de que Manuel  Comneno emperador de Bizancio, gran coleccionista de objetos raros, tenía en su palacio un diente de dragón;  la búsqueda del dragón y la espada de San Jorge provienen de la antigua Inglaterra….pero esta es una historia para otra ocasión.

Vayan a ver la película, es interesante, pero dejen los prejuicios en casa y sáquenle punta  a las escenas, a los diálogos, a los cuadros y a la luz.

Anuncios

2 comentarios en “Mr. Turner y el dragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s