Guardia Vieja

Guardia Vieja es el nombre que recibió el movimiento cultural formado  por un  grupo de músicos, poetas y bailarines que crearon el tango en un periodo de unos 25 años a caballo del cambio de siglo, del XIX al XX; aunque en realidad el origen del tango es anterior, se identifica con esta etapa  porque en ella es cuando  adquiere nombre, señas de identidad y originalidad musical y coreográfica propias, aparece también en estos momentos el bandoneón dentro de las orquestas típicas. Con el fin de la Guardia Vieja allá por los locos años 20 y el inicio de los tangos de canción de Contursi y Gardel, el viejo tango dejó de formar parte del folclore argentino en sentido estricto y llegó a sufrir una etapa de desprestigio tras la llamada Revolución Libertadora de 1955, arrinconado por la juventud que en una parte importante se volcó hacia una nueva música urbana argentina, una suerte de rock nacionalizado y bautizado como música progresiva, llegando a considerar al viejo tango  “cosa de viejos”.  Hubo después otros intentos por recuperar su popularidad tras la insidiosa campaña en su contra, desde fines de los 80 logró un aggionamiento que le hizo música y baile de exquisito culto; en la actualidad la variedad más moderna del tango en 2014 se denomina neotango y se caracteriza por su desestructuración y el incluir la fusión de otros estilos musicales.

Argentina es un  país con una gran diversidad cultural y una importante actividad artística de renombre internacional en el teatro, la pintura, la escultura, la música y la literatura principalmente,  porque la cultura argentina tiene como origen la síntesis de culturas preponderantemente europeas que se encontraron durante los años de las inmigraciones, lo que le hizo decir al escritor mejicano Carlos Fuentes: “Los mejicanos descendemos de los aztecas, los peruanos descienden de los incas y los argentinos descienden… de los barcos!”  y  a ello también se refería Ernesto Sábato al hablar de  la fractura de la primitiva realidad hispanoamericana en la cuenca del Plata por la inmigración, y con ello ponía de manifiesto la dualidad de sus habitantes, con todos los peligros pero asimismo con todas las ventajas de esa condición: ……”por nuestras raíces europeas vinculamos de modo entrañable el interior de la nación con los perdurables valores del Viejo Mundo; por nuestra condición de americanos, a través del folclore interior y el viejo castellano que nos unifica, nos vinculamos al resto del continente, sintiendo de algún modo la vocación de aquella Patria grande que imaginaron San Martín y Bolívar”.buenos-aires-boca-tango-3

 También esta dualidad aludida aboca a los argentinos a agruparse en escuelas o movimientos artísticos que asimilan los estilos europeos y les dan su sello personal, porque dicen que Europa entra en América por Buenos Aires, y así los primeros grandes movimientos pictóricos en la Argentina, con características propias de una pintura latinoamericana que comenzaba a desarrollarse en todo el continente, coinciden con las primeras manifestaciones de libertad política en el país y la llegada al gobierno del primer presidente elegido por voto popular, Hipólito Yrigoyen, en 1916 y la revolución cultural que implicó la Reforma Universitaria de 1918; la influencia de la Escuela de París da lugar a los tres primeros grandes grupos de las vanguardias argentinas: El Grupo Florida identificado con la clase medio-alta, El Grupo Boedo de tendencia socialista, y el Grupo de La Boca muy influido por la inmigración italiana. Después vendrían las segundas vanguardias con el grupo Orión, los pintores sensibles, los pintores ingenuos, los neorrealistas, la Escuela de muralistas de Tucumán, el grupo nueva figuración, el movimiento de arte generativo, los pintores modernos, el movimiento Madí, y los movimientos más recientes hasta llegar al grupo Mondongo de gran proyección internacional sobre todo a raíz de la bienal de Venecia 2007.

Y todo este recorrido por la pintura moderna argentina del último siglo y sus interlocuciones con las corrientes europeas lo traigo a colación para responder a una amiga argentina que me decía recientemente que intuía alguna razón que la conectaba con Europa, y quizá no haya caído en la cuenta de que esa razón era ella misma, ella es el verdadero vínculo trasatlántico. O acaso a primera vista son ustedes capaces de diferenciar en estas fotografías el Rastro de Madrid y San Telmo de Buenos Aires.

el rastro 1 6480d-argentina-buenosaires-feriadesantelm

Y no podía ser para menos que, hablando de Argentina y Europa, la novela recomendada esta vez sea El tango de la Guardia Vieja de Arturo Pérez Reverte.  Una pareja de jóvenes apuestos, acuciados por pasiones urgentes como la vida, se mira a los ojos al bailar un tango, aún no escrito, en el salón silencioso y desierto de un transatlántico que navega en la noche, trazando sin saberlo, al moverse abrazados, la rúbrica de un mundo irreal cuyas luces fatigadas empiezan a apagarse para siempre. Un extraño desafío entre dos músicos, que lleva a uno de ellos a Buenos Aires en 1928; un asunto de espionaje en la Riviera francesa durante la Guerra Civil española; una inquietante partida de ajedrez en el Sorrento de los años sesenta…

el tango de la guardia vieja

El tango de la Guardia Vieja narra con pulso admirable una turbia y apasionada historia de amor, traiciones e intrigas, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante entre la luz crepuscular de una época que se extingue. Además de ser  una gran historia de amor, la novela es también un amplio y documentadísimo fresco de la historia de una Europa desvanecida, la de los años veinte, treinta y sesenta. Amor, sentimientos, erotismo y aventura.

Por cierto no sé si saben ustedes que Arturo Pérez Reverte, se encontraba entre los saharauis que sorprendentemente se manifestaron en el Aaiún el día de la visita de la comisión de la ONU al Sahara español allá por el año 1975, pero esto es otra historia que algún día les contaré.

Anuncios

3 comentarios en “Guardia Vieja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s