La rosa del desierto

a ROSA-DEL-DESIERTOLa rosa del desierto es una roca sedimentaria evaporítica formada en los desiertos, de ahí su nombre, cuando se forman diversas capas de yeso, agua y arena. Forma cristales muy bellos que recuerdan la forma de una flor, de ahí la denominación de rosa. Suele ser de color arena oscura. Por su composición sería apto para ser usado en la construcción, pero su contenido en arena hace inviable este uso, por lo que su interés es plenamente ornamental o decorativo.

Pero también, La rosa del desierto  es una historia de amor entre dos niños que viven en la zona ocupada del Sahara Occidental, antiguo Sahara Español, y que se ven obligados a separarse por la situación social que se vive en este territorio. Es éste un  documental en el que se ponen en cuestión a lo largo de su dialogo varios temas sociales de gran trascendencia y actualidad: en primer lugar se presenta el conflicto entre Sáhara y Marruecos, un enfrentamiento que se alarga ya más de tres décadas que se ha saldado con una guerra sin cerrar y un pueblo dividido entre el exilio y la ocupación; en segundo lugar y no menos importante se pone de relieve el fenómeno de la inmigración africana a Europa, pues el expolio de los recursos naturales y la corrupción de las clases dirigentes han llevado a África a una situación de empobrecimiento forzoso lo que obliga a que muchos africanos opten por emigrar en busca de una vida mejor, siendo Europa su principal opción; en tercer lugar y como remedio mágico aparece el proyecto de la Gran Muralla Verde que mediante la plantación de árboles a lo ancho de todo el continente africano se pueda reducir el impacto de la desertificación y con ello recuperar la economía regional, proyecto utópico para algunos pero al que cada vez se van adhiriendo mayor número de expertos que ven en él la solución a la emigración africana hacia otros países.

honda 750 2Había muchas rosas del desierto en el Sahara y en las primeras patrullas por el interior, que es como llamábamos al desierto, volvíamos siempre cargados con unas cuantas, ya que  siempre encontrábamos más bonita la siguiente pero no tirábamos ninguna, también recogíamos geodas que se encontraban a ras del suelo en algunos lugares que los más veteranos conocían y se trasmitían con reserva como si se tratara de las minas del tesoro.

Pero mi rosa del desierto en aquella primavera de hace 40 años fue esta maravillosa moto de cuatro tiempos, mi primera moto, allí me examiné, es un decir, del carnet de conducir A que el capitán de tráfico de la policía territorial nos concedía después de un agradable interrogatorio y unas cervezas en el casino militar. Me la compré por catalogo, nunca antes la había visto, claro que en aquella época había muy pocas, y me la mandaron por avión desde el concesionario de Las Palmas hasta el Aaiún y aquí empieza esta pequeña aventura que os voy a contar.

a mosaico sahara

Al mediodía, después de la jornada de instrucción de la mañana y en el intervalo que teníamos para almorzar, me subo en una estafeta, que hacía la ruta desde cabeza de playa hasta el Aaiún, que me dejó en el  aeropuerto que estaba muy próximo a la población; recojo la moto de la terminal de carga, allí mismo le quito las maderas que a modo de jaula la habían puesto para el transporte y me subo a la flamante máquina, tardé un poco en identificar el arranque pero al final la puse en marcha y salí del aeropuerto, en aquella época no había que ir con casco. Al salir a la pista tuve la tentación de dar una vuelta por la población en vez de volver directamente al acuartelamiento de cabeza de playa y esa fue mi perdición; al entrar en el Aaiún cuyas calles a esas horas estaban bastante vacías, me encuentro a una jovencita europea conocida, hija de militar por más señas y que a la sazón tonteaba con algunos de los oficiales solteros en los escasos  días que se podía acudir  al casino; bueno, después de saludarla y de admirar ella la maravillosa montura que yo lucía como un pavo real, decidimos dar una vuelta y se subió a la moto; sólo había dos carreteras asfaltadas, la que unía el Aaiún con cabeza de playa y unos cuanto kilómetros de la pista que llevaba a Smara pasando por Edchera, en concreto hasta el oasis del Messeied que fue la que tomamos; íbamos con el tiempo justo de dar una vuelta y volvernos cada uno a nuestro trabajo, ella trabajaba en las oficinas de Fosbuccra, la empresa que explotaba las minas de fosfatos, y yo después de dejarla en el Aaiún tenía que volver a cabeza de playa para los trabajos de la tarde; pues bien cuando habíamos recorrido 5 ó 6 kilómetros la moto se para,  yo me cojo un rebote impresionante, ella se asusta, lo primero fue tranquilizarla asegurándole que no estaba preparado, es malo dar tantas explicaciones a las mujeres, a continuación consulto el libro de instrucciones y allí descubro después de un buen rato que para el transporte aéreo hay que desinflar las ruedas de las motos y vaciarlas el depósito de gasolina, este descubrimiento me tranquiliza pues en aquellos momentos mis preocupaciones eran tres: 1 qué le ha pasado a mi moto nueva?.  2 no se pensará ésta que quiero llevarla al huerto.  3 mi jefe me mata por haberme escapado. Esa pista estaba muy poco transitada, al cabo de un buen rato vemos aparecer un Land Rover civil conducido por un nativo de camino al Aaiún,  le paro, le explico, le doy cien pesetas y le digo que me traiga gasolina,….si mi tiniente, si mi tiniente, yo iba de uniforme, claro,…. Todavía le estoy esperando, no tuve la precaución de anotar su matrícula; a la media hora viene otro, la misma operación pero en este caso le pedí su cartera, no me puso mucha resistencia,  y me quedé con su documentación hasta que volvió. Final feliz.

Anuncios

Un comentario en “La rosa del desierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s