Montejurra

Montejurra (Jurramendi en euskera) es un monte de 1.042 m de altitud situado en Navarra, cercano a la localidad de Ayegui. Se encuentra entre los valles de La Solana, San Esteban de La Solana y Condado de Lerín, próximo a Estella. Desde su cumbre se obtienen excelentes vistas de  Estella y las sierras adyacentes de Urbasa, Andía y Lóquiz. Desde mediados del siglo XX es el lugar de celebración de las romerías anuales del Partido Carlista, debido a que este lugar fue escenario, en 1873, de una importante batalla durante la Tercera Guerra Carlista.

montejurra px

El primogénito de los Borbón Parma, Carlos Hugo, se puso al frente del Carlismo con la llamada Proclama de Montejurra el 5 de mayo de 1957. Entonces, los carlistas, divididos entre juanistas, antifranquistas y colaboracionistas, se debatían en una de sus numerosas crisis internas. Con 27 años y recién acabados sus estudios de Ciencias Económicas en la Universidad de Oxford, asumió la tarea de aglutinar un movimiento que todavía, a mediados de los 50, lograba convocar a decenas de miles de personas en esa montaña próxima a la localidad navarra de Estella. Durante cinco meses, se había preparado, viviendo de forma clandestina en el domicilio de un sindicalista bilbaíno, para su presentación como nuevo abanderado del carlismo. Ese 5 de mayo, ante miles de correligionarios, propugnó la actualización del tradicionalismo, la libertad y autonomía de las instituciones municipales y regionales, y una profunda transformación de las estructuras económicas. A partir de ese momento, con el apoyo de los sectores más jóvenes, la denominada Comunión Tradicionalista experimentó un resurgimiento político que le llevaría a asumir posiciones democráticas y federalistas. Su expulsión de España por orden expresa de Franco en diciembre de 1968, que puso fin a sus pretensiones al trono de España, los graves incidentes ocurridos en Estella al año siguiente y el cierre de la revista Montejurra en 1971 no serían más que la antesala para entrar, de la mano de Santiago Carrillo, en la Junta Democrática cuando el franquismo daba sus últimos coletazos. En la romería celebrada el 9 de mayo de 1976 se produjeron los llamados sucesos de Montejurra, en los que se cometió un atentado contra los participantes en la romería, resultando muertas dos personas por arma de fuego a manos de dos extremistas de la ultraderecha.

Me trae a la memoria una anécdota que cuentan sobre Franco y que, aunque no sé si será cierta, tiene visos de realidad en cuanto a la forma y el fondo de lo que en ella se relata; se refiere al procedimiento de elección  empleado en aquella época para los nombramientos de los militares que iban a ascender a los empleos de General o Almirante; con la periodicidad establecida, el ministro correspondiente del Ejercito o de la Marina le presentaba al Jefe del Estado una terna con los nombres de los candidatos  (coroneles en el caso del Ejercito o capitanes de navío en la Armada), pues bien, cuentan que en cierta ocasión el ministro de Marina le presentó la lista con la correspondiente propuesta de  tres capitanes de navío y el Generalísimo dijo: el tercero. El ministro un poco sorprendido y haciendo uso de sus mejores dotes de diplomacia, subordinación y respeto, manifestó su absoluta conformidad con la decisión tomada pero se atrevió a preguntar las razones para haberse saltado a los dos primeros ante lo que Franco sacó de debajo de una carpeta una fotografía tomada en una manifestación de las que anualmente se producían en la romería de los carlistas en  Montejurra y en ella aparecía enmarcado en un círculo rojo el primero de los capitanes de navío de la terna propuesta, el ministro de Marina se quedó perplejo y antes de que pudiera decir nada el Caudillo apostilló: la foto me la ha mandado el segundo de la lista.

Y esto viene al caso en los momentos actuales porque no sabemos si la dimisión de juan carlos monedero ha sido una defenestración o no y en su caso quién ha sido el mayor interesado en el sacrificio del ideólogo del partido, pues es bien sabido que aunque pablo iglesias es la cara amable y el comunicador por excelencia, las ideas se llevaban cocinando desde hace bastante tiempo en la trastienda de la universidad donde monedero impartía su docencia  y él  era su principal impulsor.

Anuncios

4 comentarios en “Montejurra

  1. Mi Coronel, Javier: Buenas tardes.

    Desde Riad, con un sol de justicia y un calor que hoy ha llegado a los 104º F (40ºC) recibe mi felicitación por tu brillante prosa. El coronel sí tiene quien le escriba. Quedo a tus órdenes.

    Me ha gustado mucho,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s