Los drones de San Lorenzo

dronesSe han puesto de moda, todos los días leemos o vemos alguna información sobre los drones, esos helicópteros de cuatro hélices que parecen de juguete y que cada vez tienen más aplicaciones hasta el punto que no sé cómo podíamos vivir sin ellos antes de que se inventaran, para detectar incendios, para vigilar las manifestaciones, para valorar las plagas en las plantaciones, para observar el tráfico en las carreteras, para acudir con los primeros auxilios en caso de accidente, para llevar pequeños paquetes, en fin sólo la imaginación podría poner fin a la lista de aplicaciones de estos ingenios, la lástima es que tienen poca autonomía por culpa de la energía que necesitan para sustentarse en el aire, cuando se solucione el problema del transporte de energía por radiofrecuencia o de las placas solares miniatura, los vamos a tener hasta en la sopa.

FACHADA DEL MONASTERIO

Lo que me ha llamado la atención, hablando de ellos, es la noticia de que un equipo de dos investigadores americanos, arquitecto el uno e historiador el otro, pretende resolver y desvelar en su caso, uno de los misterios del monasterio de San Lorenzo de El Escorial,  el de la dirección de la mirada de la estatua de San Lorenzo que adorna la fachada  principal, la fachada NO de la mole de granito que mandó edificar el rey prudente, Felipe II, hace casi cinco siglos. Bueno en realidad me llama la atención por tratarse de este lugar tan conocido y querido por mí, que ha estado presente en mi vida por unas u otras razones durante tantos años. Al parecer pretenden emplear uno de esos drones dotados de una doble cámara de video cuyos paralajes se encuentran en oposición 180º de modo que cuando se eleve el aparato y se presente ante la estatua del  Santo enfocándole la mirada, con la otra cámara veremos el punto, o mejor el cono esférico del monte de Abantos hacia el cual está mirando.

biblioteca monasterio

Dice la leyenda que el punto al que mira San Lorenzo desde lo alto de la fachada del monasterio, es el lugar donde el rey mandó enterrar un fantástico tesoro; no parece probable que se trate de algo de gran valor material, pues es bien sabido que el rey prudente era austero y no codicioso, además las finanzas en aquella época no iban del todo bien, se llegó a la suspensión de pagos incluso, como le ocurre ahora a nuestra vecina Grecia, por eso la teoría más extendida es la de que el tesoro sea de carácter intelectual, libros, tratados, documentos o algo por el estilo, que no quiso que estuvieran en la magnífica biblioteca del monasterio, que por otra parte ya guarda bastantes secretos entre los libros, frescos y objetos curiosos.

Son muchos los misterios  que se plantean en torno a la construcción del monasterio, el hecho en sí de la construcción, sus proporciones, el círculo el triangulo y el cuadrado,  la alternancia de estancias y pasadizos, la exactitud de sus medidas, la silla de Felipe II la parada en la granjilla y el punto de fuga de Abantos, el perro negro, la teja de oro, David y Salomón,  la huella del diablo  y tantas otras cuestiones difíciles de compaginar con la austeridad referida del monarca y  con las dificultades que entrañaba el proyecto, han hecho pensar a muchos estudiosos de la cuestión en razones desconocidas que justificaran la empresa, quizás la más reiterada es la pretendida semejanza con el templo de Salomón o con el sellado de una de las bocas del infierno.

mapa satelite escorial

En  LA BIBLIOTECA SUMERGIDA  de la editorial Siruela,  el profesor René Taylor publica su investigación definitiva, después de treinta años de trabajos,  sobre los misterios conceptuales que encierra El Escorial, con el título: Arquitectura y magia.  Sostiene Taylor que Felipe II y Juan de Herrera eran hombres de su tiempo y, en consecuencia, abiertos a ciertas ideas de carácter arcano muy diseminadas entonces entre los individuos más  cultos, ideas que posiblemente influyeron en  el desarrollo del Escorial.

arquitectura y magia

En las piedras, en los frescos y aun en la planta de este templo singular perviven, según él, significados ocultos que sólo cabe descifrar con los criterios de quienes entendían la construcción  de un edificio como el producto de una operación mágica. Juan de Herrera, hombre versado en matemáticas, arquitectura, astronomía, mecánica, apasionado estudioso de la cuadratura del círculo, coleccionista de piedras talismánicas, experto lulista y poseedor de una biblioteca que abundaba en obras de escritores herméticos, alquímicos y cabalísticos, fue además maestro y valedor del arquitecto jesuita Juan Bautista Villalpando. Todo ello le sirve a Taylor para adentrarse en la hipótesis de que el templo salomónico hubiera sido una idea  dominante en la construcción de El Escorial. El autor es un hispanista de renombre internacional que fue discípulo del famoso historiador del arte Rudolf Wittkower en la universidad de Londres.

Estoy seguro que ustedes recordarán el magnífico trabajo realizado por Rudolf y Margot Wittkower (su mujer), Nacidos bajo el signo de Saturno,  que se ha reeditado varias veces y que trata del genio y temperamento  de los artistas desde la antigüedad hasta la revolución francesa, pero esta es otra historia que quizás les cuente algún día, o quizás no, porque algunos recuerdos es mejor dejarlos coger polvo.

Anuncios

4 comentarios en “Los drones de San Lorenzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s