! Espectacularrrr ¡

Hace pocos días en una conversación sobre los adelantos en la tecnología y en la medicina que han aparecido en los tiempos modernos y tenemos la suerte de disfrutar en muchas ocasiones, al preguntar a alguien su parecer sobre los efectos de uno de esos inventos nuevos, contestó con una sola palabra: ¡espectacular!  Y me quedé con esa palabra tan sonora con ánimo de apropiármela, yo creía que eso de apropiarse de las palabras era solo una manía mía -en el fondo nos gusta copiar las cosas que nos causan alguna emoción-  pero últimamente me he encontrado con otras personas que lo hacen, que buscan, en la lectura, esas pepitas de oro y cuando encuentran alguna que les gusta, la recogen, la examinan, la comprueban y la guardan como un tesoro.

Bueno, a mí “espectacular” me suena a grito, el espectáculo tiene que producir impacto, admiración, sentimiento o cualquiera otra sensación diferente, y me suena a grito como a ustedes le sonará a “Grito” la próxima exposición temporal que nos va a regalar este otoño el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid en torno a Edward Munch, pintor y grabador noruego conocido popularmente sólo por esa obra que se ha convertido en un icono de la pintura, a pesar de que se trata de un  artista con una enorme producción de la que dan idea sus más de  28.000 obras, entre pinturas, arte gráfico y dibujos, y sus casi 15.000 objetos museísticos, una colección que el noruego cedió a su país y que a su muerte, en 1944, pasó a manos del museo.

Bajo el título Arquetipos, del 06 de octubre de 2015 al 17 de enero de 2016, El Museo Thyssen-Bornemisza, en colaboración con el Munch Museet de Oslo, presenta la primera gran exposición dedicada al artista noruego en Madrid desde 1984. La muestra examinará la larga y prolífica carrera de Edward Munch a través de ochenta obras del pintor, la mitad de ellas procedentes de la colección del citado museo noruego. Con una organización temática, abordará la representación de la figura humana en diferentes escenarios: la costa, la habitación del enfermo, el abismo, la habitación verde, el bosque, la noche, el estudio del artista… Para revelar la radicalidad de su lenguaje plástico, la exposición estudiará el juego entre las formas planas y sinuosas, la ambigüedad de los contrarios, el color simbólico, la deformación expresiva del cuerpo o la utilización de texturas y técnicas experimentales de grabado. En definitiva,  ofrecerá un análisis de las estrategias artísticas de las que el pintor se valió para orientar el espacio hacia una dimensión psíquica y convertir sus composiciones en una perdurable verdad simbólica de la condición humana.

El Grito (en noruego Skrik), del que hay varias versiones e incluso una litografía, estará sin duda representado. Mucha tinta ha corrido sobre el significado de este cuadro, sus orígenes y el mundo interior del pintor, aquí les presento en una composición a modo de línea del tiempo,  unas imágenes que me parece que guardan una estrecha relación, de pasado presente y futuro con respecto a esta célebre pintura (la momia inca de Perú, los relieves de la catedral de San Lázaro en Autun, El Grito y la fotografía de la niña quemada en la guerra del  Vietnam).

el grito y el tiempo

Edward Munch, sin duda el mejor pintor noruego de todos los tiempos, no se quiso encasillar en un estilo determinado, aunque no pudo sustraerse a las influencias de las corrientes pictóricas del cambio de siglo XIX al XX, que inundan los ambientes artísticos europeos, principalmente París, Berlín, Viena, Praga, Dresde, Munich,…. En 1885 hizo el primero de sus numerosos viajes a París, donde conoció los movimientos pictóricos más avanzados y se sintió especialmente atraído por el arte de Gauguin.  Tras una primera influencia de la pintura impresionista y postimpresionista comienza a pintar tres de sus obras capitales: El día siguiente, Pubertad y La niña enferma, la cual causa un escándalo en la Exposición de Otoño de Oslo en el año 1886. No tardó en crear un estilo sumamente personal, basado en acentuar la fuerza expresiva de la línea, reducir las formas a su expresión más esquemática y hacer un uso simbólico, no naturalista, del color, y de ahí su clasificación como pintor simbolista.  Sus evocativas obras sobre la angustia influyeron profundamente en el expresionismo alemán de comienzos del siglo XX, por la fuerte expresividad de los rostros y las actitudes de sus figuras. El pintor decía de sí mismo que, del mismo modo que Leonardo había estudiado la anatomía humana y diseccionado cuerpos, él intentaba diseccionar almas. Por ello, los temas más frecuentes en su obra fueron los relacionados con los sentimientos y las tragedias humanas, como la soledad (Melancolía),  la angustia (El Grito, tal vez su mejor obra), la muerte (Muerte de un bohemio) y el erotismo (Amantes, El beso). En el año 1890 la influencia del neoimpresionismo en sus obras fue muy notoria. Un año más tarde comenzó a desarrollar los motivos del Friso de la vida, ciclo pictórico que incluye muchas de sus obras más conocidas que en su conjunto pretenden dar una visión unitaria de la vida, es un pequeño paso hacia el estilo completamente nuevo   en el  que destacan cuadros como Pubertad, que refleja por primera vez una asociación entre miedo y sexualidad;  Melancolía, serie sobre la plenitud y el fin del amor al igual que Celos. Estuvo también  viviendo en Alemania varios años, sobre todo en Berlín y expone en el Brücke de Dresde. Posteriormente sus pinturas fueron consideradas degeneradas y tras la invasión del régimen nazi a Noruega se retiraron muchos de sus cuadros.

atardecer laura munchPero la exposición nos va a traer muchas obras interesantes además de El Grito; ha revelado el director del museo  que se iniciará con Atardecer, una de las obras de la colección permanente, muestra de la ansiedad y soledad del hombre contemporáneo que el artista trató de reflejar desde fecha muy temprana en su obra. Atardecer se encuadra dentro de estas preocupaciones a la vez que anticipa sus futuras y más características composiciones simbolistas.

El pintor contó con su hermana Laura como modelo en numerosas ocasiones. En este caso aparece sentada de perfil, junto a la casa del fiordo noruego en la que pasaron el verano de 1888. Su figura ocupa el primer plano, si bien se relega y recorta en la margen izquierda. Laura dirige su mirada hacia el fiordo que penetra por la derecha, ajena a los dos campesinos que recogen una barca en segundo plano. En la composición inicial aparecían otras dos figuras que fueron posteriormente eliminadas, lo que acentúa la soledad del personaje principal. A finales de la década de 1880 la pintura del artista atravesaba un periodo de transformación desde el naturalismo y el realismo social de su primera etapa, hacia una mayor influencia del impresionismo francés al que  añadiría una componente simbolista y expresionista. Con actitud ausente y protegida por un sombrero de paja, la melancólica joven, en los prolegómenos de su futura esquizofrenia, está sentada de perfil en primer término, a la izquierda de la composición, junto a una casa cercana a la orilla en donde se divisan dos figuras en la distancia. La disposición de Laura, en primer término, descentrada y aislada del fondo del paisaje, inaugura un tipo de recurso que Munch utilizará habitualmente en el futuro para enfatizar la tensión emocional, una tensión que aquí se acrecienta todavía más con la luz de atardecer.

amazonas y modelos soloSiempre acabo aludiendo a alguna mujer especial, me achacan algunas de mis lectoras, sin duda las madres dejan la marca en sus hijos les puedo contestar, y por eso en el homenaje de hoy les traigo un libro interesante, Amazonas y Modelos, una publicación de la fundación Mapfre que sólo cuesta 13 € y que vale mucho más; en la obra, con aportaciones de destacadas autoras se analiza el fenómeno de que de todas las revoluciones del siglo XX, la única cuyos efectos han perdurado ha sido la de la mujer. Los cambios producidos han estructurado nuevas funciones irreversibles en los espacios público y privado. En el mundo de las ideas y de la creación cultural aparecieron muchos de los elementos de transformación en el universo femenino que luego se trasladarían al conjunto de la sociedad. Esta obra aborda la presencia femenina en su doble perspectiva de protagonista (amazona) y arquetipo de inspiración (modelo), en distintas actividades y funciones relacionadas con el arte, la literatura, la moda, el ámbito editorial o la ciencia.

Anuncios

Un comentario en “! Espectacularrrr ¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s