La tristeza de la caducidad es una certeza sin desesperación

A qué vienen estas cuatro palabras, a qué te refieres con lo de la caducidad – me preguntaba mi invitada antes del almuerzo – sigue leyendo, si quieres, y verás lo que he preparado hoy para ti: una receta más de la cocina con nombre de mujer, con tu nombre, Danae, y unos personajes que giran a su alrededor en la mitología, la pintura y la poesía: Acrisio el rey de Argos, los pintores Tiziano y Klimt, y el poeta Angel González cada uno de los cuales tuvo una forma diferente de interpretar su propia caducidad.

Lumache DANAE al curry dorado de champiñones

Ingredientes: 250 gr de lumache (tiburones o codos), una lata de crema de champiñones Campbell’s, 300 ml de crema de leche, queso emmental rallado y especias para el curry. (Aviso que el curry no es un polvo amarillo que se vende envasado, es una mezcla de especias que cada uno prepara en base a su experiencia y buen gusto. Si necesitáis una receta básica podéis emplear esta: cúrcuma, semilla de coriandro, anís en grano, comino en grano, semillas de mostaza, nuez moscada, pimienta de Cayena y pimienta negra).

Danae se tornó de oro al concebir a Perseo, Danae se tornó de oro en el cuadro de Tiziano, Danae se tornó de oro en el cuadro de Klimt, Danae se tornó de oro en el soneto de Ángel González, … oro de sol entra por la ventana y Danae, indiferente y ojerosa, Danae se tornó de oro. Se hubiere tornado de oro al recitarle completo el soneto, … Danae apoya sus manos en la cabeza, el ambiente que el sol último dora es una leve, dulce y turbadora caricia que la oprime con pereza, se hubiere tornado de oro al prender la flor, si me hubiera decidido a cogerla, – vilius argetum est auro, virtutibus aurum -, se hubiere tornado de oro si yo me hubiere tornado Zeus,  se hubiere tornado de oro, pero fue la mala memoria la que no me permitía ir más allá del primer verso, la tarde muere envuelta en su tristeza … fue mi dadivosidad la que me lleva a gastar aquello que Horacio más apreciaba, y no la plata y el oro de la flor,  fue el temor a los espíritus de los árboles el que me trajo el oro de la cúrcuma, y con el azafrán de las indias llegó la lluvia de oro, fue la mala memoria, la dadivosidad, fue el temor, fue, la lluvia de oro. La plata es más barata que el oro y el oro que las virtudes (Horacio, epístolas, 1.1.52)

Para preparar un curry dorado de champiñones – dorado como Zeus cuando se tornó lluvia, como los cuadros de Klimt y de Tiziano, como el soneto de González – necesitamos la mencionada cúrcuma, que exorciza a los espíritus de los arboles cuando huyen de la selva. Pero necesitamos también el anís, que evita las pesadillas y el mal de ojo; el cilantro, ideal para la digestión; el comino, que asegura la fidelidad; el jengibre, que refuerza el corazón; la mostaza, que permite descubrir a las brujas; la alucinógena nuez moscada; la pimienta de Cayena, con la que los aztecas castigaban las travesuras de los niños; y, finalmente, la pimienta, que permite al esclavo pagar su libertad o a la enamorada completar su dote. Estas especias las molemos en un mortero hasta que queden reducidas a un polvo fino donde el dorado de la cúrcuma predomine.

Calentamos la crema de leche, añadimos la mezcla de especias y revolvemos manteniendo el cazo en el fuego. Seguidamente añadimos la crema de champiñones y seguimos revolviendo, atentos a que no hierva, hasta obtener una crema espesa y dorada. Reservamos la crema en caliente. Hervimos los lumache (tiburones) y, una vez estén al dente, los colamos y los disponemos en una bandeja para horno y añadimos el curry. Lo gratinamos con emmental y ya está listo para servir. La mezcla de especias puede anestesiar el paladar, lo que dificulta gozar del vino, pero podéis optar por un blanco con algo de crianza o por la cerveza fría. Al fin y al cabo, sólo se trata de tornar en oro la bebida.

Danae recibiendo la lluvia dorada es un episodio de  la mitología de Ovidio (IV, 607-613), que ha inspirado a numerosos artistas, pintores y escritores fundamentalmente, ya fue recogido por Boccaccio en su Genealogia deorum gentilium, y en concreto se refiere a la prisión de Dánae en una fuerte torre realizada por su propio padre Acrisio, rey de Argos, para preservarla del vaticinio de que él mismo moriría a manos de quien naciera de su hija. Sin embargo, Zeus, informado de la belleza de Dánae, convertido en una lluvia de oro, se introdujo como tal en la torre y fecundó a la muchacha, de la que nació el héroe Perseo. Madre e hijo fueron abandonados a su suerte en medio de una tempestad en el mar a bordo de una embarcación ligera, pero los dioses se confabularon para salvarles. Al cabo del tiempo Perseo, tras vencer a la Gorgona, recuperar el vellocino de oro, liberar a Andrómeda y un sinfín de aventuras más, volvió a su tierra y en unos juegos hirió con un venablo, sin proponérselo, al rey Acrisio, cumpliéndose así la profecía.

Con el nombre de “Poesías”, denominó Tiziano a un grupo de seis cuadros, destinados a Felipe II, entonces aún príncipe, Dánae recibiendo la lluvia de oro, Venus y Adonis, El rapto de Europa, Diana y Acteón, Diana y Calisto y Andrómeda y Perseo. Se trata de una serie de cuadros, con destino a un hipotético camarín propiedad de Felipe II, de cuya existencia y ubicación ignoramos todo, que forman uno de los principales conjuntos de obras mitológicas de todo el siglo XVI. La calificación de “Poesías”, se debe al mismo Tiziano y se refiere fundamentalmente a su condición de pinturas basadas en textos literarios de la Antigüedad, principalmente las Metamorfosis de Ovidio.

danae recibiendo la lluvia de au

El primero de ellos es el que nos ocupa, Dánae recibiendo la lluvia de oro, la figura central está recostada sobre la cama, con las piernas dobladas, a su lado  hay un perro pequeño, que se reputa como atributo de la cortesana, en la parte derecha hay una criada cuya espalda oscura contrasta con la blancura de Dánae, del mismo modo, hay una oposición clara entre su rostro envejecido y la juventud de la princesa de Argos, esta sirvienta está recogiendo con un delantal las pepitas de oro que caen en forma de lluvia dorada, desde las nubes tormentosas que dominan el centro de la parte superior. Danae espera la lluvia con candor y entrega, como quien recibe un don preciado y hermoso; su cuerpo es grande y robusto, como corresponde al canon de belleza de la época, se reclina en los almohadones con un abandono lleno de ternura, su brazo izquierdo se extiende hasta la entrepierna, donde la mano acaricia suavemente el interior del muslo. Estas figuras se sitúan en un espacio indefinido, ni exterior ni interior; se ven las cortinas y las nubes al fondo. Tiziano realizó varias versiones del tema que se encuentran en otros museos importantes, aparte de la que podemos contemplar en el Museo del Prado de Madrid que es un magnífico ejemplo de su “manera tardía”, es decir, de su estilo más pictórico, de pincelada más libre y deshecha y de disolución de la rotundidad de los volúmenes en la pasta pictórica; estas características pueden observarse por doquier, desde el prodigioso juego de los matices del blanco en la tela de la sábana, contrastada con el nacarado de la carne desnuda, a la lluvia de oro y las nubes de la parte superior del cuadro. No debe chocarnos el tema con la religiosidad conocida del Rey Prudente ya que, según la teoría del decoro propia del arte del renacimiento, una pintura, incluso como en este caso que posee un contenido abiertamente profano y erótico, resultaba lícita si sus usos y el lugar de exposición eran los adecuados y es innegable, como en cualquiera de los abundantes desnudos femeninos de Tiziano, el carácter sensual, de atracción física y de placer en la representación del cuerpo de la mujer, que posee esta obra. La iluminación dorada baña la sensual figura, creando un acentuado contraste con el fondo, donde observamos un celaje en el que apreciamos la luz crepuscular. La gama de colores empleados se ha hecho más reducida que en obras anteriores, apreciándose desde este momento cierta tendencia a la economía cromática. Las pinceladas son más rápidas y empastadas, inaugurando un estilo denominado “impresionismo mágico”. Otros pintores como Correggio, Mabuse, Gossaert o Gustav Klimt, tienen obras sobre este tema.

Danae-klimKlimt elude las referencias clásicas del Renacimiento y el Barroco -Tiziano o Rubens- al presentarnos a la joven Danae de manera aislada, sin ninguna referencia espacial, rodeada de elegantes y decorativas telas que enmarcan su curvilínea silueta. Su postura acentúa el erotismo y la sexualidad del momento de la seducción, recibiendo en su sexo la lluvia de oro que permitirá el engendramiento de Perseo. Las formas redondeadas -características del modernismo- y el color dorado aumentan la erotización del asunto, convirtiendo el desnudo en un elemento decorativo. Como bien dice J.M. Palmier: “La sensualidad y lo erótico están presentes por doquier; pero aquellas mujeres semidesnudas, aquellos cuerpos dormidos, habían sido aceptados por la burguesía y la aristocracia vienesa”. En efecto, sus cuerpos desnudos nunca provocarán gran polémica, si exceptuamos las obras de la Universidad y el Friso Beethoven. El sueño se ha apoderado de la joven y se presenta totalmente aislada del espectador. Para algunos críticos se puede interpretar como que Klimt ya no se siente amenazado por la mujer. Estilísticamente, cabe destacar la delicadeza de líneas gracias a su acertado dibujo, el empleo de tonalidades brillantes y el contraste de la piel dorada de Danae frente a las telas oscuras que la rodean. La línea sinuosa domina la composición, desapareciendo toda referencia espacial y eliminando la sensación de perspectiva tradicional. El resultado es una obra cargada de belleza que se ha convertido en símbolo de una época.

Urolagnia o Golden Shower es un tipo de fetichismo sexual o parafilia enfocada a la orina y la micción entre los miembros de una pareja. El nombre vulgar para esta práctica es lluvia dorada; en la película “The Paperboy” hay una escena en la que Nicole Kidman orina sobre el rostro de Zac Efron. Aunque en la película esta escena no ocurre dentro de un contexto sexual, se habló mucho acerca de cómo la famosa actriz le dio una “Golden Shower” a uno de los chicos Disney más famoso de los últimos tiempos. En cualquier caso, esta acepción procaz de la expresión lluvia dorada es una realidad social por mucho que nos incomode.

angel-gonzalezPero vamos a terminar con algo más agradable como es la figura de Angel Gonzalez poeta, catedrático y ensayista español nacido en Oviedo en 1922.
Su poesía, llena de contrastes, discurre entre lo efímero y lo eterno, características que llevan al lector a divagar y soñar en los temas del amor y de la vida. Fue maestro nacional, licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y periodista por la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Enseñó Literatura Española Contemporánea en la Universidad de Alburquerque, USA, habiendo sido profesor visitante en las de Nuevo México, Utah, Maryland y Texas. Miembro de la Real Academia Española, fue galardonado con numerosos premios, de su obra poética nos quedamos con su último libro, “Otoño y otras luces” 2001. Falleció en el año 2008.

Y ésta es su Danae:

 La tarde muere envuelta en su tristeza.
Paisaje tierno para soñadoras
miradas de mujer, exploradoras
de su melancolía en la belleza.

Danae apoya en sus manos la cabeza.
El ambiente que el sol último dora
es una leve, dulce y turbadora
caricia que la oprime con pereza.

Un pajarillo gris, desde una vana
rama, canta a la tarde lenta y rosa.
Oro de sol entra por la ventana

y Danae, indiferente y ojerosa,
siente el alma transida de desgana
y se deja, pensando en otra cosa.

Anuncios

Un comentario en “La tristeza de la caducidad es una certeza sin desesperación

  1. Pingback: Las lágrimas de San Lorenzo | el coronel no tiene quien le lea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s