Lectura y pintura son nombres de mujer

No quisiera dejar pasar un día más, ya sé que me he retrasado, pero para contribuir a mi modo a esta celebración que hacemos aquí en España del día del libro, les traigo hoy una reflexión, unas pocas frases interesantes y muchas imágenes, aunque no todas las que tengo recopiladas para no cansarles.

A base de ver cuadros de todas las épocas me encuentro con un tema muy repetido por muchos pintores: una mujer con un libro en las manos. Lo primero que se me ocurre, de una manera completamente subjetiva, por supuesto, es pensar que los artistas a lo largo del tiempo han tratado de dignificar el papel de la mujer revistiéndola con ese atributo de la inteligencia que nos sugiere la actitud de la lectura; pero inmediatamente me entra la duda de porqué era necesario plasmarlo de forma explícita, ¿acaso para demostrar lo que de alguna forma se les negaba en la práctica?……… me gustaría que las personas que tengan la paciencia de leer esta entrada y asombrarse con la cantidad de imágenes que les traigo hoy, además de tener el placer de reconocer muchos de los cuadros o al menos a muchos de sus autores,  pensaran en el tema y en su caso emitieran un parecer, porque en lo que estaremos todos de acuerdo es en no recordar casi ningún cuadro, aparte de los religiosos, en que aparezca un hombre leyendo, todo lo más con la mano encima de un  libro en actitud de dominio sobre lo que representa; bueno alguno sí que hay.

mujeres lectoras (67)

Tengo que agradecer a mi amiga Diana la ingente labor recopiladora, de la que ahora me aprovecho para escribir estas palabras, es probable que se cansen ustedes de leer todas estas citas, pero les ruego que aunque las lean en diagonal no dejen de ver todas las imágenes para darse cuenta de este fenómeno que hoy les comento.

 

 mujeres lectoras (69)

¿Dónde estaban las mujeres que eran verdaderamente libres y no se pasaban la vida rebotando de hombre en hombre, sintiéndose completas con o sin marido?…… leyendo y/o escribiendo.

 mujeres lectoras (68)

… no negaré que desde que me rayó la primera luz de la razón, fue tan vehemente y poderosa la inclinación a las letras, que ni ajenas reprensiones –que he tenido muchas–, ni propias reflejas –que he hecho no pocas–, han bastado a que deje de seguir este natural impulso que Dios puso en mí.  Sor Juana Inés de la Cruz

mujeres lectoras (65)

La lectura es un almácigo de ideas y de ideales políticos, sociales, económicos, religiosos… Muchas veces, las ideas contenidas en los libros son un desafío para el orden establecido; por ello las lectoras de todos los tiempos se han valido de los libros para luchar contra la injusticia y el abuso del poder, a despecho de castigos tremebundos y bibliotecas reducidas a cenizas por los déspotas del momento.  Evelia Botana Montenegro

mujeres lectoras (64)

La lectura es el orden de la oscuridad de la noche, incluso cuando se lee en pleno día al exterior, la noche se instala alrededor del libro. Marguerite Duras

 mujeres lectoras (63)

Leer puede volverla a una, rebelde e infundirle la idea de que es posible apartarse del camino que le habían trazado otros. Michèle Petit

 mujeres lectoras (62)

Hay quienes leen los libros para no sentirse menos que los entendidos; o para entretener el tedio de la sala de espera; o para olvidar los agobios de los acreedores, o los desprecios de un ingrato, ….

 mujeres lectoras (61)

… pero hay, además del snob y del que busca las rutas de su evasión, la lectora común que sólo va tras su propio placer; la que se deja guiar por su propio instinto…

mujeres lectoras (60)

y se comporta frente al libro, con la apertura maravillada de quien se dispone a recibir una revelación; con el respeto del huésped en la casa ajena; con la curiosidad de la niña cuando tiene a su merced a un adulto…

 mujeres lectoras (59)

…con la insistencia apasionada y aún con la importuna devoción de una adolescente; con la libertad que conquista y abandona, que escoge, que guarda, que olvida. Lo único a lo que la lectora común aspira cuando lee es a vivir entre los que viven. Rosario Castellanos

mujeres lectoras (58)

Hallé una flor dentro de un libro. Dijiste: “Puse mi amor en cada pétalo”.  Vi que allí estaba su fantasma y el tuyo, tiré la flor marchita y a ti; -te exorcicé- No acumulo despojos y sigo leyendo libros.  Thelvia Marín

mujeres lectoras (57)

La verdad no es premio al renunciamiento, sino corona de la abundancia, y está derramada sobre todas las cosas. Pero se recoge y atesora en los libros donde resplandece su propia luz para los ojos de la que lee. Rosario Castellanos

mujeres lectoras (56)

Cuando una inicia el acercamiento a la lectura con las niñas, se realiza un trabajo de escultura; se empieza por conocer y reconocer el valioso material con que se va a trabajar y la importancia de dicha labor, por lo que se pone en juego todo lo aprendido, la dedicación, paciencia y el disfrute de hacer lo que más le gusta a una…Formar lectoras es una tarea lenta, placentera, ardua e infinitamente satisfactoria. Diana Flores Carrillo

mujeres lectoras (55)

Las mujeres reales, no las de la literatura, no podían ser escritoras, científicas o sobresalir de alguna manera, porque a las mujeres se les encerraba con llave, les pegaban, les elegían el marido y las zarandeaban… apenas sabían leer, apenas escribir y eran propiedad de su marido. La libertad intelectual depende de cosas materiales, la poesía depende de la libertad intelectual; las mujeres siempre han sido pobres desde el principio de los tiempos. Por lo que hay que tener 500 libras al año, una habitación propia con cerradura y acceso a una biblioteca para arribar al mundo y no permanecer sola en casa y ser zarandeada. Virginia Woolf

mujeres lectoras (54)

 

Yo leo literatura porque: el mundo, con la variedad y multiplicidad de sus objetos, con el ritmo de sus acontecimientos, con sus cambios incesantes en los órdenes y las relaciones entre las cosas, con sus apariciones súbitas e inexplicables y sus desapariciones repentinas y misteriosas; me produce vértigo….

 mujeres lectoras (53)

… en cambio la página es una especie de remanso tranquilo en la que se reflejan las formas y permanecen inmutables, ofrecidas a la contemplación, invitando a su desciframiento…

 mujeres lectoras (52)

…la página es un espejo que me guarda la consideración de no reflejarme, sino de ceder el sitio a la protagonista de mi lectura. Rosario Castellanos

mujeres lectoras (51)

El conocimiento de la lectura se difundía por ciudades y pueblos de Europa y el libro se convertía en instrumento de difusión de la cultura y vehículo de expansión de creencias y justificación de actitudes…

mujeres lectoras (50)

…los lectores, que antes eran solamente clérigos y maestros, ahora se encontraban entre los más diversos grupos sociales: Predominaban los hombres, pero también leían algunas mujeres. Pilar Gonzalbo

mujeres lectoras (49)

¿Hemos de renunciar a las diversiones, a las ternuras y a las frivolidades, a la amistad porque amamos los libros? No, porque en los libros encontraremos todo eso y mucho más y con mayor lucidez. La que lee es alguien que entiende y goza con lo que lee; que puede ver el punto de vista de otro mientras lee; que descubre nuevos mundos al leer…

 mujeres lectoras (48)

La que lee es alguien que puede usar la lectura tanto para informarse como para reír o llorar; que no cree casi nada de lo que dicen los periódicos, pero sí, todo lo que lee en los cuentos; la que no sabe existir sin leer. Para una lectora, la lectura es un instrumento para la vida. Carmen Diana Dearden

 mujeres lectoras (46)

Los libros con los que se puede jugar son aquellos que hablan a los sentimientos irracionales, a los deseos, a las pulsiones y a las pasiones. Son libros que hablan al corazón de quien los lee y la interpelan como heroína de la acción. Sarah Corona Berkin

 mujeres lectoras (45)

La madre superiora de la orden Jerónima exhortaba a Sor Juana: -Es inadmisible que leáis hasta muy entrada la noche. Debéis comprender que los estudios en las mujeres son cosas que rechaza la Santa Inquisición, porque en ellos no hay nada bueno-…

mujeres lectoras (43)

…la inmediata respuesta de Sor Juana fue: -¡Vos sois una tonta y más que tonta!- Escandalizada la madre superiora pidió ayuda al arzobispo de México, amigo de Sor Juana. -¡Imagínese su paternidad que la susodicha Sor Juana llegó a decirme “tonta y más que tonta”!  A lo que monseñor contestó: -Muy bien, madre priora; pruebe su reverencia lo contrario y se le hará justicia-.   Delfina Careaga

mujeres lectoras (42)

A pesar de haber estado tentada a disfrazarse de varón para tener acceso al conocimiento de la Universidad, y no obstante haber dado muestras sobradas de sus méritos para hacerlo, Sor Juana prefirió asumir su condición de marginada, oportunidad de creación de un saber reivindicatorio de lo marginal y lo diferente. El enclaustramiento de Sor Juana ponía de relieve el secuestro del saber. Así al defender los valores democráticos, al enfrentarse a la discriminación y la intolerancia, al defender el pensamiento libre y plural, el Fénix de México, actuó en defensa propia. Graciela Rodríguez 

 mujeres lectoras (41)

Los libros son también un medio de aprender a sentir más intensamente. Escribir es una manera de llegar a la profundidad del ser. Marguerite Yourcenar

mujeres lectoras (39)

Leer nos permite jugar con el tiempo y el espacio: en palabras de Gabriela Mistral, con un libro ante nuestros ojos, “estamos donde no estamos”. Cuando leemos, somos ubicuas y atemporales, somos quienes somos y también los otros, somos la realidad y lo posible.

 mujeres lectoras (38)

La lectura nos hace inmigrantes a todos. Nos lleva lejos de casa, pero lo más importante, nos encuentra un hogar donde sea. Hazel Rochman

mujeres lectoras (36)

 La lectura de libros parece curiosamente, operar nuestros sentidos en cataratas; después de leerlos vemos con más intensidad; el mundo aparenta haberse despejado del velo que lo cubría y haber cobrado una vida más intensa. Virginia Woolf

mujeres lectoras (35)

Para que un buen libro tenga esta cualidad, debe, una vez que ha sido arrojado como una piedrita de Eucalión, adquirir una intensa vida propia. Caroline Lejeune

 mujeres lectoras (34)

Lo que sucedió usted lo sabe: aprendí a leer y mi soledad encontró compañía, el silencio se pobló de voces, el vacío se llenó de fantasías. En los libros encontré lo que necesitaba, ahora es mío el mundo y hasta una porción de la eternidad. Como dice el poeta: “¡Poseo dragones y dioses y lunas!” Me he imaginado a mí misma en grandes romances y en arrebatos místicos, en la entrega revolucionaria y en el fuego de la poesía. Me imaginé el placer y no sólo viví todas las pasiones sino también la diversidad de sus matices. Sara Sefchovich

mujeres lectoras (33)

Leer un libro es reescribirlo para ti misma, llevas a la novela o a lo que sea que estés leyendo, tu experiencia del mundo, llevas tu historia y lees en tus propios términos. Ángela Carter

mujeres lectoras (32)

La voz o estilo femenino, tradicionalmente identificados a lo intuitivo, a lo sensible, a lo delicado, a lo sutil es un mito creado por los hombres. Si a algo habría que llamar femenino sería a la voz de esos terribles escritos de mujeres que colocamos sobre nuestros recuerdos y se identifican con ellos porque son la transcripción exacta y fiel de la verdad. Sucede así porque la experiencia de la mujer es acumulativa y atraviesa el tiempo. Rosario Ferré

 mujeres lectoras (30)

Hay libros tan vivos que siempre temes que mientras no leías, el libro se había cambiado, se había transformado como un río; mientras seguías viviendo, él también lo hacía, y como un río continuaba y se alejaba. Nadie ha estado dos veces en el mismo río, pero ¿ha estado alguien dos veces en el mismo libro? Marina Tsvetana

 mujeres lectoras (29)

Si este mundo fuera mínimamente cercano a lo que debiera ser, no habría más necesidad de una semana o día del libro, que de una Sociedad para la Prevención de Crueldad hacia los Niños. Dorothy Parker

 mujeres lectoras (28)

La literatura es mi Utopía. Aquí no soy rechazada. Ninguna barrera de sentidos me aleja de este dulce, gracioso discurso de mis amigos los libros, ellos me hablan sin vergüenza o incomodidad. Helen Keller

mujeres lectoras (27)

Leer y escribir son sinónimos de: existir. Gertrude Stein

 mujeres lectoras (26)

Cuando entro a ésta Biblioteca, no entiendo por qué rayos salí. Marie de Sevigne

 mujeres lectoras (24)

“Donde no hay libros hace frío”.  Vale para las casas, las ciudades, los países; un frío de cataclismo, un páramo de amnesia. María Elena Walsh

 mujeres lectoras (6)

Mis libros son barriles sin fondo de aventuras. Son mares infinitos de sabiduría. Son cielos repletos de nubes de fantasía. Son mis almas gemelas. Pueden abandonarme mis amigos, ignorarme mi familia, el mundo entero podría darme la espalda, pero los que siempre estarán ahí los que siempre me han hecho reír, llorar o soñar por igual los que por ningún motivo me dejarán sola: -Mis libros-.  Xaydé Esquivel Flores

 mujeres lectoras (8)

Lo que está cambiando es la posibilidad de acceso al conocimiento de los textos vitales, los efectos visibles en la vida de las mujeres al escuchar y ver nuestras experiencias inefables o negadas que de pronto se afirman y persisten en el lenguaje. Adrienne Rich

mujeres lectoras (2)

Gracias de nuevo a mi amiga Diana Flores Carrillo compiladora de esta inmensa colección de imágenes y textos.

 

 

 

Anuncios

6 comentarios en “Lectura y pintura son nombres de mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s