WhatsApp y MashUp

Puede ser que para muchos de ustedes no tenga nada que ver una cosa con la otra, salvo una pronunciación con un final parecido para los duros de oído como yo,  incluso después de leer los motivos por los cuales las junto en el encabezamiento de  esta entrada sigan sin encontrar ese nexo de unión, a pesar de todo y aunque solo sea para hacer una introducción, les diré que la idea que me lleva a relacionarlas es la de la relatividad del tiempo, de la duración de las cosas, de la continuidad de los actos, de la necesidad de la reflexión pausada – sin pausa no hay reflexión-,  todas estos conceptos tan cambiantes a lo largo de los tiempos en la dimensión espacial y a lo largo de la vida en la esfera personal.   Me sorprendía, y creo que no era el único, cuando iniciábamos la resolución de un tema de cierta envergadura en la dimensión estratégica, táctica o logística, como alumnos en la Escuela de Estado Mayor, que el primer escollo con el que tropezamos era el de la distribución del tiempo que teníamos que hacer entre los diferentes escalones del Mando y sus estados mayores, hasta llegar a las unidades ejecutantes que necesitaban ese mínimo intervalo de reacción para prepararse y actuar en la dirección que se había decidido. El tiempo era oro, existe el oro puro, el oro negro del petróleo, el oro líquido del agua, el oro verde del aceite de oliva, el oro……siempre el patrón oro, el tiempo lo es también y la tecnología ha luchado contra el tiempo para facilitar la recogida de datos, el contraste de las noticias, la elaboración de informes, la comunicación de órdenes, la distribución de recursos, el encauzamiento de los movimientos logísticos……pero este esfuerzo no ha sido gratis, somos esclavos del tiempo y cada vez más se nos exige tomar decisiones en nuestra esfera de control sin apenas reflexionar, enviamos un mensaje y nos impacientamos al no recibir una respuesta inmediata, ¿o no es verdad esto que digo?.

Pero la verdadera intención de estas líneas es dar noticia de algo que conocemos casi todos por estar presente en la vida actual pero que muy pocos le ponen el nombre con el que se ha generalizado. El inglés es una lengua más viva que el español, a mi entender, y enseguida bautiza cualquier fenómeno que se repita antes de llegar a la docena. Se trata del MashUp y en concreto me voy a referir al mundo del arte, pues si bien el término se empieza a emplear en el mundo web como mezcla (de ahí su nombre) y combinación de aplicaciones que utilizan más de una fuente (sirva como ejemplo sencillo cuando buscamos una tienda y en su web se nos abre el mapa de goggle), o incluso en el campo de la música como género y técnica de producción musical basada en la yuxtaposición de diferentes fragmentos musicales, ritmos o sonidos, llamado también bastard pop (los dj,s que se convierten en estrellas).

En el campo del arte este fenómeno tiene una presencia muy intensa y da lugar a una reconsideración del concepto mismo de arte, el no arte, que se está debatiendo en el ámbito cultural casi desde las vanguardias históricas; a lo largo de la historia se ha pasado por diversos estadios en cuanto al autor de la obra (anónimo o con autoría, artesano o artista), después en cuanto al estilo, y luego con el concepto último de arte en lo que no nos vamos a detener por su extensión. El tiempo del que antes les hablaba está presente en la producción artística de una u otra manera, Miguel Angel se compromete por escrito a esculpir la Piedad en un plazo de un año, Antonio López tardo unos pocos más en pintar el retrato de la Familia Real, y las performances nacen y mueren en unos momentos ante los ojos de los espectadores, por no mencionar la rapidez que la técnica ha permitido a los apropiacionistas de los que ya les hablé en otra entrada, coger, trasladar y usar elementos de diversa índole en sus obras.

posin  3 im Atelier

Es difícil aislar el acto creativo, y el campo de lo original está cada día más complicado como les decía en fosbury hablando de mi viejo profesor de estrategia que era un intelectual de reconocido prestigio, estudioso y lector empedernido y cuya frase a este respecto era: quien copia a otro está plagiando, quien copia de muchos es un erudito. J. Lethem va más lejos y se posiciona en Contra la originalidad:  …es evidente que la apropiación, la imitación, la cita, la alusión y la colaboración sublimada forman una especie de sine qua non del acto creativo y atraviesan todas las formas y géneros en el ámbito de la producción cultural… En una noticia publicada hace ocho o nueve años, leí la historia de los tres hermanos Posin que reproducen cuadros icónicos de la historia del arte, desde la Gioconda hasta El nacimiento de Venus de Botticelli y varios de Rembrandt, entre muchos otros. El verbo parece exacto: desde su taller en Berlín no intentan hacerlos pasar por originales, no cometen fraude, no los copian sino los re-producen, desde buscar lienzos envejecidos y crear pigmentos que logren el tono exacto del original, hasta hundirse paso a paso en el proceso psicológico del creador y darle su alma. Y aunque venden sus obras por precios que alcanzan los 10.000 euros, afirman que lo que les interesa es el arte, no el negocio, porque el plagio bien hecho es una obra de arte. Por eso, cuando algún museo despistado ha querido dar por original un cuadro suyo, ellos han afirmado: “es nuestro”. Los Posin ya cuentan con un museo en Brandemburgo que expone solamente sus trabajos y recibe unos 5.000 visitantes por año, felices de ver de cerca piezas cuyos originales nunca podrán admirar en Nueva York o París. Pero lo que más me alucina es que dan un paso más: llegan a reproducir obras que no existieron, a partir de imaginar que determinado artista hubiera pintado tal escena exactamente así. De algún modo se vuelven la conciencia viva del creador que murió hace siglos (o ayer).

feb 20 mashup

Bueno pues y siguiendo con el tema de MashUp lo último que les voy a contar es la macro exposición que se inauguró en la galería VAG de Vancouver en el mes de febrero y que terminará el próximo domingo 12 de junio, me excuso por no haberla comentado antes, pero he tenido la primavera muy ocupada y Canadá estaba bastante lejos para encontrar una fecha conveniente, hoy les traigo las noticias y quizás alguno de ustedes pueda estirarse un poco y hacer un viaje rápido, vale la pena, de verdad.  El título de la exposición es MashUp. el nacimiento de la cultura moderna.  Se trata de una exposición multidisciplinar que cuenta con obras de artistas que van desde Pablo Picasso y Barbara Kruger a Sherrie Levine e Hito Steyerl. La muestra la componen 371 obras de más de 150 artistas entre pintores, fotógrafos, escultores, cineastas, video artistas, músicos, arquitectos, performers, collageros y diseñadores. Dividida en cuatro pisos, cada uno dedicado a una de las etapas del MashUp, es la más ambiciosa muestra que el recinto haya realizado hasta ahora. Propone este breve repaso de la forma dominante de producción cultural del siglo XXI:

  • Principios del siglo XX: la era del collage y el readymade. Con el crecimiento de las técnicas de reproducción mecánica (como la litografía offset y la fotografía), las primeras décadas del siglo XX atestiguaron un cambio radical en la circulación de imágenes. El fotomontaje de fantasía fue una manifestación inicial de esta tendencia, que en poco tiempo transformaría el arte. Pablo Picasso exploró rudimentarios collages, en los que incluyó textos no creados por él, es decir, apropiados, como un pedazo de periódico. También el dadaísmo y el movimiento surrealista, los readymades de Marcel Duchamp y la exploración sonora de Luigi Russolo se inscribieron en la línea de rechazar las formas convencionales. Así se incorporaron a la obra de arte objetos, imágenes, palabras y sonidos tomados de distintas fuentes, recontextualizándolos.kurt schwitters
  • Post-guerra: la era de la referencia. Terminada la guerra, la ubicuidad de la radio y la televisión, así como la producción en masa y la mercadotecnia produjeron una segunda ola de cultura MashUp. Inspirada por el collage y el readymade de la primera mitad del siglo, fue protagonizada por músicos, artistas plásticos, diseñadores, cineastas y escritores. En la música, John Cage extendió el principio del readymade y exploró el remix, mientras Andy Warhol no sólo incorporó en su obra el discurso de la cultura pop y la publicidad, sino también replicó en ella los procesos industriales de producción. Así, sus piezas eran al mismo tiempo producto de la sociedad post-industrial y una crítica a la misma.mashup-installation-6
  • Fines del siglo XX: la era del sampleo y la apropiación. La década de los ochenta vio surgir una generación de artistas que crecieron frente a la televisión, comiendo Fast Food y consumiendo masivamente, en una economía cada vez más global. Esa década también atestiguó el nacimiento de las cámaras portátiles de video y la fotografía instantánea, además del arte urbano de creadores como Jean-Michel Basquiat y artistas conceptuales, como Sherrie Levine. Y el fin de siglo conoció la explosión de los teléfonos celulares y las computadoras, junto con sus respectivos softwares de modificación de imágenes, sonidos, diseño. Esta tercera ola de cultura MashUp usó la parodia para cuestionar las estructuras de poder dominantes. Así, el siglo cerró con la realidad de que el escenario cultural había cambiado, que el sampleo se convertiría en la nueva fuerza creativa que dominaría los años por venir.masyp basquiat
  • Principios del siglo XXI: el remix en la era digital. El desarrollo de las tecnologías digitales y su asimilación masiva ha provocado un crecimiento exponencial de la generación, difusión y consumo de cultura visual. Hoy, cualquiera tiene acceso en su celular a un bagaje casi infinito de imágenes, sonidos y documentos colgados en la red, además de una todavía mayor posibilidad de copiar y mezclar. Términos como postproducción e integración son parte del vocabulario cotidiano de hoy, en el que las plataformas digitales constituyen una nueva arena de experimentación creativa. Artistas como Hito Steyerl y DJ Spooky estiran la liga de la recreación, en una exploración que todavía no tiene fin.hito steyert

 El MashUp constituye el impulso revolucionario en el arte occidental causada por la llegada de collage: la forma en que se reunió con la innovación tecnológica para mutar en una variedad de metodologías que se han convertido en el centro de la forma de crear, a partir de la remezcla hasta la piratería del  vidding. Por supuesto que han aprendido a ver el collage y su legado formal, como una estética, algo perjudicial que puede hacerse hermoso, como el sexo. Sin embargo, cada artista tiene sus propias razones distintas para cortar, empalmar, y la erradicación de la reconstitución de significado y la autoría. Tales motivaciones pueden y deben ser increíblemente variadas caminando siempre hacia una invitación de su interpretación, que te estimula más allá de dogmatismo, más allá de la doctrina, más allá de la ideología, más allá de la autoridad.

rauschenberg

Lo que es más extraño de MashUp es su actitud discreta frente a la política que se filtra por cada uno de sus poros. Es la versión curatorial del multiculturalismo: un mosaico contenido con tensiones ideológicas que surgen inevitablemente de todos modos y que, sin embargo, no están reconocidas. En muchos sentidos, este es un espectáculo sobre la violencia fundamental del arte y la cultura moderna y contemporánea. El corte, el saqueo, la apropiación de las obras en MashUp son polifónicos y polivalentes, como una representación emblemática de las violaciones, mutilaciones, los hurtos, los colonialismos, las tensiones y las guerras en el que pivota la cultura, y al que se acoge eternamente. Este es el verdadero propósito de la mezcla: poblar la cultura y sus conductores capitalistas con preguntas, para revolver. Es un espectáculo de aspecto brillante con un corazón más oscuro.

otra de masup

Esta es una exposición que aspira a ser vista para formar parte de nuestro tiempo. Sin duda queda todavía mucho por explorar en el terreno del arte no-original, del proceso no-creativo, sino más bien basado en la copia y la recontexualización. Habrá que estar atentos para ver hacia dónde se mueve el MashUp.

 

Anuncios

3 comentarios en “WhatsApp y MashUp

  1. Pingback: Cicatriz en la mirada | el coronel no tiene quien le lea

  2. Fantástico post. Deberías dedicarte menos a los birdies y más a darle a la tecla. Mash up es triturar, de ahí su significado en el arte. De verdad y no es un lapsus cálami !Magnífico!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s