Colombine, agridulce de melón

cold

Retornando a la cocina con  nombre de mujer, me encuentro con los cantos de Leopardi que no son agridulces, no. Son pesimistas, denotan il male di vivire; pero su belleza no permite que nos asalte la angustia al leerlos. Así quería que fuese el agridulce de melón, como un tristísimo canto de Leopardi, como un poema de Montale, en definitiva, como una premonición. Porque, como Leopardi, sabes que algunas historias apenas empiezan. 

  El agridulce de melón más que nombre de mujer tiene circunstancia: ¿ma sei tu per lasciarmi un’altra volta?  Io n’ho gran tema. Que difícil resulta aceptarlo. Lo único que nos consuela es que ser abandonado requiere de un paso previo, y que menos que celebrarlo con este plato pensado para un viernes de principios de verano. Questo di sette è il piú gradito giorno, pien di speme e di gioia: diman tristezza e noia recheran l’ore. El elemento fundamental del agridulce de melón es el vinagre de miel, elemento que constituye por sí mismo una contradicción, como alguna de mis relaciones.

Estos son los ingredientes:

Tres tajadas de melón de Villaconejos, un melocotón de viña, dos endibias, un apio, media cebolla pequeña, un pepino, cien gramos de zanahorias, tres nueces, veinte gramos de raíz de jengibre fresca cortada muy menuda, vinagre de miel, aceite de oliva y sal.

Preparamos un lecho de apio cortado en juliana en el fondo del plato y disponemos sobre el los ingredientes; la fruta cortada en pequeños dados y las verduras en juliana. La zanahoria la habremos cocido en agua de Vichy antes de cortarla. Lo aliñamos con una vinagreta preparada con dos tercios de aceite y uno de vinagre de miel y un pellizco de sal, lo dejamos marinar en la nevera por lo menos seis horas.

La combinación de sabores pretende ser algo sorprendente, cada bocado contiene simultáneamente lo que buscas y su contrario. Fratelli, a un tempo stesso, Amore e Morte ingenero la sorte. Es pues un plato para la pequeña muerte, pero no en el sentido francés de la expresión (o tal vez también, la petite mort) sino para la pequeña muerte que representa una pérdida. E il naufragar m’è dolce in questo mare.

 

andhiswife

¿Pero, vas a dejarme una vez más?

Lo temo mucho.

Este es de siete, el día más querido lleno de gozo y de esperanza lleno: mañana tedio y pena traerán las horas.

Amor y Muerte a un mismo tiempo hermanos, los engendró la suerte.

Y dulcemente en este mar naufrago

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Colombine, agridulce de melón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s