Caín cumple 80 años

diplomatico en el madrid rojoEl doctor Felix Schlayer fue un ingeniero y empresario alemán que vivió alrededor de cincuenta años en España y fue cónsul de Noruega en Madrid durante el primer año de la Guerra Civil española. Al encontrarse fuera de España el embajador de Noruega, el 18 de julio de 1936 se pone al frente de la legación de dicho país, cargo desde el cual salvó la vida de los más de mil refugiados acogidos en dicha embajada. En noviembre de 1936, descubrió y dio testimonio de la matanza, en Paracuellos de Jarama, de más de cuatro mil presos preventivos extraídos de las cárceles de Madrid. Habiendo regresado a España al finalizar la guerra, siguió viviendo en nuestro país, donde falleció en fecha desconocida, hallándose enterrado en el cementerio civil de Madrid.  Prácticamente desconocido por el gran público hasta fechas recientes, fue también el primero que relató las persecuciones, los asesinatos políticos masivos y las torturas de las checas en el Madrid republicano de 1936 en su obra Diplomat im roten Madrid, publicada en Berlín en alemán en pleno nazismo en 1938, y no traducida al español hasta 2005 con el título Matanzas en el Madrid republicano. Paseos, checas, Paracuellos…, y publicada con nueva traducción en 2008 con el título de Diplomático en el Madrid rojo. Fue el primero igualmente que puso de relieve la implicación directa de Santiago Carrillo en la masacre, también su relato debería formar parte de esa “Memoria histórica”.

En realidad, el relato de la tragedia que les traigo hoy empieza el 22 de agosto del 36 y finaliza el 23, por eso el título del 80 aniversario de esta nueva manifestación del espíritu cainita que lleva el hombre en su interior. No creo que el asesinato se pueda en ningún caso justificar, ni tampoco que la revancha sea justa, sólo pretendo recordar, para sus descendientes, unos hechos que ahora les puedo relatar porque a una de las víctimas, un joven capitán de artillería de 33 años, le salvó milagrosamente la cruz roja francesa, y aunque vivió muchos años después con las cicatrices de las balas en su pecho, como tatuaje de la muerte, jamás profirió una palabra de queja, de odio o de rencor hacia sus asesinos.

Junta Defensa Madrid

………El 22 de agosto de 1936 una tropa de delincuentes comunes, vestidos de milicianos, irrumpió en la cárcel Modelo de Madrid, con el pretexto de efectuar un registro en busca de armas; despojaron a cada uno los presos de todos sus objetos de valor, relojes, anillos de casados, plumas estilográficas, así como de recibos que tuvieran por cantidades de dinero depositadas y se llevaron todo ello, metido en sacos. En las oficinas del establecimiento, se apropiaron asimismo inmediatamente de todas las cantidades de dinero existentes y quemaron los libros para evitar cualquier reclamación posible por parte de los despojados. Dado que estos sumaban más de cuatro mil, puede uno hacerse una idea del brillante éxito de la meritísima operación anticapitalista.

Después de efectuado el registro, sacaron a los presos, por la tarde a los patios del establecimiento penitenciario. No habían recibido todavía en ese día alimento alguno. De repente, surgió un incendio en la leñera de la cárcel, prendido intencionadamente por los milicianos con la finalidad perseguida de que, al amparo de la confusión surgida, pudieran escapar los presos comunes, cosa que, por supuesto hicieron. Al parecer, contaban asimismo con que también los presos políticos intentarían escapar, para lo que habían previsto que fuera hubiera estacionados grupos armados que inmediatamente dispararan sobre ellos. Querían exterminarlos en masa e inmediatamente. De repente, los presos, que se hallaban concentrados en los cinco patios del establecimiento y miraban con preocupación al fuego que avanzaba muy rápidamente en torno a ellos, fueron objeto de un tiroteo, procedente de los tejados y balcones de las casas circundantes y del tejado de la propia cárcel. No podían escapar de los patios hacia el interior del edificio porque las puertas sólo permitían el paso de una sola persona a la vez y por tanto el amontonamiento que se produciría entrañaba grave peligro de muerte. Los pobres hombres procuraban protegerse de los disparos, acercándose contra los muros situados en ángulo muerto. A pesar de todo, buen número de ellos murieron, unos sesenta de los políticos y militares más importantes fueron arrastrados afuera por los milicianos y muertos a tiros en los jardines próximos a la prisión. Estos habían sido entregados por el Gobierno a las milicias marxistas y anarquistas para que les dieran muerte y quedarán así satisfechas las continuas pretensiones de diezmar al conjunto de los detenidos.

Una verdadera ansia de matar había embriagado y dominado al populacho. Los funcionarios de prisiones no aparecían por ninguna parte. El director había desaparecido y, con ello, permitió que los acontecimientos siguieran su curso. Al cerrar la noche los animosos tiradores del tejado gritaron a sus indefensas víctimas de los patios de la prisión: ¡mañana por la mañana continuaremos hasta que no quede uno vivo! Puede uno imaginarse el estado de ánimo con que aquellos hombres medio muertos de hambre pasaron la noche tumbados, pegados a las paredes. Los sacerdotes que había entre ellos les daban la absolución y los preparaban para la muerte que les llegaría por la mañana. Uno tras otro se aventuraban, en el transcurso de la noche, a llegar hasta una fuente para beber; reinaba el calor ardiente típico de Madrid y hacía ya treinta y seis horas que no habían probado nada y, así esperaban que llegara la mañana y continuara al tiroteo……………

Si tienen tiempo, ganas y valor para leer este relato entero, es un libro de 150 páginas, les doy el enlace para que lo puedan encontrar: un diplomático en el Madrid rojo.

la libreria del callejonSi prefieren una lectura más acomodada para este verano les recomiendo la novela de Manuel Hurtado, La librería del callejón. El relato empieza en el año 1940 en Madrid, es una historia de la posguerra que enlaza con la anterior en el tiempo, pero cambiando la clave del horror por otra de intriga y misterio que nos mantiene enganchados hasta el final. Se trata de un pintor que, tras su exilio en París, decide volver a Madrid con el fin de recuperar su pasado y encontrar a su amante. En su vida hay un vacío de memoria a causa de un accidente que borró gran parte de sus recuerdos, algo que le empuja a regresar al lugar donde pasó los mejores años de su vida. En la ciudad subsisten restos ocultos de resistencia republicana y un numeroso grupo de agentes extranjeros que tratan de decantar la posición de España en la recién estallada Guerra Mundial. En esta encrucijada, el artista se ve envuelto en una trama que le lleva a colaborar con La Fundación, un movimiento clandestino auspiciado por la inteligencia británica y liderado por Ernesto Lara, en cuya vieja librería abandonada se veían durante la guerra. Es así como va dándose cuenta de quién fue realmente, al tiempo que va hallando pistas sobre el paradero de Amelia. Muchos años más tarde, el profesor Alejandro Piedra consigue comprar un óleo del desconocido pintor, Adrián Fadrique, en una subasta de Sotheby’s. Todo hace indicar que se trata de una obra sin mayor importancia, pero la noticia suscita el interés inusitado de extraños grupos que están dispuestos a cualquier cosa para arrebatársela. La librería del callejón es una novela sobre la fidelidad, el arte, el misterio y los vericuetos del destino. De cómo un pintor enamorado se convierte en espía y en el protegido de un nazi obsesionado con el arte y el ocultismo. Todo ello en un Madrid de postguerra plagado de intrigas y de personas que no son lo que parecen.

Anuncios

4 comentarios en “Caín cumple 80 años

  1. Pingback: 3 1 | el coronel no tiene quien le lea

  2. como hija de aquel capitán de artillería ratifico que nunca una palabra de odio o rencor salió de sus labios y nos enseñó a olvidar y perdonar. La integridad de esa persona ha guiado siempre mi vida y en los momentos más difíciles he recordado su perdón. Hoy vivo feliz y pienso que no tengo enemigos a quien perdonar.

  3. Un suceso impactante del Madrid de las checas y Paracuellos, como tantos de la época, del que tenemos noticias fidedignas gracias al parentesco filial del autor con el joven teniente superviviente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s