11-Noviembre: lest we forget

cameron-poppy

Día del Recuerdo, Día de la amapola, Día del Armisticio o Día de los Veteranos es un día reservado en países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), para recordar los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra, específicamente desde la Primera Guerra Mundial. La tradición marca que británicos, canadienses, sudafricanos, australianos y neozelandeses guarden un minuto de silencio a última hora del undécimo día del undécimo mes (11:00 de la mañana, 11 de noviembre), ya que marca la hora en que entró en vigor el armisticio alemán, esta tradición fue establecida por el rey Jorge V el 7 de noviembre de 1919, con el fin de recordar a los caídos durante la Primera Guerra Mundial.

dia-veteranos

El Día de los Veteranos es un día festivo y nacional en Estados Unidos en el que la población rinde homenaje a aquellos que han servido a las Fuerzas armadas de los Estados Unidos. La festividad tiene lugar el 11 de noviembre y coincide con otros días festivos como el Día del Recuerdo, el cual se celebra a nivel internacional como conmemoración del fin de la I Guerra Mundial. Tal día no debe confundirse con el Memorial Day en el que la población recuerda a aquellos hombres y mujeres que fallecieron en combate.

 

poppy-dayLa amapola se ha convertido en un emblema familiar del Día del Recuerdo por el poema In Flanders Fields, que es un poema de guerra en forma de rondó escrito durante la Primera Guerra Mundial por el teniente coronel médico John McCrae perteneciente al Cuerpo Expedicionario Canadiense desplegado en Flandes. McCrae quedó muy afectado por la muerte de su amigo el teniente Alexis Helmer durante la Segunda Batalla de Ypres. Al día siguiente, 3 de mayo de 1915, McCrae inspirado por la muerte de Helmer junto con tantos otros soldados y observando la cantidad de amapolas que crecían entre las cruces de los caídos, escribió el poema que fue publicado sin firmar y por primera vez en la revista londinense Punch del 8 de diciembre de 1915. Es uno de los poemas más famosos y citados desde su composición. Debido a su rápida popularidad, versos del poema fueron usados por la propaganda aliada en el esfuerzo de guerra así como para el reclutamiento de soldados y la obtención de fondos mediante la venta de bonos de guerra. La referencia del poema a las amapolas que crecen sobre las tumbas de los soldados caídos han hecho de esta flor uno de los símbolos para el recuerdo de los soldados muertos durante un conflicto armado más conocidos del mundo. El poema y la amapola son los distintivos omnipresentes el 11 de noviembre en los países miembros de la Commonwealth, especialmente en Canadá dónde “In Flanders Fields” es una de las obras literarias más conocidas del país.

Si tienen ustedes tiempo hagan una visita a la web de apoyo al veterano británico The Royal British Legion pero no se preocupen que aquí en España no les van a pedir nada, ni les va a costar un solo euro de los presupuestos el apoyo a los veteranos, ya se encargaron nuestros políticos de suprimir el glorioso Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria de un plumazo, y por si no lo saben, existe una organización que está localizando los enterramientos de los soldados españoles de la División Azul muertos en Rusia para traerlos a España a sus expensas ya que está  excluida expresamente de toda ayuda en la ley de la memoria histórica. Así tratamos aquí a los muertos y a los veteranos.

los-moros-que-trajo-franco-m-r-madariagaY tratando de muertos y de veteranos, les recomiendo hoy la lectura de Los moros que trajo Franco de Maria Rosa Madariaga, una obra muy documentada publicada hace casi 15 años, que, aunque tiene grandes dosis de parcialidad sobre la conducta de uno y otro bando, aporta datos muy interesantes sobre la participación de varias decenas de miles de marroquíes reclutados que lucharon en nuestra guerra civil. El defecto que se le puede aplicar al trabajo, en mi opinión, es el de que no trata con el mismo rasero los abusos, atrocidades y crímenes cometidos por unos y otros, generalizando los del bando en que se basa su investigación y afirmando que eran consentidos por los jefes y disculpando sin embargo los del bando contrario aduciendo que se trataba de casos aislados y a espaldas de la autoridad, afirmaciones gratuitas y sin documentar. La autora del trabajo, conocida historiadora, sobrina de Salvador de Madariaga, explica con gran cantidad de datos la teoría de que la participación de tropas marroquíes en la Guerra Civil de 1936 en el campo franquista ha sido uno de los factores que más ha contribuido a reavivar y enraizar la imagen, ya negativa, del “moro” en la memoria colectiva del pueblo español. Cuando los milicianos que defendían con las armas la República, vieron aparecer ante sí al “moro”, esta vez no en los campos de África sino en la propia Península, resurgieron las imágenes estremecedoras del pasado que ellos mismos habían vivido o que sus padres o sus abuelos les habían contado: el Barranco del Lobo (1909), Annual, Monte-Arruit (1921). Con frecuencia se ha afirmado que, si el gobierno de la República hubiese otorgado la independencia o, al menos, la autonomía, al Protectorado español en Marruecos, Franco no habría podido utilizarlo como base para su insurrección militar y para el reclutamiento de miles de soldados marroquíes que tan poderosamente contribuirían, junto con las otras tropas de choque del ejército de África, el Tercio o la Legión, a darle la victoria en la guerra civil del 36.

Anuncios

Un comentario en “11-Noviembre: lest we forget

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s