¡SAHARAUIS!: TODO ERA CIERTO

sombrasdeldesierto

Se llamaba Hiroo Onoda y fue un soldado de inteligencia japonés. En el año 1944, acabando ya la Segunda Guerra Mundial, fue enviado a Lubang, en Filipinas, para espiar a las fuerzas norteamericanas. Allí los aliados vencieron a Japón, pero Onoda tenía órdenes y, como buen militar, se escondió en las colinas para proteger su encomienda. A pesar de que la mayoría de las tropas japonesas ya habían perdido o se habían rendido, él siguió escondido con un grupo de soldados, haciendo caso omiso a los mensajes que decían que la guerra había terminado. No podía creerse que esos mensajes fueran ciertos. Confiaba en la victoria de los suyos y no pensaba dar crédito a ninguna “propaganda” sin que un superior le confirmase la retirada de su posición.

img-20170126-wa0000

Sobrevivió durante 30 años como pudo y, por diferentes circunstancias, fue perdiendo a sus compañeros hasta quedar solo. En 1974 le persuadieron…

Ver la entrada original 812 palabras más

Anuncios

Un comentario en “¡SAHARAUIS!: TODO ERA CIERTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s