Trinity

Cada día me gustan más los nombres cortos para las entradas, es como un juego infantil para inducir al lector a seguir leyendo y no darle el premio hasta el último renglón; en el caso que hoy nos ocupa es para referirme a Michaelmas, Hilary y Trinity, que sólo aquellos de ustedes que hayan estudiado en Oxford conocerán, bueno también lo conocerán algunos que aunque no hayan estudiado allí han tenido alguna relación con el tema, y, desde hace poco,  lo conocerán también los que hayan leído la novela BERTA ISLA de Javier Marías que lo menciona al principio al relatar la vida de estudiante de uno de los protagonistas en aquella prestigiosa universidad británica.

b_allsoulsquad

En efecto, en Oxford, el año escolar se divide en tres períodos o falsos trimestres, el de otoño (Michaelmas) en torno a la festividad del arcángel San Miguel, 29 de septiembre,  el de primavera (Hilary), con la denominación del santo de Poitiers, San Hilario, que se celebra el 14 de enero  y por último el de verano (Trinity), que toma su nombre de la festividad de la Santísima Trinidad, ocho semanas después de la Pascua.

BERTA ISLA, de Javier Marías, publicada por la editorial Alfaguara el pasado otoño, es una gran novela amorosa, pero también una de las más radicales en mostrar el lado oscuro y siniestro del espionaje. El amor, el espionaje, la falsedad, el disfraz, la traición y la mentira son los pivotes sobre los que se urde la trama de la novela, pero no es el espionaje de Ian Fleming, esto es otra cosa y sobre todo por lo de la comunicación entre vivos y muertos, que tiene su deuda con la novelita de Balzac “El coronel Chabert”. Ya sabes, pon un coronel en tu vida…

1 Berta IslaAdemás de empezar la historia en el barrio de  Chamberí, en el Madrid de los años 70, que para mí tiene muchas connotaciones,  la construcción de la trama y el estudio de los dos personajes principales me ha parecido muy interesante; Berta Isla es una novela centrada principalmente en la gestión de la ausencia, es una ficción sobre otra ficción, un relato narrado en dos claves, una impersonal sobre el desarrollo de la trama irreal  y las circunstancias que rodean a la figura de Él  y otra en primera persona sobre las consecuencias que se infieren en la vida real de Ella.   En esta doble narración Marías emplea una prosa envolvente, con intención de totalidad, que tiene algo de oración, un ritmo con el que parece destinada a ser recitada, mejor por más de una voz, como una letanía. Es difícil para el lector sustraerse al torrente verbal característico del autor, esos largos períodos apenas separados por comas, en los que echa en falta pausas algo más prolongadas o, de vez en cuando, frases de contenido más liviano para recuperar el aliento; el efecto ralentizador de la descripción de un acto concreto, las dudas sobre la ausencia, el significado del “nosotros”, la desconfianza, el pasado, …. aderezan el texto que avanza con un ritmo prefijado e inviolable, independientemente del tema en cuestión, del narrador o del grado de intensidad del fragmento, un ritmo interno, coherente, constante, que aísla al lector y, como las letanías, posee un efecto casi hipnótico, en el que a la relevancia del contenido se le suma la gravedad de la forma.

Tal vez se trate del viejo dilema: escribir una novela para exponer una trama o usar una trama únicamente como excusa para escribir una novela. Leer al mejor Marías, y éste lo es, es un placer difícilmente igualable. El 11 de noviembre del 2016, escribía yo la entrada Poppy Day en la que trataba de reflejar la singularidad del pueblo británico para recordar los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra, y apelo a estos sentimientos para entender -aunque sólo sea a medias- algunas claves de la novela en lo referente a la lealtad, entrega y sacrificio por el Reino, de Él.

san hilario de poitiersMe considero admirador del pueblo inglés, de sus tradiciones y singularidades; San Hilario, del que les apuntaba al principio que lo celebran el día 14 de enero, la iglesia católica lo celebra el 13, tal día como hoy, pero ya se sabe lo que se puede esperar de los ingleses que conducen por la izquierda, quizás sea por atemperar el carácter del santo que con tanto ardor combatió el arrianismo y fue firme defensor del dogma de la Santísima Trinidad.

Y al hilo de estas tradiciones les quería comentar la exposición William Morris y compañía: el movimiento Arts and Crafts en Gran Bretaña, que se inauguró en la fundación Juan March de Madrid el pasado día 6 de octubre y cerrará sus puertas el próximo 21 de enero. En su libro Noticias de ninguna parte (1890), William Morris duerme al protagonista en la Inglaterra victoriana para despertarlo en el año 2000, no dejen de leerlo si tienen ocasión; no cambien el lujo del buen gusto por el lujo de los precios altos, dentro de 50 años nadie recordará a Abramóvich pero no se podrá olvidar a William Morris.

tapiz-los-frutales-de-william-morris-y-john-dearle

Esta exposición ofrece la oportunidad de explorar y apreciar en profundidad las múltiples facetas del diseñador, artesano, empresario, poeta, ensayista y agitador social William Morris (1834-1896), así como de las principales figuras del movimiento Arts and Crafts. Esta nueva generación de arquitectos, diseñadores, artistas y artesanos compartían la preocupación por los dañinos efectos de la industrialización, tanto en las condiciones sociales y laborales como en la artesanía tradicional británica. El movimiento impulsó un amplio resurgir de las artes y los oficios, en el ámbito profesional y en el doméstico, defendiendo un estilo de vida sencillo y cercano a la Naturaleza. Las cuestiones que planteó acerca de la sostenibilidad de la producción industrial, la relación entre el trabajo y la vida, la honestidad de los materiales, la belleza de los objetos cotidianos y la protección los edificios antiguos y del medio ambiente siguen plenamente vigentes en la actualidad.

William Morris fotografiado por Emery Walker, c. 1887. Museo Nacional de Artes Decorativas, MadridWilliam Morris y compañía: el movimiento Arts and Crafts en Gran Bretaña está organizada en cuatro secciones cronológicas y temáticas, con 300 importantes piezas de mobiliario, textiles, papeles pintados, joyas, vidrio, cerámica, metalistería, encuadernaciones, pintura, dibujo, grabado y fotografía, que nos llevan de la mano desde las obras iniciales de John Ruskin y los miembros de la hermandad prerrafaelista hasta los últimos Joan Busquets o Frank Lloyd Wright. No se la pueden perder, sólo queda una semana si no tendrán que viajar a Barcelona para verla.

 

 

entre columnasHablando de Barcelona me viene a la memoria el cuento del maestro sufí que, al acabar sus clases, siempre explicaba una parábola a sus alumnos, pero ellos no siempre entendían el significado. Un día, antes de acabar las clases, uno de los alumnos le dijo:

-Maestro, muchas veces nos explica cuentos, pero nunca nos dice su significado.

-Lo siento mucho y te pido perdón —respondió humildemente el maestro. Añadió: -Déjame que para enmendar mi error te invite a comer un jugoso melocotón de este melocotonero que crece en medio del patio.

-Muchas gracias —contestó el alumno visiblemente halagado y contento.

-Y para que veas que te lo digo de todo corazón, te querría pedir que me dejaras pelarte el melocotón.

-Qué honor, muchas gracias, maestro —le respondió el alumno un poco desconcertado.

-Y ya que estamos en ello y tengo el cuchillo en las manos, ¿me dejarías cortarte el melocotón en trozos?

-Me encantaría…, pero no querría abusar de su amabilidad —respondió perplejo.

-Al contrario, no es ningún abuso, si yo te lo ofrezco. Sólo quiero complacerte. Y para que lo veas… —mientras hacía el gesto de ponerse un trozo de melocotón en la boca—, si te parece bien, te lo masticaré antes de dártelo, para que te resulte más fácil de digerir.

-Oh, no, maestro, no. Me parece excesivo. No me gustaría nada que lo hiciera —dijo el discípulo sorprendido y molesto—. No es necesario, de verdad que no.

Entonces, el maestro le dio un mordisco al trozo de melocotón, hizo una pausa y le dijo:

-Pues si te desgranase el significado de un cuento, sería como si te diera la fruta masticada.

Este texto está extraído de la novela El arqueólogo, de Martí Gironell que relata la apasionante aventura de un personaje histórico real, artífice de la llamada Biblia de Montserrat y el Museo del Oriente Bíblico de este monasterio, fundado en 1911. Un viaje en el tiempo que atrapa al lector de principio a fin.

Estamos llegando al premio como les decía al principio, a veces una palabra es suficiente para expresar muchas emociones como la palabra limerencia que es un neologismo que le mencioné hace poco a una amiga entre golpe y golpe y puso los ojos en blanco, no por efecto de los golpes sino por la ignorancia de su significado, lo tienen ustedes fácil, no me hagan que les mastique el melocotón.

Anuncios

Un comentario en “Trinity

  1. No conocía limerencia, de acuerdo con la belleza de Willian Morris y coincido con la apreciación de Javier Marias en Berta Isla, ya la estoy concluyendo. Me atrevo a recomendarte una bonita y corta novela “Toda una vida” de Robert Seethaler, me ha encantado.

    El 13 de enero de 2018, 16:23, el coronel no tiene quien le lea escribió:

    > javeloso posted: “Cada día me gustan más los nombres cortos para las > entradas, es como un juego infantil para inducir al lector a seguir leyendo > y no darle el premio hasta el último renglón; en el caso que hoy nos ocupa > es para referirme a Michaelmas, Hilary y Trinity, que” >

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s