La isla en la isla

Si reconozco que llevo cierto  retraso en aparecer por aquí, tendrán que disculparme, pero he estado en otras ocupaciones algunas bastante absorbentes y he ido posponiendo esta entrada varias semanas. Con frecuencia busco una frase corta para empezar y en esta ocasión parece un juego de palabras, pero enseguida entenderán a qué me estoy refiriendo.

0669-museumsinsel-isla-de-los-museos-berlin

Todo empieza hace unos cuantos años con un viaje a Berlín, un viaje oficial en el que procuré sacar algo de tiempo libre para moverme por la ciudad a mi antojo. Después de una visita colectiva en la que una guía argentina y arquitecta para más datos nos enseñó los lugares y edificios más emblemáticos, la reconstrucción, las dos caras del muro y tantas otras cosas interesantes, me quedé con la copla de La Isla de los Museos, que previamente había subrayado en mi guía de turismo, y después del almuerzo me fui solo caminando desde el hotel para encontrarla.

los cinco museos

En La Isla de los Museos – MUSEUMSINSEL – situada en el río Spree, en el mismo corazón de la ciudad, se construyeron a lo largo de un siglo los cinco museos que le dan el nombre: el Muso antiguo (Altes Museum), el Museo Nuevo (Neus Museum), la Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalery), el Museo de Pérgamo (Pergamom-Musseum) y el Museo Bode (Bodemuseum).

el altar de pérgamo

Mi idea original, dejándome aconsejar por la guía, era visitar el famoso Altar de Pérgamo descubierto en Turquía por arqueólogos alemanes y las grandiosas puertas del mercado de Mileto, la de Isthar y la avenida de los Leones de Babilonia.

-la-puerta-de-ishtar

Todo ello me resultó muy interesante, ¿a quién no?, pero al salir y como aún tenía tiempo disponible para ver algo más, dejé de lado el Museo Nuevo donde se exhibe el famoso Busto de Nefertiti – que estaba anunciado con gran profusión de banderolas y cartelas- y opté por entrar en la Antigua Galería que, con menos propaganda, me reservaba una buena colección de impresionistas franceses y pintores alemanes de finales del siglo XIX.

busto de nefertiti

Por supuesto que no pretendo contarles su colección permanente; ni la pude ver más que en una pequeña parte ni tengo los conocimientos para embarcarme en tal aventura, lo único que les voy a relatar en cuatro palabras es el encuentro que tuve en una de las salas con La Isla de los muertos del pintor suizo Arnold Böcklin.

la isla de los muertos Die toteninsel

Un pequeño bote, conducido por un remero a quien muchos han querido identificar con Caronte, se acerca al embarcadero de una isla rocosa. En la proa una figura de pie, envuelta en una capa o sudario blanco, y un ataúd colocado transversalmente cubierto con una tela también  blanca y decorado con guirnaldas. El bote avanza lentamente, sin alterar la superficie inmutable del agua. En las paredes de la isla hay excavados unos nichos y ya no alcanzamos a ver nada más. Los cipreses de la isla, árbol relacionado con la muerte y los cementerios, nos ocultan lo que hay más allá de la puerta. ¿Dónde estamos nosotros? ¿En tierra firme, mirando la isla desde la lejanía? ¿O de pie en otra barca, acercándonos a ella? Es una de la obras más conocidas y reproducidas del siglo XIX, el pintor simbolista no la puso título, fueron otros los que lo hicieron y fueron otros y muy conocidos los que se interesaron de forma obsesiva por el artista y por su obra: Lenin, Freud, Hitler, el barón Thyssen, Rachmaninoff, Nabobok, Munch, Nietzsche, Dalí….

El compositor ruso Sergei Rachmaninoff compuso en 1909 un sugerente poema sinfónico basado en este cuadro, que podéis escuchar aquí.

La vista de este cuadro impresiona de verdad, a mi me recordó un anécdota vivida en una pequeña localidad de Bélgica a la que fui con motivo de un campeonato paracaidista; el día de la llegada de los equipos se había producido un accidente y había fallecido un joven soldado belga; lo que llamó nuestra atención fue que el entierro no se produjo hasta pasados varios días y en el oficio religioso que se celebró en el pueblo, al que asistimos todos los participantes, dos de sus compañeros pasaron por los bancos de la iglesia con unas bolsitas de terciopelo en la que todo el mundo depositaba una moneda, las bolsas se colocaron después en el ataúd, era el peaje que pagaba el difunto a Caronte por el traslado hacia el Hades a través de la laguna Estigia.

caronte-atravesando-la-laguna-estigiac2bb-de-joachim-patinir-

La pintura simbolista fue una de las principales manifestaciones artísticas del simbolismo, un movimiento cultural surgido a finales del siglo XIX en Francia y que se desarrolló por diversos países europeos. El inicio de esta corriente se dio en poesía, espe,cialmente gracias al impacto de Las flores del mal de Charles Baudelaire que influyó poderosamente en una generación de jóvenes poetas entre los que destacan Paul Verlaine, Stéphane Mallarmé y Arthur Rimbaud. Las premisas estéticas del simbolismo pasaron de la poesía a otras artes, especialmente la pintura, la escultura, la música y el teatro. En pintura, el simbolismo fue un estilo de corte fantástico y onírico que surgió como reacción al naturalismo de la corriente realista e impresionista, frente a cuya objetividad y descripción detallada de la realidad opusieron la subjetividad y la plasmación de lo oculto y lo irracional; frente a la representación, la evocación o la sugerencia. Así como en poesía el ritmo de las palabras servía para expresar un significado trascendente, en pintura se buscó la forma de que el color y la línea expresasen ideas.

william blake

Y siguiendo con el tema encontramos casi un siglo antes un antecedente extraordinario, el pintor y poeta inglés William Blake, simbolista visionario, que es sin duda uno de los artistas más excepcionales y completos de los últimos siglos. Fue un adelantado a su tiempo, quizá por eso incomprendido y despreciado por una gran parte del público, la crítica y sus compañeros de profesión. A pesar de la enorme calidad de su obra, tanto pictórica como poéticamente, fue considerado como un excéntrico, no conociendo el éxito en vida, lo que le llevó a una situación de pobreza durante toda ella. Sin embargo, en la actualidad, el conjunto de su obra que aúna pintura y poesía han logrado que sea considerado un artista total, el periódico inglés The Guardian escribió no hace mucho tiempo: «William Blake es con gran margen el mayor artista que Gran Bretaña ha producido». Y les traigo aquí a William Blake, en esta pirueta de asociación de ideas, porque les quiero hablar de uno de los últimos libros que he leído.

sobre los huesos de los muertos 2

SOBRE LOS HUESOS DE LOS MUERTOS, de Olga Tokarczuk. La escritora que obtuvo el premio nobel 2019 (en realidad era del 2018, como en Canarias), es una de las voces más vigorosas de la narrativa polaca contemporánea. Esta novela, escrita bajo la forma de un thriller negro, thriller metafísico para algunos, muestra la complejidad del ser humano y las contradicciones que habitan en el fondo de su alma. Es la historia de una ingeniera de caminos retirada que enseña inglés en la escuela rural de un pueblecito de montaña del suroeste de Polonia. Cuando la rutina del pueblo se ve sacudida por una serie de asesinatos que tienen como víctimas a varios cazadores furtivos, ella, que es una apasionada de la astrología, defensora a ultranza de los animales y obsesionada por la obra del poeta William Blake, intentará resolver por su cuenta los misteriosos crímenes. Bajo la forma de una novela policiaca y con un original subtexto ecologista, la escritora retrata soberbiamente la sociedad local, cuestionando sin ambages tanto la falta de respeto por la naturaleza como el radicalismo ambientalista, en una de las obras más poderosas y originales de la literatura europea actual. Es una novela corta de extensión, pero de hondo contenido, muy actual por la personalidad de la autora y la importancia del premio recientemente concedido, así como por el tema ecologista que subyace en la trama. El libro constituyó un gran éxito editorial en Polonia. En una tertulia de lectores a la que asisto con cierta regularidad – CLUB DE LECTUIRA CORAZÓN DE MARÍA– hemos comentado esta novela el mes pasado, les dejo aquí el link a la reseña y los amplios comentarios sobre el libro que ha hecho una de las lectoras del grupo.

3 comentarios en “La isla en la isla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s