el ilusionista

nada es verdad todo es ilusión……..

nada es verdad todo es ilusión

Anuncios

La octava de los santos

Cuando era un niño oía decir a mi madre que todos los santos tienen octava y no es porque no se acordara  de mi santo ni de el de mis hermanos que eran muchos, no sé cuál era el motivo sólo recuerdo que se lo oía decir.

San_Sebastian_El_Greco-787x1024El caso es que el pasado 20 de enero era San Sebastián el mártir que más veces se ha representado en la pintura religiosa de todos los tiempos (Alonso Berruguete, El Greco, Rubens, Marco Palmezzano,  Rafael, Boticcelli, Mattia Preti entre otros) y uno de los primeros desnudos masculinos; es curioso cómo se representaba su martirio con el cuerpo atravesado por numerosas flechas, y digo curioso pues la tradición nos cuenta que a pesar de ser asaetado no murió, se salvó gracias a los cuidados de santa Irene y una vez curado de sus heridas volvió a presentarse ante el emperador Diocleciano insistiendo en su compromiso cristiano y esta vez sí que fue ajusticiado y certificada su muerte.

Una buena amiga, con amplios conocimientos de historia del arte, me explicó que San Sebastián está considerado como un icono gay,  y aunque las fuentes históricas no dan pistas sobre su homosexualidad, el caso es que en algún momento saltó la chispa y empezó a considerarse esta tradición; efectivamente en algunas de las representaciones pictóricas se le han dado ciertos rasgos femeninos, otros atribuyen a las flechas el significado de los dardos que recibían de la sociedad en aquellos tiempos los “desviados” , en fin hasta hay quien ha querido ver algo en las plumas de las flechas……

Otro de los iconos que me  llaman la atención es la pareja de leones que tira del carro de la diosa Cibeles, en la fuente central de la plaza del mismo nombre que tenemos en Madrid y que curiosamente son más los que la asocian a los acontecimientos deportivos que los que conocen la historia de la pareja en sus orígenes mitológicos. Se trata de Atalanta e Hipomenes.hipomenes y atalanta

Ella, hija de rey, bella y con muy buenas cualidades físicas, simboliza la mujer contestaria que se rebeló contra todos los esquemas patriarcales de la Grecia antigua y logró obtener el respeto de sus contemporáneos así como de la posteridad, abominaba de casarse tal y como su padre le pedía con insistencia; para salirse con la suya ideo una estratagema, retó a sus pretendientes, uno a uno,  a una carrera pedestre;  el que la ganara la poseería, el que fuera derrotado pagaría con su vida.

atalantaÉl  se prendó locamente de su hermosura y pidió ayuda a Venus para afrontar la prueba, la diosa le dio unas manzanas de oro que el joven fue tirando a lo largo de la carrera; Atalanta, guapa, sobrada y codiciosa las iba recogiendo  y  recuperando inmediatamente el trecho perdido, pero con la última se entretuvo dando tiempo a Hipomenes a llegar el primero a la meta y ganar la carrera y el premio. Cuentan las crónicas que después de esto, a él se le olvidó dar las gracias a Venus y a ella se le pasó la frigidez estando la pareja un día cerca de un templo, entraron a amarse y en mala hora porque fueron descubiertos y castigados a estar siempre juntos sin copular, convertidos en una pareja de leones machos que tirarían del carro de Cibeles. Las parejas homosexuales, y los transexuales han visto en esta narración de la antigua mitología un referente también.

Los íncubos y súcubos son entidades demoníacas íntimamente ligadas a los placeres sexuales. Incubo es el demonio de género masculino, su nombre proviene del latín “incubare” que quiere decir estar encima; éstas entidades gustan de poseer carnalmente a las mujeres fértiles en sueños para poder fecundarlas y así tener descendencia. Mientras que súcubo  es la forma femenina y su nomenclatura procede de “succubus”, sinónimo de prostituta o yacer debajo. Estas seducen a los hombres y se acuestan con ellos, suelen adoptar la forma de una mujer a la que éstos conocen para ganar su confianza y lograr su cometido. Por su parte, los hijos nacidos de la unión entre un humano y un demonio generalmente son retrasados mentales, deformes, proclives a caer en manos del Maligno quien los maneja como títeres, o bien puede que posean poderes mágicos, tal es el caso del famoso mago Merlín, de hecho hay quien afirma que su nacimiento   fue fruto de la unión del íncubo Larimon y una neófita. Uno de los súcubos que mayor renombre tiene es Lilith, considerada como la reina de toda la casta. Según cuentan las leyendas se trata de la primera mujer de Adán que rechazó a Dios y se convirtió en un demonio. Algunas creencias los muestran como seres de extrema belleza y gran atractivo físico, sensuales, descarados y desinhibidos Se sabe que el origen de este mito se remonta hacia los confines de nuestra existencia, pero es durante la Edad Media cuando adquirió mayor relevancia, muchas mujeres adjudicaban la pérdida de su virginidad a ataques sexuales de los íncubos., cuando en realidad la mayoría de los relatos no eran verídicos.

fussli_l_incubo

Actualmente la ciencia psicológica adjudica la existencia de los íncubos y súcubos a las poluciones nocturnas que presentan los hombres, y a los sueños en los que la persona siente que está despierta y que alguien la sostiene por encima. En la antigüedad, como no se contaba con las herramientas que hoy día tenemos, buscaban en los mitos la explicación a todo suceso que les era extraño o inaceptable. Pues bien ahora resulta que el colectivo del tercer género también  quiere tener su propio demonio icónico y no saben qué hacer para encontrarlo, se busca a alguien ligado claro está a sus placeres sexuales específicos, de maldad acreditada, con un gran poder, ubicuo, que intente buscar la ruina de los hombres y mujeres que encuentre a su paso, a ser posible famosos,…. vamos un pequeño demonio con carita de querubín.

Pascua Militar

Epifanía de Nuestro Señor del Año 1782

 Como expresión de júbilo por la recuperación de Menorca del poder de los Ingleses y de regocijo por las ilusionadas esperanzas, nacidas de las gestiones por aquel entonces realizadas, de recuperar el Peñón de Gibraltar, la Majestad de Carlos III, Rey de las Españas queriendo dar al Ejército de España y de sus Indias, una muestra de su Real aprecio, ordenó a los Virreyes, Capitanes Generales, Gobernadores y Comandantes Militares que, en la Festividad de la Adoración de los Santos Reyes Magos, reuniesen a las guarniciones y presidios y notificasen en su nombre a los Jefes y Oficiales de los Ejércitos, para que estos lo hiciesen llegar después a las Tropas, su regia felicitación con ocasión de la fiesta que debería celebrarse todos los años en tal fecha, y llamarse en lo sucesivo: PASCUA MILITAR.

 PUERTO DE MAHON Y CASTILLO DE SAN FELIPE La reconquista de Menorca (19-8-1781 a  5-2-1782) fue un enfrentamiento bélico entre tropas británicas y una coalición de españolas y francesas, con victoria de las segundas, por el control de la Isla de Menorca, durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Anteriormente, España y Francia habían renovado el Tercer Pacto de Familia mediante el Tratado de Aranjuez, a raíz del cual la primera intervendría en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos junto a la segunda, que ya estaba inmersa en este conflicto contra Gran Bretaña. Uno de los puntos de dicho acuerdo establecía la cooperación militar de los dos reinos para la recuperación de la soberanía española sobre la Isla de Menorca, que estaba en poder británico desde 1763 en virtud del Tratado de París, pues para Inglaterra, el dominio sobre la isla de Menorca y en concreto las características naturales de la bahía de Mahón, tenían el mayor valor estratégico para el control del Mediterráneo.

El reinado de Carlos III (1760- 1788) se caracterizó por una incesante actividad bélica: asedio y bloqueo para la reconquista de Gibraltar, defensas de las plazas norteafricanas de Ceuta y de Melilla ante los asedios de los moros, la operación de socorro de Argel, las expediciones a Sacramento –en la Banda Oriental o Uruguay- contra los portugueses y a la Florida para ayudar a la independencia de las colonias británicas norteamericanas, y la participación en la Guerra de los 7 años a raíz de la pérdida de La Habana y Manila ante los británicos, y la misma de reconquista de Menorca, entre otras quizá no tan importantes.

Libro de Ordenanzas de carlo iii Carlos III fue el autor de la  institucionalización de los Ejércitos, una muestra más de ello es  la promulgación de las Reales Ordenanzas que suponen una guía de comportamiento preñada de los más altos valores morales y prácticos para la organización militar. Reproduzco a continuación el artículo 5º del cabo que, después de producirnos una sonrisa podemos analizar en profundidad y comprender su verdadero alcance:

“El Cabo, como Gefe más inmediato del Soldado, se hará querer, y respetar de él, no le disimulará jamás las faltas de subordinación; infundirá en los de su Esquadra amor en el oficio, y mucha exactitud en el desempeño de sus obligaciones; será firme en el mando, graciable en lo que pueda, castigará sin cólera, y será medido en sus palabras, aun quando reprenda.”

nadie entre aquí que no sepa geometría

La Academia platónica fue una escuela filosófica fundada en Atenas por Platón cerca del 388 a.C  en los jardines de Academo y clausurada por el emperador Justiniano  en el año 529. Dedicada a investigar y a profundizar en el conocimiento, en ella se desarrolló todo el trabajo matemático de la época aunque también se enseñaban otras disciplinas, en estas escuelas clásicas se encuentran los antecedentes de las universidades.

La_scuola_di_Atene

Su inclinación por los estudios matemáticos, le llevó a poner en el frontispicio la siguiente inscripción: “Aquí no entra nadie que no sepa geometría”.  Los filósofos,  en cuánto que profesores o maestros tenían un espíritu de  “casta” que ha llegado hasta nuestros días, y este lema excluyente del frontispicio de la Academia deja patente un sentimiento que ha estado presente a lo largo de la historia y que se materializó en la época de la Ilustración con el célebre principio de: todo para el pueblo pero sin el pueblo. Los filósofos deberían de dirigir la república de Platón,……los profesores deberían dirigir la república actual de Podemos.

Las disciplinas objeto de estudio en la antigüedad abarcaban tres campos bien diferenciados: El de lo corpóreo y perecedero, todo lo que podemos ver y tocar (medicina, botánica, anatomía, farmacopea…). El de lo emotivo y espiritual, relativo al corazón de los hombres, percibido por la palabra y la lectura (poesía, mitología, ética, retórica, gramática…). El del intelecto y del raciocinio, que guarda relación con los números y el orden del universo (geometría, arquitectura, cálculo, astrología…).

Voy a citar a dos franciscanos, sólo para recordar algunos casos que ponen en contacto las matemáticas con el arte,

Roger Bacon (doctor admirable) estudió matemáticas en París a mediados del siglo XIII, cuando se estaba esculpiendo la parte esencial de las esculturas de las portadas de Notre-Dame, y aquí fue donde aprendió los fundamentos alquímicos que hicieron posible que escribiera su obra Espejo de la alquimia, tal vez siguiendo los pasos marcados por el obispo Guillermo, el único que logró la piedra filosofal, que guardó en Notre-Dame. Sobre Bacon se han dicho muchas cosas. Era franciscano y los franciscanos estaban siempre en el filo de navaja de la herejía. Había obispos que los consideraban próximos a los herejes que defendían la pobreza como pauta esencial de comportamiento de la Iglesia. Al parecer, el papa Juan XXII condenó en 1323 a quienes defendían la pobreza y consideró herejes a los que practicaban la austeridad. El secreto de la estrella de ocho puntas del también alquimista Nicolás Flamel, el número “fi”, descubierto por el matemático Leonardo de Pisa, más conocido como Fibonacci, que escribió en 1202 el Libro del ábaco, el número perfecto, el segmento áureo,   son elementos muy presentes en la pintura y en la arquitectura medieval.

retrato de un matemático de barbani

Luca Paccioli, nacido en 1445, también franciscano y matemático es el protagonista del cuadro más reproducido en los libros de historia de las  matemáticas, retrato de un matemático, del pintor italiano Jacobo de Barbari, que se conserva desde hace siglos en la Galería Nacional de Capodimonti, en Nápoles. En el cuadro, el geómetra franciscano vestido con su humilde hábito gris y cubierto con la capucha, explica a su pupilo una figura plana con ayuda de una varita. Se trata de un diagrama del volumen XIII del libro de los Elementos de Euclides, el tratado más leído por todos los geómetras hasta el siglo XX.    En el tratado de De divina proportione, editado en 1503 por Luca Paccioli e ilustrado por el gran Leonardo da Vinci, el franciscano defiende la aplicación de la geometría en la creación de obras de arte, justificando que la proporción y el equilibrio eran esenciales en cualquier obra que quisiera ser considerada como artística.  En el cuadro aparecen dibujados dos poliedros. En el ángulo inferior derecho hay un dodecaedro, una figura regular de doce caras formadas por doce pentágonos regulares, de unos doce centímetros de altura, fabricado en un material que parece mármol blanco; este poliedro presenta en sus medidas el número “fi” es decir, la proporción numérica expresada por el número irracional 1,618…, en este caso derivado de tres medidas del dodecaedro: la arista, la diagonal de cara y la distancia entre aristas opuestas.     Suspendido en el aire, en el ángulo superior izquierda del cuadro, flota un poliedro de cristal, exactamente un rombicubooctaedro o, en otras palabras, una figura tridimensional de veintiséis caras, de las cuales dieciocho son cuadrados y ocho triángulos equiláteros. Este poliedro transparente contiene un líquido incoloro, tal vez agua, que ocupa la mitad de la capacidad total.

baile a orillas del Manzanares

El museo del prado presenta la exposición Goya en Madrid desde el 28 de noviembre 2014 al  3 de mayo 2015.

goya jugando en el manzanares

Cartón para tapiz con la representación de una escena popular de majos y majas bailando unas seguidillas, baile popular de la región de Castilla la Nueva y de Madrid, menos movido que el famoso fandango. La vista de las orillas del río Manzanares refleja con fidelidad, en el primer término, la zona del puente de los Pontones, y según Goya “a lo lexos se ve un poco de Madrid por San Francisco”. El tapiz resultante de este cartón estaba destinado a colgar en uno de los paños de los muros laterales del comedor de los príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el Palacio de El Pardo en Madrid.

El ilustre pintor no se podría imaginar en aquella época, que en el mismo lugar y 238 años después  se darían cita las tribus de cafres para matar.

camaradas de peine

 

Se dice así de los compañeros de fechorías, aunque la expresión ya está en desuso tiene su origen en el siglo XVIII, “Cuando Fernando VI ordenó que el ejército español llevara el pelo con cuatro órdenes de bucles, coleta y polvos, se llamó ‘camaradas de peine’ a los soldados que ayudaban a peinar a sus compañeros, ya que a  los soldados les era imposible manejar por si solos los canutos de hojalata de que se servían para formar los bucles, y porque se exponían a ensuciarse el vestuario con el sebo y la harina que tenían que manejar… Hoy se aplica aquel nombre a las personas que andan muy unidas, y especialmente a las que se conciertan para algún fin particular, no siempre bueno”, según relata  José María Sbarbi y Osuna, sacerdote gaditano, filólogo y musicólogo en su obra Florilegio o ramillete alfabético de refranes y modismos comparativos y ponderativos de la lengua castellana (1873).

THRegimientos-suizos

Los soldados se organizaban por parejas, ayudándose mutuamente a peinarse. Cada soldado tenía en otro a su camarada de peine. Y esta idea de la organización por parejas viene de antiguo en los ejércitos, basta con recordar a Aquiles y Patroclo o a Alejandro Magno y Hefestión,  pero aunque en la actualidad se quiere resaltar la connotación de homosexualidad en esas parejas de guerreros – estamos en el otro lado del péndulo con la  exaltación del antiguo vicio nefando –  lo más importante es el concepto de compañerismo y camaradería que adquiere su máximo valor en los ejércitos  al tener que compartir la dureza de la vida militar en guarnición y pasar juntos las penalidades  del combate, sin menospreciar, por supuesto, el compañerismo que pueda existir en otras profesiones o vicisitudes del trabajo o  de la vida.

Y viene a cuento lo de las parejas o compañeros de fechorías  para recordar, en el campo de la política,   la ruptura Gonzalez-Guerra  no hace muchos años, o  en los momentos actuales a los que tienen que pedir perdón por los compañeros en que depositaron su confianza como el caso Aguirre-Granados, a otros que han roto las hostilidades como la pareja Mas-D.Lleida (claro que éste no necesitaba peine) y a algunos otros  que ya están empezando a mirarse de reojo como es el caso Iglesias-Echenique (aquí también hay una desproporción entre los bucles, la coleta y los polvos de ambos).  Sigue leyendo

aforados, consejeros, cardenales,….

Asistimos a otro caso,  el de las tarjetas opacas, que dará mucho que hablar; parece sin embargo que no nos ponemos de acuerdo en qué es lo más reprobable de la conducta de los franquiciados, hay dos aspectos que me gustaría destacar: el primero de ellos es que algunos de los consejeros, aunque su número es muy reducido, no hicieron uso de las citadas tarjetas y este es el único aspecto positivo, “si al menos encontráis un justo entre ellos….”; el segundo es la certeza absoluta, digan  lo que digan los implicados, de que el privilegio de la tarjeta no lo consideraban como parte de sus retribuciones (retribuciones en especie) si no como una prebenda oculta, incontrolada y por lo tanto ilícita, y se llega a esta conclusión con la comprobación de los gastos asumidos con ellas en la mayoría de los casos, tiendas de lujo, grandes comilonas, vinos y otras exquisiteces, que no se hubieran adquirido seguramente en tales proporciones  si hubiera que haberlas pagado con el propio peculio, pues no hay como echar mano a la sabiduría popular para darse cuenta de lo propicios que somos a “tirar con pólvora del Rey”, es sabido que en la época en que aparecen las armas de fuego en España, la pólvora la pagaba el Rey de su propio tesoro y de ahí el dicho para referirse a los que gastan sin mesura con el dinero que no es el suyo. Sigue leyendo