roy lichstestein o lidia lozano en el programa sálvame

El título de esta entrada se refiere a las cabeceras del programa Sálvame en tv5 que ha tomado como inspiración a las obras de uno de los principales pintores del pop art norteamericano, se trata de Roy Lichstestein que a su vez se inspira en las viñetas de los comics para sus obras de las cuales tenemos una muestra en el museo Thyssen de Madrid.

roy lichestein

Además de esta circunstancia de utilizar este tipo de diseño de sus logos y cabeceras, sigo insistiendo en que este programa es deudor, consciente o inconscientemente por parte de sus creadores, con la Comedia del Arte.

Su variedad y frecuencia en la pequeña pantalla, su éxito popular, la espontaneidad de sus diálogos, los recursos cambiantes y  las actuaciones incluidas en cada programa nos llevan a ver esas semejanzas; el elemento que quizás sea el más significativo es la permanencia de un grupo bastante numeroso de personajes fijos con unos papeles establecidos.

Los personajes de la Comedia del Arte se encasillaban en tres grupos: Los viejos (poderosos), los criados (zanne o zanni) y los enamorados.

Entre los viejos (poderosos) nos encontramos con: Pantaleone , El dottore  y El capitano, que podríamos identificarlos con el presentador J.J.Vazquez, Mila y  Matamoros.

Entre los criados figuran Arlequín, Colombina, Pedrolino, Brigehelle, Pierrot,  Scaramuche y Tartaglia, cuyos papeles los representan Kiko, Belen, Karmele, Lidia, Raquel, Rosa y otros más que frecuentan la tertulia como colaboradores sumisos a la voz de su amo.

Los enamorados: Rosaura o Isabella, Flavio, vienen a ser todo el elenco de personajes famosos, famosillos y mediopensionistas a los que les dan caña por activa  y  por pasiva

Anuncios

El nacimiento trágico de Polichinela

Papel Pixel ®

warchild13-com-michael-parkes-petrouchka

Nadie sabe cómo nació Polichinela. Simplemente apareció en una cuna que su madre, la infeliz señora Pulci, había comprado para mecer noche tras noche, su dolor, angustia y esperanza de 20 años de matrimonio sin poder tener hijos con su esposo.  Quien más deseaba un hijo era ella, pues el viejo pasaba la mayor parte del tiempo pescando. En esos momentos cuando el viejo se ausentaba, ella se distraía en su soledad, entonando dulces melodías al borde de la cuna, haciéndose la idea de que tenía un hijo a quien amar.

Su deseo de tener un hijo y su queja por no tenerlo, era un constante en la esposa del viejo. Una noche, el viejo Pulci con un par de copas de vino encima y cansado de la insistencia de su mujer de querer un hijo, se levantó bruscamente y dando un puñetazo fuerte en la mesa exclamó: « ¿Cuándo…

Ver la entrada original 661 palabras más

sálvame o condéname

salvame 3
 
así comienza Vicente Verdú su artículo en El Pais  (http://elpais.com/elpais/2014/07/11/gente/1405103870_837385.html)  sobre la locura del programa de TV5 que lleva ya varios años en pantalla con un nivel de audiencia bastante alto.  El circo de las fieras | Gente | EL PAÍS.
al margen de las consideraciones que hace sobre el mismo yo quisiera añadir que  me recuerda la fórmula empleada en la Comedia del Arte, este tipo de teatro de la improvisación, pero de improvisación dirigida, con la panoplia de personajes que nos cuentan la actualidad con los matices de cada uno, aderezado todo con los juegos malabares, música, baile e incluso mimos.
algunos de los personajes de la Comedia del Arte se han incorporado tal cual, el más similar es el capitanno, mientras que otros se han transformado e incluso hay algunos nuevos pero todos mantienen esa forma típica permanente  característica de este tipo de teatro.

la comedia del arte

La comedia del arte  (Commedia dell´arte ) es un tipo de teatro popular que aparece  en Italia en el siglo XVI adquiriendo enseguida un gran desarrollo; parece que se origina a partir del teatro literario italiano del renacimiento, aderezado con  alusiones al carnaval en su vestuario y  algunos elementos propios de épocas anteriores como los juegos malabares, los mimos y las acrobacias, y llega con cierta continuidad hasta casi el siglo XIX; a partir de aquí entra en decadencia aunque no ha dejado de inspirar a algunos autores contemporáneos y no solo en el teatro, el ejemplo más conocido quizá sea el de Picasso que recrea algunos de los personajes en sus cuadros o Poussin antes que él, por citar a dos pintores conocidos. Sigue leyendo