Montejurra

Montejurra (Jurramendi en euskera) es un monte de 1.042 m de altitud situado en Navarra, cercano a la localidad de Ayegui. Se encuentra entre los valles de La Solana, San Esteban de La Solana y Condado de Lerín, próximo a Estella. Desde su cumbre se obtienen excelentes vistas de  Estella y las sierras adyacentes de Urbasa, Andía y Lóquiz. Desde mediados del siglo XX es el lugar de celebración de las romerías anuales del Partido Carlista, debido a que este lugar fue escenario, en 1873, de una importante batalla durante la Tercera Guerra Carlista. Sigue leyendo

Anuncios

regalo de cumpleaños

 

El Museo Picasso de París volvió a abrir sus puertas después de un cierre de cinco años de rehabilitación. El presidente François Hollande desveló, junto a Maya Picasso, hija del artista, la placa que hizo oficial la reapertura de este espacio dedicado al «Picasso, el español, el republicano, el comunista, el orgullo de Francia», señaló Hollande.

El museo, situado en una mansión del siglo XVII en el barrio de Marais, alberga una de las mayores colecciones del mundo de la obra del artista (más de 5.000 pinturas, esculturas y grabados, así como sus archivos personales). Además, la reapertura coincide con el cumpleaños del creador, el 25 de octubre, que pasó la mayor parte de su vida adulta en Francia, hasta su muerte en 1973.

Al hilo de esta noticia, se me ha ocurrido traer aquí un cuadro de Picasso y otros tres que tienen algunos rasgos comunes: la composición inspirada en el de  Goya y la intencionalidad de la denuncia de la barbarie.

masacre en corea picasso 2

Masacre en Corea

En 1951, pocos meses después de estallar la Guerra de Corea (enfrentamiento entre Corea del Norte y Corea del Sur entre 1950 y 1953, ambas apoyadas por China y EE.UU respectivamente)  Picasso decidió pintar esta obra de estilo expresionista, renovando su compromiso pacifista y antimilitarista inaugurado con el Guernica. Nos presenta la escena dividida en dos mitades separadas por un pequeño río. A un lado, un grupo de civiles compuesto por mujeres y niños, con sus cuerpos desnudos como símbolo de inocencia. Al otro lado, un grupo de militares estadounidenses, también desnudos, pero armados y apuntando con sus rifles a la masa indefensa. Sus rostros aparecen tapados con una especie de cascos que los deshumaniza, convirtiéndolos en máquinas de guerra. Sigue leyendo

merçi  pour ce moment

merci

Se trata del libro que escribe la periodista Valérie Trierweiler  contra el presidente de la república francesa François Hollande, y digo contra porque a todas luces parece el libro-venganza de una amante despechada, aunque ella lo define como una necesidad de decir la verdad sobre lo ocurrido en su relación sentimental.

Me han regalado este libro de forma inesperada  y para ser consecuente con lo de los regalos, me he puesto a  leerlo enseguida, con el aliciente añadido de recordar el francés que estudiamos durante todo el bachillerato la mayoría de las personas de mi generación; es bastante fácil de comprender, confieso que he tenido que echar mano, pocas veces, de un pequeño diccionario que aún conservo para encontrar algún significado, pero la mayoría del texto se entiende bien.

En un principio parece una comedia de enredo al uso  aunque al ir avanzando aparecen algunos elementos dignos de mención.  El que a hierro mata a hierro muere, es la predisposición con  la que cualquiera  de nosotros nos disponemos a  entrar en esta historia y ella misma, la autora, lo confiesa  aludiendo a Segoléne Royal, la anterior pareja del presidente  y compañera en la política del PSF.

Otro elemento importante es que  no conocemos la versión de la historia que podría aportar el enjuiciado;  como tantas de  estas biografías no autorizadas que devoramos con auténtica morbosidad en todos sus detalles y nos llevan de la mano hacia una sentencia final determinante, faltan elementos de juicio que explicarían en parte, a lo mejor,  algunos de los detalles más escabrosos, o nos sorprenderían si conociéramos algunas de las circunstancias  en que se producen los hechos relatados que podrían atemperar la posible responsabilidad de la otra parte.

Se dice, aunque nadie lo puede demostrar, que en la Presidencia de la República, entre los atributos del cargo, existe un pequeño libro que se entregan los Presidentes en mano cuando se suceden  en el  puesto de mando, como hacen aquí los marinos al relevarse como comandante del buque escuela Juan Sebastián Elcano que se entregan el cuaderno de bitácora que sólo ellos leen y en el que solo ellos escriben. Sigue leyendo