LA NEVERA DE LA PASIÓN

No puedo seguir esperando a que llegue la lluvia; en todo este tiempo pasado sin escribir una nueva entrada, me repetía una y otra vez, “cuando empiece a llover….cuando empiece a llover”, en realidad estaba  procrastinando como dice mi amigo, o sea que he estado un poco perezoso y eso que tenía un tema dándome vueltas en la cabeza con el que me había comprometido delante de unos compañeros de aventuras; ya os dije en otro sitio que todo surgió en un almuerzo después de un torneo de padel; en la sobremesa empezaron las bromas y las discusiones fingidas de siempre sobre los lances del juego que acabaron acorralando a uno de los que más levantaban la voz, acusándole de usar la táctica del “congelador”, ya saben en el juego de parejas se procura tirar la bola siempre a la posición del más débil, dejando al “bueno” en la nevera con los brazos cruzados; en ese punto de la discusión se me ocurrió la feliz idea de decir que lo de la nevera o el congelador tenía un contenido sexual muy claro y ahí se armó la de San Quintín….les prometí una explicación.

nevera2

la nevera o el congelador en el juego del Padel

El tema viene de antiguo, hace más de tres años publiqué en este blog una entrada que se llamaba las enaguas de Astarté en el que les contaba una pequeña historia en relación con el origen del burka en la antigua Mesopotamia, al parecer la diosa Astarté había decretado que todas las mujeres se prostituyeran una vez al año y de ahí venía la costumbre de ir cubiertas de pies a cabeza para no ser reconocidas cuando cumplían el precepto; pero la cosa iba más lejos, debajo de ese velo que encerraba su identidad, ellas iban completamente desnudas -para su más fácil entendimiento- y al regresar a sus hogares pasada la medianoche, entre el frío del relente y la mala conciencia por los placeres consentidos se mostraban especialmente cariñosas con sus maridos que con esta compensación perdonaban la especial devoción a la diosa de algunas de ellas; algunos de estos maridos interrogaban y comprobaban los efectos de la noche de pasión de sus mujeres y notaban al retirarles la túnica los efectos del frío, los temblores, la piel de gallina, en algunas el disimulo por el goce alcanzado y todo ello les llevaba a un placentero remate de la jornada.

mujer con burka

mujer con burka

De ahí nació la idea, que se ha mantenido a lo largo de los siglos, de los efectos beneficiosos del frío, de un frío moderado, en los prolegómenos de las relaciones de pareja; hay muchos ejemplos de estas creencias y para muestra un botón, la norma recogida en el Fuero Juzgo, que prohibía a las mujeres el trabajo manual en los neveros, donde se acumulaba la nieve para surtir a las cocinas de los palacios y castillos….para evitar el fornicio durante las horas lectivas.

pp00224_cat_balthus_rustica_espa_ol_to

Catálogo de la exposición Balthus Museo Nacional Thyssen-Bornemisza 19 febrero-26 mayo 2019

Pero ya que estamos metidos en harina, con lo de la sexualidad, el erotismo, el instinto y la carne, les voy a contar brevemente algunas impresiones que he sacado después de visitar la exposición de BALTHUS que se exhibe en el Museo Thyssen de Madrid hasta finales de mayo. En primer lugar, para recalcar el carácter independiente del pintor que no encaja en las corrientes de su época, si bien tuvo algún coqueteo con el surrealismo en materia de ensoñaciones y vacíos, como en La toilette de Cathy (1933) en que, su propia esposa y la mujer que la peina son sólo una evocación que él representa con su actitud ausente y pensativa.

Balthus+-+Cathy+Dressing+

La toilette de Cathy (1933)

En la lírica del arrullo que la literatura y la pintura protagonizan en la obra de Balthasar -su nombre de pila- nos deslizamos por las rendijas entre el día que acaba y el que comienza -por las rendijas de Rilke- para salir del tiempo, como Alicia, que está tan presente en toda su obra, con sus espejos y sus gatos, o para entrar en el tiempo sin tiempo de los ángeles que menciona J.M. de Prada en su última novela Sofía en la noche; el tiempo se para, las miradas se pierden y se disuelve la expresión, los personajes ocupan un lugar menor en el conjunto de la escena, la verdad está en el entramado de correspondencias que se establecen entre las figuras y los objetos que se amontonan en el espacio que despeja la actitud absorta del pintor.

balthus_rue

La calle  (1933)

Las imágenes que genera el artista son de alguna manera cartesianas porque no emanan de las cosas representadas si no que se crean en el cerebro bajo la influencia de otros signos invisibles que violentan el parecido, de ahí esa polémica inane sobre las adolescentes que retrata y su interpretación, que ya mencioné el año pasado al comentar otra muestra temporal en estas mismas salas: AMIGOS Balthus con Derain y Giacometti. Porque Balthus estaba preocupado por proclamar las leyes inquebrantables del instinto que permitieran volver al contenido apasionado del arte.

escena fuerte de balthus

La lección de guitarra (1934)

Quizá en ningún lugar Balthus lo dejó más claro que en La lección de guitarra (1934), -que no está incluida en la exposición- donde la profesora, tras haber hecho vibrar las cuerdas de un instrumento, hace vibrar un cuerpo. Una vibración cuyo origen es inequívoco, en palabras del artista: “Es una escena erótica… no es una de las usuales pequeñas cochinadas encubiertas que muestras mediante guiños y codazos. No. Quiero proclamar a la luz del día, con sinceridad y emoción, toda la palpitante tragedia del drama de la carne, proclamar vociferantemente las profundamente arraigadas leyes del instinto”. Tanto tocar como imaginar presuponen un proceso temporal, la introducción de un ritmo en lo visible.

2019-03-13 (8)

La partida de naipes (1948-1950)

No me voy a alargar con la exposición, hay tanto que ver y que comentar: los gatos, los espejos, la cuarta pared del teatro, el dandy, la doble cara del tramposo…Vayan a verla, a ser posible acompañados, tendrán muchas cosas que comentar, los cuadros siempre estarán inacabados como él……

BALTHUS 1

 

descargar-el-asalto-a-la-nevera-reflexiones-sobre-la-cultura-del-siglo-xx-en-pdf-de-peter-wollenViene como anillo al dedo con el título de la entrada el libro que les voy a recomendar, especialmente para para aquellos jugadores de padel que quieran cultivarse y estén habituados a los ensayos sociológicos y artísticos. Se trata de El ASALTO A LA NEVERA. Reflexiones sobre la cultura del siglo XX, de Peter Wollen, de la Editorial Akal (235 páginas). La primera reflexión es que no hagan caso del título de esta obra (que nos engaña con una frivolidad), pero sí al subtítulo. El autor acomete un ensayo serio, profundo, incluso asombroso, de la cultura del siglo XX. Aunque el hilo conductor quizá se escape un poco debido a la densidad de ideas expuestas, la obra, esencialmente, trata de dar explicación de las siempre difíciles interrelaciones establecidas entre moda, economía, sexualidad e ideología. Nos vamos a encontrar en su lectura reflexiones propias de un crítico artístico, otras veces se navegará por las profundidades del izquierdismo disidente, a veces se recorren los recovecos del psicoanálisis y otras la filosofía política. De ahí que la lectura de estas páginas deba ser lenta y pausada, pues de cada párrafo se puede extraer una reflexión. Frente a otros textos más mecánicos, este libro ofrece otra visión: el análisis de los ríos subterráneos que causan los acontecimientos externos. Como la interpretación de la película Metrópolis de Fritz Lang, que gira en torno al desplazamiento del temor a la tecnología descontrolada hacia el temor a la sexualidad (femenina) descontrolada, metáfora bajo la que arranca el siglo XX. O con la creación de robots humanoides para negar la necesidad de la existencia de Dios, o la creación del robot femenino como pareja para el hombre, o el fordismo, o el taylorismo, o la sexualidad de las cadenas de montaje que rebajan la líbido y la promiscuidad del proletariado, o las damas de viaje, muñecas femeninas hechas de tela cosida y utilizadas por los marineros en los barcos ….

Ice cubes

Me imagino que alguno se habrá quedado pensando que dónde está la explicación prometida al principio de la entrada, a lo mejor quería una definición en dos líneas de la “nevera de la pasión”; a lo que me refería en aquella comida de padeleros no era desde luego a los alimentos que se guardan en la nevera y que de alguna forma tienen su porqué de afrodisíacos: tomate, huevo, atún, apio, espárragos, gambas, plátanos, nueces y por supuesto las ostras y la canela. No, a lo que me refería es al hielo que constituye una excelente opción para una noche de pasión pues los cambios de temperatura son un gran aliado durante los encuentros sexuales si deseamos experimentar y salir de la rutina, y no solamente el uso del hielo de forma directa si no al empleo de los juguetes ICE, que consiste en meter al congelador un juguete sexual y utilizarlo luego con tu pareja, a veces tener uno de estos juguetitos en el congelador sirve de recordatorio a los adoradores del Johnnie Walker Black Label.

Anuncios

Las enaguas de Astarté

En anteriores entradas he manifestado una opinión más o menos explícita de que nos ha tocado vivir unos acontecimientos singulares que nos indican, a mi modo de ver, que estamos en la era de las mujeres. No estoy muy seguro de cómo deberíamos llamar a este período, porque la periodización es muy rigurosa y no quisiera desvirtuar las ideas que tengo sobre el asunto por una cuestión semántica. Ya saben ustedes que se conoce como periodización al campo de las ciencias sociales que trata de dividir la historia en distintos períodos que posean unos rasgos comunes entre sí, lo suficientemente importantes como para hacerlos cualitativamente distintos unos de otros. En historia, la periodización más amplia da períodos denominados edades, mientras que los denominados épocas designan divisiones más breves o locales. En el campo de geología se utiliza la expresión eras (eras geológicas), aunque también se habla de era como período histórico en el campo de la cronología. Cada una de ellas da origen a distintos calendarios; término que se aplica también a periodos dominados por un personaje histórico, un hecho o un proceso que se considera fundamental. La escala del tiempo geológico se divide en orden descendente de jerarquía de la siguiente manera: Eón, era, período, época y edad.

las 4  edades de la humanidad para la metamorfosis de ovidioNo hay un acuerdo universal sobre la periodización en Historia, aunque sí un consenso académico sobre los periodos de la Historia de la Civilización Occidental, basado en los términos acuñados por Cristóbal Cellarius (Edades Antigua, Media y Moderna), que pone al mundo clásico y su renacimiento como los hechos determinantes para la división; la acusación de eurocentrismo que se hace a tal periodización no debe impedir conocerla, por ser la más utilizada. Sigue leyendo

Mesopotamia y la reina del desierto

Mesopotamia es la cuna del paraíso y en ella nace esta historia en la que aparecen muchos personajes conocidos y otros que lo son menos pero que también son importantes. Estamos a cien años vista de la Gran Guerra y no sólo aquellos cruentos combates fueron acontecimientos excepcionales, también lo fue la revolución del petróleo de 1900 y la división artificial de la región, creando nuevas naciones  y separando pueblos hermanos, como no podía ser  de otra manera cuando los intereses económicos de las grandes potencias hacían coincidir geografía y geometría, al decidir unas fronteras artificiales.

gertrudeEn primer lugar traigo a  Gertrude Margaret Lowthian Bell nacida en Durham en 1868; esta  aventurera inglesa fue exploradora, escritora, fotógrafa, alpinista, etnógrafa, espía, geógrafa, administradora política y diplomática, y también arqueóloga. Aunque la importancia de su papel en la creación del estado de Irak hace que su trabajo arqueológico quede en un segundo plano, o a veces ni se mencione, ella siempre lo consideró el eje de su vida viajera. Perteneciente a una familia adinerada, realiza estudios en la universidad, poco frecuente entonces  para una señorita, y después  de graduarse en Oxford en historia moderna, Lady Margaret,  realizó importantes viajes para completar su formación y sobre todo a  todo el Oriente Medio, pues la holgada posición de su padre se lo permitía. Con gran facilidad para los idiomas, hablaba persa, francés, alemán, árabe y varios dialectos, además claro está del idioma natal, este factor unido a su gran personalidad y decisión la hizo famosa enseguida en toda la región y los jeques árabes estuvieron interesados en mantener relación con ella a pesar de ser mujer, circunstancia que en ningún momento trato de ocultar ni siquiera por motivos de seguridad en sus expediciones, jamás su puso pantalones ni para montar a caballo.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, escribió un informe sobre la administración de Mesopotamia entre el final de la guerra y la rebelión iraquí de 1920, más tarde ayudó a determinar las fronteras en tiempos de posguerra. En 1921 cooperó para colocar en el trono iraquí a un hijo del sharif de La Meca, Faysal ibn Husayn. También ayudó a crear el Museo Nacional de Irak y promovió su convicción de que las antigüedades extraídas en las excavaciones deberían permanecer en su país de origen. En sus experiencias arqueológicas y en concreto en su visita a la excavación de Karkemish, conoce a su futuro amigo y colega de aventuras T.E. Lawrence casi 20 años más joven que ella, Lawrence de Arabia es el segundo de nuestros personajes.

telawrence

Volviendo  a la Gran Guerra y a la revolución del petróleo, nos encontramos  con que éste había sustituido al carbón como combustible principal de los barcos de la Royal Navy  y cada vez había más automóviles. Para el Imperio Británico era necesario controlar Arabia y Mesopotamia (su ruta con la India, perla del imperio, y la cuna del petróleo). El conocimiento de Bell de aquellos países, y sobre todo sus contactos e influencia sobre sus caóticas jefaturas tribales, hizo que sus servicios fueran requeridos por el Arab Intelligence Bureau of the British Army, en El Cairo, igual que los de  su amigo T.E. Lawrence. Se convirtió en indispensable a la hora de tratar con los jeques de la zona del Golfo Pérsico y se trasladó a Basora en 1916.

conf el cairoPosteriormente su trabajo consistió en colaborar en el establecimiento de una nueva monarquía unificada con Faysal ibn Husayn como rey. A las órdenes de Winston Churchill, la arqueóloga fue la única mujer que participó en la conferencia de El Cairo de 1921 que selló el proyecto. Su papel fue mucho más allá, pues intervino en la redacción de las leyes fundamentales del nuevo país e incluso trazó sus fronteras, las mismas que tantos problemas han supuesto después.

Calouste gulbenkianEn la zona se producía un gran choque de intereses, por un lado los turcos dominadores de gran parte de la región y sus aliados los alemanes, de otro las grandes potencias Francia y Gran Bretaña que veían con temor la carrera armamentística emprendida por el káiser Guillermo y en especial su programa de construcción naval, de ahí la gran importancia del petróleo y aquí es donde aparece el otro personaje que traigo a colación, se trata del ingeniero Coluste Goulbekian, un turco de origen armenio, nacionalizado británico y que acabó sus días en Lisboa, Se le conoció como Mr Five Percent (Señor 5%) desde que en 1914, los principales accionistas de Turkish Petroleum Company se vieran obligados a concederle una participación del 5% sin derecho a voto para facilitar la reorganización accionarial que daba entrada a Anglo-Persian Oil  Company sustituyendo al National Bank of Turkey (del cual Goulbekian era un importante accionista). Este acuerdo fue clave para dar satisfacción al deseo del gobierno británico de asegurarse el control de eventuales descubrimientos de petróleo en Iraq. Era un hombre educado en Inglaterra, de gran cultura muy aficionado al arte, su familia mantuvo un vínculo muy especial con la ciudad de Jerusalén. Con la gran fortuna que amasó se estableció al final de su vida en Lisboa, fue un gran mecenas de las artes en Portugal y allí creó el Museo y fundación Calouste Goulbekian  que reúne una magnífica colección de pintura y otros objetos valiosos y  desarrolla un programa cultural muy amplio.

Bueno, pues todo este preámbulo es para recomendarles que lean la biografía de nuestra primera protagonista, La reina del desierto, escrita por  Alan Gold, y les recomiendo  que la lean porque de un momento a otro se va a estrenar la versión cinematográfica, “Queen of the Desert”,  que creo que será una gran superproducción dirigida por Werner Herzog con Naomi Watts y Robert Pattinson como Gertrude Bell  y  T.E. Lawrence; no les puedo adelantar nada, ni siquiera sé si en la película hay un pequeño romance entre ellos como sospechan algunos, ella murió soltera y entera porque aunque estuvo enamorada de un hombre importante en su vida, al estar éste casado, no consintió por no sentirse  adultera, fue una gran mujer de principios.