es MADRID magazine

no sé si conoces esta publicación digital, pero si tienes tiempo y le echas una ojeada vas a encontrar algo que estoy seguro que te va a gustar……

es madrid magazine 2014

pincha en el enlace   es MADRID magazine

Anuncios

camaradas de peine

 

Se dice así de los compañeros de fechorías, aunque la expresión ya está en desuso tiene su origen en el siglo XVIII, “Cuando Fernando VI ordenó que el ejército español llevara el pelo con cuatro órdenes de bucles, coleta y polvos, se llamó ‘camaradas de peine’ a los soldados que ayudaban a peinar a sus compañeros, ya que a  los soldados les era imposible manejar por si solos los canutos de hojalata de que se servían para formar los bucles, y porque se exponían a ensuciarse el vestuario con el sebo y la harina que tenían que manejar… Hoy se aplica aquel nombre a las personas que andan muy unidas, y especialmente a las que se conciertan para algún fin particular, no siempre bueno”, según relata  José María Sbarbi y Osuna, sacerdote gaditano, filólogo y musicólogo en su obra Florilegio o ramillete alfabético de refranes y modismos comparativos y ponderativos de la lengua castellana (1873).

THRegimientos-suizos

Los soldados se organizaban por parejas, ayudándose mutuamente a peinarse. Cada soldado tenía en otro a su camarada de peine. Y esta idea de la organización por parejas viene de antiguo en los ejércitos, basta con recordar a Aquiles y Patroclo o a Alejandro Magno y Hefestión,  pero aunque en la actualidad se quiere resaltar la connotación de homosexualidad en esas parejas de guerreros – estamos en el otro lado del péndulo con la  exaltación del antiguo vicio nefando –  lo más importante es el concepto de compañerismo y camaradería que adquiere su máximo valor en los ejércitos  al tener que compartir la dureza de la vida militar en guarnición y pasar juntos las penalidades  del combate, sin menospreciar, por supuesto, el compañerismo que pueda existir en otras profesiones o vicisitudes del trabajo o  de la vida.

Y viene a cuento lo de las parejas o compañeros de fechorías  para recordar, en el campo de la política,   la ruptura Gonzalez-Guerra  no hace muchos años, o  en los momentos actuales a los que tienen que pedir perdón por los compañeros en que depositaron su confianza como el caso Aguirre-Granados, a otros que han roto las hostilidades como la pareja Mas-D.Lleida (claro que éste no necesitaba peine) y a algunos otros  que ya están empezando a mirarse de reojo como es el caso Iglesias-Echenique (aquí también hay una desproporción entre los bucles, la coleta y los polvos de ambos).  Sigue leyendo

Tardes de Madrid

Por Lalo Garau.

Tardes de Madrid

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
(Jaime Gil de Biedma)

Las tardes de Madrid eran brillantes
con avenidas llenas de promesas
yo apenas empezaba a conocerme
y me asomaba al mundo boquiabierto

Las tardes de Madrid se deshacían
entre libros, pinturas y canciones
mientras el té y la marihuana ardían
debajo de la piel ronroneante

Las tardes de Madrid eran un cuerpo
desbocándose encima de mi cuerpo
y el amor, si era amor, nos revelaba
que hay segundos que duran de por vida

Las tardes de Madrid se desteñían
la lluvia picoteaba los cristales
y hablábamos y hablábamos obviando
lo poco que importaban las palabras

Las tardes de Madrid no transcurrían
se devoraban a sí mismas llenas
de preguntas, abrazos y espejismos
en fin, de juventud recién pintada

Las tardes de Madrid se agazapaban
bajo el humo…

Ver la entrada original 292 palabras más