La granada

 

En el Aniversario de la denominada Primavera Árabe llama la atención el descenso del interés mediático tanto de los conflictos, allí donde continúan activos, como de los procesos de Transición. Especialmente ha caído en el olvido el papel que desempeñaron las mujeres. Miles de ellas han tenido el coraje de abrir la puerta de sus casas y cruzar sus umbrales, en ciertos casos, desafiando las costumbres, los cánones morales y las prohibiciones sociales y asumiendo las consecuencias que ello implicaba. Sufrieron la represión de las fuerzas de orden público por partida doble, como manifestantes y como mujeres. Han sido perseguidas, detenidas y encarceladas, han sufrido el descrédito orquestado por los respectivos Gobiernos, la represión y han muerto. Sin embargo, pese a su compromiso, la igualdad de género no ha sido prioritaria ni durante las revoluciones ni en los periodos transicionales. Traigo aquí esta entradilla, de un trabajo interesante de la profesora Pando Ballesteros, el rostro femenino de la primavera árabe, como homenaje permanente a la lucha por la igualdad; pero hoy sólo les quiero hablar de la primavera sin apellidos, como la que nos trae el pintor americano, Charles Courtney Curran, el pintor de las flores y jardines.

Charles Courtney Curran - estanque

La primavera ha venido. Nadie sabe cómo ha sido…nos decía Antonio Machado; para encontrar el origen de las estaciones tenemos que acudir a la mitología, todo nace en ella, y este caso se corresponde con las dos manías que tenían los dioses y los reyes desde la antigüedad: dividir sus reinos entre los hijos y buscarles parejas apropiadas para que no vivieran solos. Sigue leyendo

La octava de los Santos

Cuando era un niño oía decir a mi madre que todos los santos tienen octava y no es porque no se acordara  de mi santo ni de el de mis hermanos que eran muchos, no sé cuál era el motivo sólo recuerdo que se lo oía decir.

San_Sebastian_El_Greco-787x1024El caso es que el pasado 20 de enero era San Sebastián el mártir que más veces se ha representado en la pintura religiosa de todos los tiempos (Alonso Berruguete, El Greco, Rubens, Marco Palmezzano,  Rafael, Boticcelli, Mattia Preti entre otros) y uno de los primeros desnudos masculinos; es curioso cómo se representaba su martirio con el cuerpo atravesado por numerosas flechas, y digo curioso pues la tradición nos cuenta que a pesar de ser asaetado no murió, se salvó gracias a los cuidados de santa Irene y una vez curado de sus heridas volvió a presentarse ante el emperador Diocleciano insistiendo en su compromiso cristiano y esta vez sí que fue ajusticiado y certificada su muerte.

Una buena amiga, con amplios conocimientos de historia del arte, me explicó que San Sebastián está considerado como un icono gay,  y aunque las fuentes históricas no dan pistas sobre su homosexualidad, el caso es que en algún momento saltó la chispa y empezó a considerarse esta tradición; efectivamente en algunas de las representaciones pictóricas se le han dado ciertos rasgos femeninos, otros atribuyen a las flechas el significado de los dardos que recibían de la sociedad en aquellos tiempos los “desviados” , en fin hasta hay quien ha querido ver algo en las plumas de las flechas……

Otro de los iconos que me  llaman la atención es la pareja de leones que tira del carro de la diosa Cibeles, en la fuente central de la plaza del mismo nombre que tenemos en Madrid y que curiosamente son más los que la asocian a los acontecimientos deportivos que los que conocen la historia de la pareja en sus orígenes mitológicos. Se trata de Atalanta e Hipomenes.hipomenes y atalanta

Ella, hija de rey, bella y con muy buenas cualidades físicas, simboliza la mujer contestaria que se rebeló contra todos los esquemas patriarcales de la Grecia antigua y logró obtener el respeto de sus contemporáneos así como de la posteridad, abominaba de casarse tal y como su padre le pedía con insistencia; para salirse con la suya ideo una estratagema, retó a sus pretendientes, uno a uno,  a una carrera pedestre;  el que la ganara la poseería, el que fuera derrotado pagaría con su vida.

atalantaÉl  se prendó locamente de su hermosura y pidió ayuda a Venus para afrontar la prueba, la diosa le dio unas manzanas de oro que el joven fue tirando a lo largo de la carrera; Atalanta, guapa, sobrada y codiciosa las iba recogiendo  y  recuperando inmediatamente el trecho perdido, pero con la última se entretuvo dando tiempo a Hipomenes a llegar el primero a la meta y ganar la carrera y el premio. Cuentan las crónicas que después de esto, a él se le olvidó dar las gracias a Venus y a ella se le pasó la frigidez estando la pareja un día cerca de un templo, entraron a amarse y en mala hora porque fueron descubiertos y castigados a estar siempre juntos sin copular, convertidos en una pareja de leones machos que tirarían del carro de Cibeles. Las parejas homosexuales, y los transexuales han visto en esta narración de la antigua mitología un referente también.

Los íncubos y súcubos son entidades demoníacas íntimamente ligadas a los placeres sexuales. Incubo es el demonio de género masculino, su nombre proviene del latín “incubare” que quiere decir estar encima; éstas entidades gustan de poseer carnalmente a las mujeres fértiles en sueños para poder fecundarlas y así tener descendencia. Mientras que súcubo  es la forma femenina y su nomenclatura procede de “succubus”, sinónimo de prostituta o yacer debajo. Estas seducen a los hombres y se acuestan con ellos, suelen adoptar la forma de una mujer a la que éstos conocen para ganar su confianza y lograr su cometido. Por su parte, los hijos nacidos de la unión entre un humano y un demonio generalmente son retrasados mentales, deformes, proclives a caer en manos del Maligno quien los maneja como títeres, o bien puede que posean poderes mágicos, tal es el caso del famoso mago Merlín, de hecho hay quien afirma que su nacimiento   fue fruto de la unión del íncubo Larimon y una neófita. Uno de los súcubos que mayor renombre tiene es Lilith, considerada como la reina de toda la casta. Según cuentan las leyendas se trata de la primera mujer de Adán que rechazó a Dios y se convirtió en un demonio. Algunas creencias los muestran como seres de extrema belleza y gran atractivo físico, sensuales, descarados y desinhibidos Se sabe que el origen de este mito se remonta hacia los confines de nuestra existencia, pero es durante la Edad Media cuando adquirió mayor relevancia, muchas mujeres adjudicaban la pérdida de su virginidad a ataques sexuales de los íncubos., cuando en realidad la mayoría de los relatos no eran verídicos.

fussli_l_incubo

Actualmente la ciencia psicológica adjudica la existencia de los íncubos y súcubos a las poluciones nocturnas que presentan los hombres, y a los sueños en los que la persona siente que está despierta y que alguien la sostiene por encima. En la antigüedad, como no se contaba con las herramientas que hoy día tenemos, buscaban en los mitos la explicación a todo suceso que les era extraño o inaceptable. Pues bien ahora resulta que el colectivo del tercer género también  quiere tener su propio demonio icónico y no saben qué hacer para encontrarlo, se busca a alguien ligado claro está a sus placeres sexuales específicos, de maldad acreditada, con un gran poder, ubicuo, que intente buscar la ruina de los hombres y mujeres que encuentre a su paso, a ser posible famosos,…. vamos un pequeño demonio con carita de querubín.

Mr. Turner y el dragón

a turnerHace pocas semanas han estrenado en Madrid la película Mr. Turner y ayer tuve por fin la ocasión de ir a verla, ya  había leído algunos artículos sobre el tema, sobre el director y sobre la película misma.

El director Mike Leigh, es un hombre de teatro y de cine, pero al parecer más de teatro. Se nota desde luego en el montaje de  la cinta que es  como una obra en tres actos cada uno de los cuales está formado por varios cuadros (en el sentido teatral) y al finalizar algunos de ellos, los más importantes  o aquellos en los que ha querido poner mayor énfasis, la cámara abre el campo  y nos enseña un paisaje maravilloso, un maravilloso cuadro (en el sentido pictórico).

La vida de Joseph Mallord William Turner  no puede meterse en 150 minutos de metraje, por eso se recurre a darnos unas pinceladas, nunca mejor dicho, de su carácter, de su formación, de su apariencia, de su técnica, de su norte y de su ambición, todo ello en el marco histórico, geográfico, político y social en que transcurre.  El imperio británico es hijo del mar, y el mar está presente de forma permanente en la vida diaria, las referencias al mar son constantes en cualquier ambiente. El éxito y  la ambición son frutos de su laboriosidad y buen hacer y el desprestigio, cuando empieza la innovación,  es lo normal en un país tan conservador como Inglaterra,  que sigue siendo monárquico a pesar de haberle cortado la cabeza a alguno de sus reyes, gran aficionado a la pintura por cierto, de cuya almoneda tenemos magníficos cuadros en el museo del Prado.

a turner 2A mí me parece que la película está cargada de metáforas: el oficio de pintor (vocación, trabajo, aprendizaje, observación…), las 7 hijas de Eva (la madre, la ex, la hija, la puta, la criada, la solitaria, la compañera),  el paraguas su fiel camarada que nos indica que el tiempo en Inglaterra es el que es y que la luz de las escenas no es real sino algo interior del artista, la rivalidad política entre Francia e Inglaterra que trasciende a todos los ámbitos de la vida y en este caso a la pintura y los pintores cuando se ningunea a Claudio de Lorena, la mitología……

La película recrea algunas anécdotas conocidas de la vida del artista como la tempestad vivida al estilo Ulises o las relaciones con algunos personajes importantes, como el también pintor Constable o el crítico Ruskin;  en relación con este último no puedo evitar recordarle como el “pequeño Ruskin”, es insufrible.

Al parecer en el siglo XII en el reino de ultramar se tuvo noticia de que Manuel  Comneno emperador de Bizancio, gran coleccionista de objetos raros, tenía en su palacio un diente de dragón;  la búsqueda del dragón y la espada de San Jorge provienen de la antigua Inglaterra….pero esta es una historia para otra ocasión.

Vayan a ver la película, es interesante, pero dejen los prejuicios en casa y sáquenle punta  a las escenas, a los diálogos, a los cuadros y a la luz.