La vida es un mercadillo

Mercado de telas de 's-HertogenboschNada más entrar en la sala de la exposición del Bosco, que ha organizado el Museo del Prado de Madrid con ocasión del 5º centenario del fallecimiento del pintor, nos encontramos de frente con una de sus obras más significativas, aunque no sea la más conocida, se trata de un óleo sobre tabla de tamaño medio: Mercado de telas en ‘s-Hertogenbosch, y lo es porque en ella rinde homenaje a su ciudad natal, una de las más importantes en el ducado de Bravante, allí nace, allí vive y sobre todo allí pinta y firma sus cuadros como H.Bosch para resaltar la importancia que le da a su cuna, e, incluso, en esta escena del mercado está representada la casa  de su padre en la parte derecha del cuadro, según está documentado. Pinta una escena religiosa en la parte delantera, San Francisco, patrono de los pañeros, repartiendo telas entre los pobres, dejando constancia de la importancia del tema religioso y de su presencia omnímoda en aquellos tiempos convulsos de reforma y contrarreforma. La escena central del mercado de telas que ocupa la mayor parte del cuadro es muy peculiar por la forma que le da al mismo, completamente cubierto y abierto por los costados, que no se sabe bien si era lo habitual o solamente una licencia para representar la actividad interior al suprimir las supuestas paredes que quizás deberían cerrar el recinto.  Sigue leyendo

Anuncios

Epimeteo, Pandora y la investidura

En la mitología griega Epimeteo (el del pensamiento tardío) era hermano de Prometeo (el del pensamiento reflexivo y previsor). Ambos actuaban como benefactores de la humanidad, pero mientras que Prometeo se caracteriza por ser ingenioso e inteligente, Epimeteo se representa como algo tonto. Ambos eran titanes, hijos del titán Jápeto y de la oceánide Clímene.

D.G.Rossetti, Pandora - -

D.G.Rossetti,   Pandora 1828-1882. 1878.  Liverpool, Museum.

En un tiempo en que los dioses existían, pero no los seres mortales, después de que modelaran todas las especies, Zeus les encargó a los dos hermanos titanes, que proporcionaran diferentes cualidades a cada uno de los seres vivos que habían creado. Puestos a la tarea dotaban a unos de gran rapidez, a otros les daban armas, a otros alas, a otros les dieron la fuerza y después les suministró alimentos a cada una de las especies para que sobrevivieran. Pero Epimeteo gastó sin darse cuenta todas las facultades y dejó a la especie humana desprotegida, sin abrigo, sin calzado e inerte. Prometeo al no encontrar otra manera de salvar a los hombres decide robarle la sabiduría de las artes a Atenea y el fuego a Hefestos ofreciéndoselo como regalo a los seres humanos que desde entonces son los únicos seres vivos que dominan el fuego y la sabiduría.

Para vengarse de esta gran ofensa, Zeus mandó a Hefestos crear una mujer de arcilla llamada Pandora, a la que dio la vida y envió por medio de Hermes a la casa de Epimeteo llevando una jarra (que algunos han llamado caja) que contenía todas las desgracias (plagas, dolor, pobreza, crímenes, hambre, etc..) con la que Zeus quería castigar a la humanidad. Sigue leyendo

Claudio de Lorena

Se preguntarán ustedes a qué se debe que traiga aquí a Claudio de Lorena, pintor francés del siglo XVII contemporáneo de Velázquez y de Poussin,  cuya especialidad indiscutible fue  el paisaje, de ambientación frecuentemente religiosa o mitológica, que  se convierte en un escenario ideal para la evocación de antiguas epopeyas, dramas históricos y fábulas mitológicas – aunque le daba poca importancia a la narración cuya única misión era  por lo general para dar título al cuadro-. Sigue leyendo