Rogier  y  Pablo

A pesar de la coincidencia con el día del orgullo, aquellos disturbios del  28 de junio de 1969 en Stonewall (Nueva York), no se dejen llevar por el título porque no va a ser ese el tema de la entrada de hoy, se trata de una pareja de pintores famosos que, aunque separados por varios siglos, destacaron en su oficio y ahora se han reunido con algunas de sus obras en el museo del Prado de Madrid, para deleite de unos pocos madrileños y muchos foráneos.  El caso es que un día de esta semana me he visto “liberado” de mis obligaciones en el “campo” por causas totalmente coyunturales que no vienen al caso, y me he dedicado a remendar algunas tareas que tenía pendientes y entre ellas a visitar estas dos exposiciones temporales, pequeñas en cuanto a contenido pero magníficas por la calidad de las obras y el contexto en que se inscriben.

tríptico de miraflores

Sigue leyendo

Anuncios

regalo de cumpleaños

 

El Museo Picasso de París volvió a abrir sus puertas después de un cierre de cinco años de rehabilitación. El presidente François Hollande desveló, junto a Maya Picasso, hija del artista, la placa que hizo oficial la reapertura de este espacio dedicado al «Picasso, el español, el republicano, el comunista, el orgullo de Francia», señaló Hollande.

El museo, situado en una mansión del siglo XVII en el barrio de Marais, alberga una de las mayores colecciones del mundo de la obra del artista (más de 5.000 pinturas, esculturas y grabados, así como sus archivos personales). Además, la reapertura coincide con el cumpleaños del creador, el 25 de octubre, que pasó la mayor parte de su vida adulta en Francia, hasta su muerte en 1973.

Al hilo de esta noticia, se me ha ocurrido traer aquí un cuadro de Picasso y otros tres que tienen algunos rasgos comunes: la composición inspirada en el de  Goya y la intencionalidad de la denuncia de la barbarie.

masacre en corea picasso 2

Masacre en Corea

En 1951, pocos meses después de estallar la Guerra de Corea (enfrentamiento entre Corea del Norte y Corea del Sur entre 1950 y 1953, ambas apoyadas por China y EE.UU respectivamente)  Picasso decidió pintar esta obra de estilo expresionista, renovando su compromiso pacifista y antimilitarista inaugurado con el Guernica. Nos presenta la escena dividida en dos mitades separadas por un pequeño río. A un lado, un grupo de civiles compuesto por mujeres y niños, con sus cuerpos desnudos como símbolo de inocencia. Al otro lado, un grupo de militares estadounidenses, también desnudos, pero armados y apuntando con sus rifles a la masa indefensa. Sus rostros aparecen tapados con una especie de cascos que los deshumaniza, convirtiéndolos en máquinas de guerra. Sigue leyendo