El engaño del independentismo catalán al pueblo saharahui

……no mirar al este……

sombrasdeldesierto

23.10.2016 / Sombras del desierto

img-20161023-wa0007

Este año, la EUCOCO se va a celebrar en Barcelona, un nuevo movimiento estratégico del Frente Polisario para arrimarse al sol que más calienta, en este caso, el independentismo catalán. Es paradójico comprobar que los responsables del Frente Polisario se despojan de su ideología política cuando se trata de lograr algún apoyo, del tipo que sea. No han tenido reparo alguno en hacer o compartir actos con representantes de cualquier color político, independientemente de que fueran de extrema derecha, nacionalistas, de derechas o de izquierdas, monárquicos, republicanos… En definitiva, con cualquiera que fuera que tendiera una mano hacia la reivindicación de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

Pero ¿dónde está el límite de las renuncias que se puede permitir hacer el Frente Polisario sin caer en la incongruencia con su propio discurso político? Los partidos independentistas catalanes y vascos son su gran apoyo…

Ver la entrada original 624 palabras más

Anuncios

Si no hubiera una MLRS habría que inventarla

qué hay de cierto en esta denuncia? ….. tras cuarenta años de olvido

sombrasdeldesierto

Sombras del Desierto 27/05/2016

1464300453294-2

Sin duda, la Media Luna Roja Saharaui fue una de las mejores ideas del Frente Polisario. La forma perfecta para manejar y “distribuir” a su antojo toda la ayuda que se destina a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia.

La MLRS no está reconocida como Organización por Red Cross Internacional. No es más que una Organización “invitada”, pero no está reconocida. Por supuesto tampoco está reconocida por la ONU. Entonces…  ¿Por qué actúa como si lo estuviera? ¿Por qué está reconocida como intermediario válido por Espaňa y otros países?.

Sin duda, el haberse apoderado del nombre “Media Luna Roja” ha ayudado mucho. Esa “Organización” está presidida de forma unipersonal por el saharaui y miembro del Frente Polisario (todo queda en casa) Buhubeini Yahia. Él controla TODO.

Las ayudas “humanitarias” se ingresan directamente a SU CUENTA (él es el titular) del Banco Santander y…

Ver la entrada original 181 palabras más

Navidad en el desierto

Al llegar estas fechas no puedo uno por menos que mirarse en el interior y sacar los recuerdos. Nos dicen que esta nochebuena de 2015 coincide con una fase de la luna especialmente mágica, la luna llena, fenómeno que no es muy frecuente ya que la última vez que coincidió fue hace unos cuarenta años y que no volverá a repetirse en otros veinte al menos. En aquel año, 1974, unos cuantos españoles pasamos la Navidad en el desierto, en la antigua provincia del Sáhara Español, territorio que administra actualmente Marruecos y que reivindica con tesón el pueblo saharaui. Me tocó vivirla, en concreto, abarracado con toda la compañía, en la cadena de dunas al noroeste del puesto de Daora a escasos kilómetros de la frontera norte y les puedo asegurar que no recuerdo como estaba la luna, a pesar de que el cielo despejado y brillante de estrellas era el techo de nuestros sueños en aquel campamento improvisado, lo que si recuerdo era la sensación que produce no ver ningún árbol en el paisaje, la sensación de soledad, la sensación de no Navidad.

arbre_du_tenere_by_Sternenstaubfinger

Les traigo hoy como felicitación esta imagen del Árbol de Teneré en el desierto del Sáhara (Níger) y su pequeña historia. Sigue leyendo

El joven e inexperto teniente

mapa del saharaSi hacen memoria  del mapa del antiguo Sáhara Español, recordarán que los límites del territorio eran líneas rectas y estas se marcaban con  mojones  de hormigón hundidos en el suelo – los  llamábamos los “hitos”-  en los que en la parte española se podía ver la E de España grabada en el hormigón y en la parte contraria la M de Marruecos o Mauritania, o bien la A de Argelia; de un hito a otro podía haber muchos kilómetros y si te encontrabas en medio de ellos ya no sabias en qué lado estabas, si en tu casa o la del vecino, de ahí el gran problema que existía en el control de los nómadas civiles con sus rebaños;  el caso es que la frontera  se estableció artificialmente -ante las fricciones con Francia- en  una serie de acuerdos entre  1900 y 1904 (Tratado de París) en los que se  delimitaron las áreas de influencia de ambos países, fijándose el límite norte del Sáhara Occidental en el paralelo 27º 40′ N.,  este paralelo era la frontera con Marruecos. Sigue leyendo

Sahara: la árida tierra que sólo sirve para cruzarla

Estas son tres historias del antiguo Sahara español. Han pasado 40 años, 1975, el último año de la administración española del territorio del Sahara occidental y Rio de Oro, año lleno de acontecimientos que se agolpan en la memoria y que difícilmente podrían salir a la luz en toda su dimensión, acontecimientos políticos unos y actos hostiles desde diversos frentes otros:  visita de la comisión de la ONU, visita del Príncipe de España, manifestación saharaui antiespañola, sedición de saharauis  en dos patrullas de tropas nómadas y captura de los oficiales, suboficiales y soldados europeos, secuestro de un industrial canario, atentados en la ciudad del Aaiún, escaramuzas  con elementos   armados polisarios, incursión a la base de Hausa con la muerte de un español, ataque con misil a un helicóptero en la frontera de Tah, emboscadas, operaciones de barrido, establecimiento de campos de minas en Daora, la Marcha Verde, la cesión de la administración a Marruecos y Mauritania,….. Sigue leyendo

La rosa del desierto

a ROSA-DEL-DESIERTOLa rosa del desierto es una roca sedimentaria evaporítica formada en los desiertos, de ahí su nombre, cuando se forman diversas capas de yeso, agua y arena. Forma cristales muy bellos que recuerdan la forma de una flor, de ahí la denominación de rosa. Suele ser de color arena oscura. Por su composición sería apto para ser usado en la construcción, pero su contenido en arena hace inviable este uso, por lo que su interés es plenamente ornamental o decorativo.

Pero también, La rosa del desierto  es una historia de amor entre dos niños que viven en la zona ocupada del Sahara Occidental, antiguo Sahara Español, y que se ven obligados a separarse por la situación social que se vive en este territorio. Es éste un  documental en el que se ponen en cuestión a lo largo de su dialogo varios temas sociales de gran trascendencia y actualidad: en primer lugar se presenta el conflicto entre Sáhara y Marruecos, un enfrentamiento que se alarga ya más de tres décadas que se ha saldado con una guerra sin cerrar y un pueblo dividido entre el exilio y la ocupación; en segundo lugar y no menos importante se pone de relieve el fenómeno de la inmigración africana a Europa, pues el expolio de los recursos naturales y la corrupción de las clases dirigentes han llevado a África a una situación de empobrecimiento forzoso lo que obliga a que muchos africanos opten por emigrar en busca de una vida mejor, siendo Europa su principal opción; en tercer lugar y como remedio mágico aparece el proyecto de la Gran Muralla Verde que mediante la plantación de árboles a lo ancho de todo el continente africano se pueda reducir el impacto de la desertificación y con ello recuperar la economía regional, proyecto utópico para algunos pero al que cada vez se van adhiriendo mayor número de expertos que ven en él la solución a la emigración africana hacia otros países.

honda 750 2Había muchas rosas del desierto en el Sahara y en las primeras patrullas por el interior, que es como llamábamos al desierto, volvíamos siempre cargados con unas cuantas, ya que  siempre encontrábamos más bonita la siguiente pero no tirábamos ninguna, también recogíamos geodas que se encontraban a ras del suelo en algunos lugares que los más veteranos conocían y se trasmitían con reserva como si se tratara de las minas del tesoro.

Pero mi rosa del desierto en aquella primavera de hace 40 años fue esta maravillosa moto de cuatro tiempos, mi primera moto, allí me examiné, es un decir, del carnet de conducir A que el capitán de tráfico de la policía territorial nos concedía después de un agradable interrogatorio y unas cervezas en el casino militar. Me la compré por catalogo, nunca antes la había visto, claro que en aquella época había muy pocas, y me la mandaron por avión desde el concesionario de Las Palmas hasta el Aaiún y aquí empieza esta pequeña aventura que os voy a contar.

a mosaico sahara

Al mediodía, después de la jornada de instrucción de la mañana y en el intervalo que teníamos para almorzar, me subo en una estafeta, que hacía la ruta desde cabeza de playa hasta el Aaiún, que me dejó en el  aeropuerto que estaba muy próximo a la población; recojo la moto de la terminal de carga, allí mismo le quito las maderas que a modo de jaula la habían puesto para el transporte y me subo a la flamante máquina, tardé un poco en identificar el arranque pero al final la puse en marcha y salí del aeropuerto, en aquella época no había que ir con casco. Al salir a la pista tuve la tentación de dar una vuelta por la población en vez de volver directamente al acuartelamiento de cabeza de playa y esa fue mi perdición; al entrar en el Aaiún cuyas calles a esas horas estaban bastante vacías, me encuentro a una jovencita europea conocida, hija de militar por más señas y que a la sazón tonteaba con algunos de los oficiales solteros en los escasos  días que se podía acudir  al casino; bueno, después de saludarla y de admirar ella la maravillosa montura que yo lucía como un pavo real, decidimos dar una vuelta y se subió a la moto; sólo había dos carreteras asfaltadas, la que unía el Aaiún con cabeza de playa y unos cuanto kilómetros de la pista que llevaba a Smara pasando por Edchera, en concreto hasta el oasis del Messeied que fue la que tomamos; íbamos con el tiempo justo de dar una vuelta y volvernos cada uno a nuestro trabajo, ella trabajaba en las oficinas de Fosbuccra, la empresa que explotaba las minas de fosfatos, y yo después de dejarla en el Aaiún tenía que volver a cabeza de playa para los trabajos de la tarde; pues bien cuando habíamos recorrido 5 ó 6 kilómetros la moto se para,  yo me cojo un rebote impresionante, ella se asusta, lo primero fue tranquilizarla asegurándole que no estaba preparado, es malo dar tantas explicaciones a las mujeres, a continuación consulto el libro de instrucciones y allí descubro después de un buen rato que para el transporte aéreo hay que desinflar las ruedas de las motos y vaciarlas el depósito de gasolina, este descubrimiento me tranquiliza pues en aquellos momentos mis preocupaciones eran tres: 1 qué le ha pasado a mi moto nueva?.  2 no se pensará ésta que quiero llevarla al huerto.  3 mi jefe me mata por haberme escapado. Esa pista estaba muy poco transitada, al cabo de un buen rato vemos aparecer un Land Rover civil conducido por un nativo de camino al Aaiún,  le paro, le explico, le doy cien pesetas y le digo que me traiga gasolina,….si mi tiniente, si mi tiniente, yo iba de uniforme, claro,…. Todavía le estoy esperando, no tuve la precaución de anotar su matrícula; a la media hora viene otro, la misma operación pero en este caso le pedí su cartera, no me puso mucha resistencia,  y me quedé con su documentación hasta que volvió. Final feliz.