Memes y tetes

gc-y-salto-de-vallaYo creo que a muchos de ustedes les ha debido de pasar lo mismo que a mí, que, a pesar de estar usándolos con relativa frecuencia en nuestras relaciones informales a través de las nuevas tecnologías, que nos han invadido, no hemos sido conscientes de que estábamos usando memes. Al parecer a todos esos mensajes graciosos, críticos, ocurrentes e incluso cursis que nos mandamos, por wasApp principalmente, se les incluye en la categoría de memes, y aunque la explicación no es muy pacífica, todo apunta a que proviene de una teoría científica del pasado siglo según la cual el conocimiento se nutre de unos factores heredados a través de los genes y otros adquiridos a través de los memes, que vienen a ser las unidades primarias culturales de conocimiento transmitidas, susceptibles de llegar a muchos destinatarios en cortos intervalos de tiempo. La explicación es un poco grosera pero no quiero aburrirles con más detalles, sólo hacer hincapié en sus dos notas diferenciadoras: que se trata de unidades elementales y que se transmiten muy rápido a muchos destinatarios. La primera de estas notas, la sencillez, nos lleva a englobar en los memes cualquier idea sugerida con una imagen, una frase, un movimiento e incluso un sonido breve; la rapidez nos indica el método de difusión, a través de las redes sociales. Sigue leyendo

Anuncios